Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

José Luis Torremocha
José Luis Torremocha
El francés dirige al Atlético hacia el triunfo

La clasificación del Atlético como antes del choque depende de un milagro. Si finalmente el equipo rojiblanco no pasa octavos será de justicia, por el bajo nivel exhibido en los partidos anteriores a esta quinta jornada.

Si llegaba la ansiada primera victoria colchonera, sin duda estaría ligada a Griezmann, quien incluso sin correr como la pasada campaña, hizo todo lo que el club que lidera exige de él: entrega y acierto.


Tras el holgado triunfo del Chelsea ante el Qarabag, los rojiblancos se agarrarán al que será su verdugo si el sueño no se cumple. Con el fin de llegar a la cita con alguna opción, Diego Simeone apostó por poner en el escaparate en el partido más importante de la temporada a aquellos que necesitan reivindicarse. Saltaron al césped Augusto - tras su lesión -, Torres, Lucas, Giménez, Carrasco y Griezmann.

La inesperada baja de Juanfran, causó la entrada de Thomas como recambio de emergencia. Sufrió de lo lindo el ghanés con los constantes ataques de Perotti y Kolarov. Al igual que Augusto en el primer tramo, lejos todavía del jugador que se ganó la confianza del Cholo antes de lesionarse, pero cuyo rendimiento aumentó según sumaba minutos hasta alcanzar el aprobado.


Tomando en consideración que la Roma acudió a Madrid con la clasificación de cara, controló el encuentro con Nainggolan como temporizador del juego romano, y aprovechando los espacios generados por Dzeko en la primera mitad. Con poco más, y solo con una ocasión clara en todo el encuentro por parte de los Di Francesco aspiraron a sellar la clasificación en el Metropolitano.

Bien es sabido que este Atlético no se caracteriza por el dominio, y hasta los últimos 25 minutos de encuentro sólo las arrancadas de Carrasco y Torres, generaron la reacción de la zaga visitante como único recurso y sin excesivo peligro.


Demasiado poco para soñar con toda una clasificación a los octavos de la Liga de Campeones por una carambola, hasta que Simeone, tras el disparo al palo del capitán romano en el minuto 65, decidió jugársela con la entrada de Gameiro y Correa. Con todos los delanteros convocados por el Atlético, salvo Vietto


Griezmann con un gol de bella factura, y luego con una asistencia definida con gran acierto por Gameiro, respondió por fin a lo que se exige de él para hacer grande a este Atlético. A este nivel, se puede creer en los milagros. Con pase o sin él, los atléticos recuperaron su mejor fútbol, en lo que puede servir para un punto de partido a sumar más victorias que empates. Los siguientes exámenes contra Levante, Elche, y Real Sociedad tal vez sirvan como el impulso definitivo para imponerse al Chelsea, ya clasificado. 

Los lloros por emoción, rabia o tristeza están garantizados.









Ficha técnica:



2-Atlético de Madrid: Oblak (2); Thomas (1), Giménez (2), Lucas (2), Filipe Luis (2); Saúl (1), Augusto (1), Koke (1), Carrasco (1); Griezmann (3) y Torres (2).


0-AS Roma: Becker (2); Bruno Peres (0), Manolas (2), Fazio (3), Kolarov (3); Pellegrini (1), Gonalons (2), Nainggolan (3); Gerson (2), Perotti (3) y Dzeko (1).


Goles: 1-0 Griezmann (min.70), y 2-0 Gameiro (min.86).


Cambios: En el Atlético de Madrid: Correa (2) por Thomas (min.70), Gabi (2) por Koke (min.60), y Gameiro (3) por Carrasco. En la AS Roma: Strootman(1) por Pellegrini (min.59), y El Shaarawy (s.c) por Gonalons (min.77).


Árbitro: Björn Kuipers (holandés) (3). Mostró tarjeta amarilla a Manolas (min.20), y Filipe Luis (min.60). Expulsó a Bruno Peres por roja directa (min.73).


Incidencias: 68.000 espectadores en el estadio Wanda Metropolitano. Quinta jornada de la Liga de Campeones.

Artículos del autor

El primer duelo de titanes madrileños en el Metropolitano no respondió a las expectativas, y se recordará como uno de los más aburridos en la era Simeone. Ronaldo y Griezmann pasaron desapercibidos.

Los rojiblancos tuvieron la noche más aciaga desde que Simeone tomó las riendas. El modesto Qarabag dio una lección de cómo jugar a domicilio, y gracias al gol de Míchel peleará por meterse en la Europa League.

Los colchoneros no supieron cerrar el partido contra el Villarreal, y con todo a favor perdieron dos puntos a diez minutos de la conclusión tres días antes de la prueba de fuego ante el Qarabağ.

El duelo entre dos de los tres invictos de la Liga terminó en empate. Rojiblancos y culés acariciaron la victoria, pero sólo los locales fueron los que pidieron la hora en un partido que pudo sentenciar Messi en el tiempo de descuento.

El campeón inglés pasó como un vendaval por el Wanda Metropolitano. Los locales sólo pudieron aguantar el empate hasta el minuto 93 sin apenas crear ocasiones de gol, y presos de la desesperación.

Los rojiblancos siguieron con la racha en su nuevo estadio, y tras hallar sus mejores sensaciones se sitúan segundos. Un fallo de N’Zonzi sentenció a los sevillistas, que dominaron pero sin crear apenas oportunidades.

Los rojiblancos inauguraron su nueva casa con la mejor de las noticias pero con poco fútbol ante un Málaga que mereció puntuar. Un jornada más los de Simeone seguirán en el  cuarteto de cabeza.

Los rojiblancos se despidieron del estadio asociado a los mayores éxitos deportivos, ganando y casi enamorando. Cierre brillante de campaña ante un desconocido Athletic, incapaz de competir.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris