Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Historia   Ejército   Religión   Instituciones públicas   Iglesia   Fuerzas armadas  

​Ayer y hoy del vicariato castrense

La institución se encarga de la "asistencia religioso-pastoral a los miembros católicos de las Fuerzas Armadas"
María del Carmen Portugal Bueno
@PortugalBueno
martes, 6 de abril de 2021, 02:54 h (CET)

El ejército permanente con soldados profesionales en España tiene como autor al cardenal Cisneros. Una iniciativa que el emperador Carlos V afianza con la creación de los Tercios en el año 1532. Desde sus inicios, los Tercios tienen un encargado de su vida espiritual y así se refleja en las Ordenanzas donde se recoge la figura del capellán como un miembro más de la unidad militar.

Con anterioridad a este hecho, concretamente durante la Edad Media, los ejércitos no son permanentes, sino que los soldados son reclutados para cada campaña bélica. En todas ellas los huestes eran acompañados por los sacerdotes locales y los capellanes palatinos. Se trata de un servicio espiritual que ya se ofrecía en la Antigüedad a través de los sacrificios y plegarias a los dioses con la finalidad de alcanzar el éxito en la batalla.

Esta temporalidad de la configuración del ejército desaparece con los Tercios, del mismo modo que desaparece esta característica en su normativa religiosa. En el año 1645 el papa Inocencio X redacta el breve Cum Sicut Maiestatis Tuae creando la primera jurisdicción eclesiástica castrense de España. Sin embargo, esta solamente se aplica a los ejércitos que no se encuentran en sus diócesis correspondientes. Con el paso del tiempo, a lo largo del siglo XVIII, se crea el vicariato castrense.

Actualmente, el vicariato castrense se encarga de la «asistencia religioso-pastoral a los miembros católicos de las Fuerzas Armadas», tal y como recoge el Instrumento de Ratificación del Acuerdo entre el Estado Español y la Santa Sede sobre la Asistencia Religiosa a las Fuerzas Armadas y el Servicio Militar de Clérigos y Religiosos de 1979.


El vicariato castrense es una diócesis personal, sin territorio asignado, que consta de un arzobispo, vicario general y curia, esta última integrada por provicario general, secretario general, vicesecretario, delegado de formación permanente del clero y delegado pastoral.

Concretamente en España existen tres vicariatos integrados en el Arzobispado Castrense, los ejércitos de Tierra, Mar y Aire con sede en sus cuarteles generales respectivos. La sede del arzobispado está establecida en Madrid siendo su iglesia principal «el antiguo templo cisterciense de la calle Sacramento», recoge el documento Estatutos del Arzobispado Castrense de España. 

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Toda la historia de la fuerza aérea. Del Chaco a Guernica

La teoría de la aviación militar se desarrollaba en Sudamérica, mientras esperaba su fatal destino Gernika

Volcanes entusiastas

El mejor futuro radica en encauzar tantos volcanes juveniles y no en imponerles la lava de cada ministro

La herencia religiosa (¿?)... en busca del arca

El mundo religioso, de extraordinario valor espiritual, ha envejecido, con la tranquilidad de poder disfrutar de “residencia de jubilados”

La culpable inocencia de nuestros políticos

Catalanes y vacos no han dejado de exigir beneficios y prebendas en contra del resto de los españoles

​Un grano en el trasero de Sánchez

Si antes Ayuso salvó a Madrid de las arbitrariedades del presidente, ahora salva al ocio nocturno, a la hostelería y otros eventos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris