Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Hispanos   Españoles   Valores   Virtudes   Envidia  

Consideraciones sobre la bravura del hispano

Tenemos virtudes que son innegables, no se pueden esconder y son reconocidas por personajes ilustres
Manuel Villegas
martes, 1 de febrero de 2022, 09:39 h (CET)

Los españoles denigramos y rechazamos todo lo nuestro, la envidia es nuestro principal pecado, y basta con que alguno sobresalga en algún arte, disciplina o cualquier otro tipo de valía, para que lo ataquemos sin piedad. La Historia de España está llena de gestas incomparables que no han podido ser superadas, pero denostadas por nosotros mismos.

         

Una muestra de ello es que la Leyenda Negra que tanto mal ha causado a nuestra España, y de la que se han beneficiado las potencias extranjeras, nuestras enemigas. La inició el Secretario de Felipe II, Antonio Pérez, y fue continuada por nuestros mismos compatriotas; pero tenemos virtudes que son innegables, no se pueden esconder y son reconocidas precisamente por personajes ilustres que, en ciertos momentos, han sido enemigos de nuestra España. Veamos algunas:

         

Margaret Thatcher ante la guerra de las Malvinas:

“Y ahora veremos si los argentinos son descendientes de españoles o de italianos. Si son descendientes de italianos la guerra acabará pronto, si de españoles la batalla será ardua, larga y dura”

         

Cierto Almirante francés sobre la gesta de los Tercios en Empel:

“Cinco mil españoles que a la vez eran cinco mil infantes y cinco mil caballos ligeros y cinco mil gastadores y cinco mil diablos”.

         

Comentario entre los generales alemanes sobre la batalla de Nordlinger (1634, Guerra de los 30 años):

“…los españoles peleaban como diablos y no como hombres, estando firmes como si fueran paredes".

         

Coronel sueco en la batalla de Nordlinger (los suecos fueron derrotados en esta batalla):

“Nunca nos habíamos enfrentado a un soldado de infantería como el español. No se derrumba, es una roca, no desespera y resiste paciente hasta que puede derrotarte”.

         

Napoleón Bonaparte:

“Si queremos dominar al mundo, antes debemos anexionarnos a los vecinos del sur, su arrojo y voluntad nos dará la victoria que necesitamos”.

A los españoles les gusta renegar de su país y de sus instituciones, pero no permiten que lo hagan los extranjeros”. (Gran verdad, añado yo).

No olvidemos que, tras la invasión por los franceses en 1808, estos salieron de España con el rabo entre las piernas, cosa que, salvo el revés sufrido en Rusia, causado por el General Invierno, no había ocurrido en ningún país atacado por el Cónsul Emperador.

         

José I Bonaparte:

“Hacen falta muchos medios para someter a España, este país y este pueblo no se parece a ningún otro. No hay un soldado español que defienda mi causa”.

         

Adolf Hitler a sus generales cuando le propusieron invadir España:

“Ni hablar. Los españoles gobernaron una vez el mundo, es el único pueblo mediterráneo verdaderamente valiente, organizarían guerrillas en nuestra retaguardia. No se puede entrar en España sin el permiso de los españoles". (Yo añado: la guerrilla es una forma de combate creada por los hispanos) (Recordemos a Viriato después de la traición del Pretor romano Galba).

         

General alemán Josef “Seep” Dietrich (general de las Waffen-SS- de Hitler):

"Cuando veáis a un soldado desaliñado, indisciplinado y sin afeitar, cuadraos ante él. Es un héroe español. Son valientes, duros, no ceden ante nada, qué orgullo me da que los españoles estén con nosotros”.

         

Hipólito Tiene, filósofo, crítico e historiador francés (1828-1893):

"Hay un momento superior en la especie humana. La España desde 1500 a 1700".

         

El Canciller alemán Bismarck cuando le preguntaron que cuál era la nación más fuerte del mundo:

“España es el país más fuerte del mundo, lleva siglos intentando destruirse a sí misma y todavía no lo ha conseguido".

Puede ser apócrifa, pero refleja la actitud de los españoles ante nuestra España.

         

¿Acaso este espíritu indomeñable es herencia de los iberos que dieron muestras de su tenaz valor en resistencias como en Sagunto o Numancia, donde prefirieron suicidarse antes que rendirse? ¿Es consecuencia de las fuerzas tectónicas como nos explicaban nuestros profesores que podrían ser la causa de las contiendas entre Israel y Palestina?

         

Nadie, creo, puede aventurarse a expresar una opinión válida sobre ello pero, lo cierto es, la Historia lo confirma, que el hispano, el habitante de esta piel de toro que los fenicios llamaron Spania (tierra de conejos) no hacen honor a esta denominación, sino a la de bravos como los toros de lidia que se crían en nuestros campos y que únicamente los toreros españoles y los que han heredado nuestra sangre allende los mares, se atreven a enfrentarse con ellos.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Luces y sombras del segmento de plata

A medida que trascurren los años comienzas a descubrir las ventajas e inconvenientes -que disfrutas o padeces- a medida que te adentras en el segmento de plata

Juegos peludos

La ambigüedad estratégica que ha desarrollado Washington con respecto a Taiwán, hoy se decanta por provocar a Pekín

El norte de Afganistán, el ISIS artificial y el grupo talibán

La mayoría de los talibanes han formado facciones de guerra bajo el nombre de ISIS y se consideran nuevas piezas del juego en el norte del país

Reprobación necesaria ante la depravación

Si tuviésemos un presidente con sentido común y un Gobierno equilibrado, la pervertida ministra de Igual Da ya estaría cesada

Tertulias made in ‘El País’

El suicidio está silenciado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris