Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Reflexiones   Moral   Ser humano   Humanidad   Valores  

La "desgracia" de ser rico sin esfuerzo

​La evolución del ser humano, en todas sus facetas sociales, va llevándonos hacía escenas bíblicas terribles que nunca soñamos ver tan cerca
Ángel Alonso Pachón
@AAP1942
viernes, 9 de julio de 2021, 15:11 h (CET)

Siempre recordaré una breve frase que un religioso descolocado repetía a menudo: “Si quieres vivir como un rico haz un voto de pobreza”.

En su momento quise entender que era un sentimiento de despecho… Hoy, dudo de mi inocencia y, sin generalizar creo que ese religioso, no tan despechado, tenía bastante razón.


La evolución del ser humano, en todas sus facetas sociales, va llevándonos hacía escenas bíblicas terribles que nunca soñamos ver tan cerca. El deterioro de las culturas tradicionales de una Europa, hoy común, dentro de poco no sabemos, va tomando tintes escatológicos: lo primero y base de todo lo que vendrá es permitir que la IGNORANCIA gestione, que las LENGUAS separen en vez de unir y que las “JERARQUÍAS” vuelvan a los tiempos de palios, con humilladero de cerviz.


Esas tres categorías han hecho que lo SOCIAL esté en manos de utilitarios servidores de intereses populistas, que las LENGUAS se hayan convertido en parapetos de “gobernantes de ínsulas quijotescas” y que las JERARQUÍAS se conviertan en especialistas de “Juegos de Tronos”.


Según escribo, voy pensando, que aquel religioso despechado tenía bastante razón, porque, generalizando, estamos viendo que la sociedad sacia a los mediocres con tal que tiren del carro, en silencio y sin preguntar.


Se habla de CONVENTOS, donde los votos se han convertido en una especie de condimento necesario para recibir, “con humildad”, todo lo que fuera se recibe con el “sudor del trabajo incierto”.


Se habla de INSTITUCIONES, en las que el sometimiento sin crítica es la mejor manera de llegar al contrato indefinido.


Se habla de JERARQUÍAS RELIGIOSAS, en perpetuo cónclave con los adversarios, como forma de asegurar un “Status”.


En definitiva, la globalización sin moral, ni historia cultural, nos trae lo aquí expuesto de forma mediocre, pero real. La subsistencia personal y de grupo, tomada como base de desarrollo, trae consigo el sometimiento, el “paso por las horcas caudinas”… eso no nos llevará a un desarrollo cultural, social y moral, sino a la vergüenza de vivir y respirar “tirando del carro globalista, en silencio y sin preguntar”.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Y si gana la derecha en las próximas Elecciones Generales?

Podríamos asistir al triunfo de la nueva CEDA representada por PP y Vox (previa absorción de los restos del naufragio de Ciudadanos)

En la recta final

​A lo largo de la vida vemos lejana la vejez. Los avatares de la misma y la propia senectud nos descubren, inesperadamente, la realidad de los hechos

Ha llevado a la cárcel

Juan García, Cáceres

'Talibania fiscal'

Ángel Morillo Triviño

Satanás se infiltró en la Iglesia

Jaime Fomperosa Aparicio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris