Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
María del Carmen Portugal Bueno
María del Carmen Portugal Bueno
El espacio debe acoger la ubicación de la familia disponiendo de sillas

La finalidad de una capilla ardiente es facilitar la despedida pública de la persona fallecida, sin abandonar el ambiente familiar e íntimo del momento. En este sentido, por capilla ardiente nos referimos a un emplazamiento y no a un acto en sí mismo.


Fundéu BBVA nos aclara que una capilla ardiente se instala, se dispone o se abre, pero no se celebra: «La voz capilla ardiente se refiere a una cámara donde se vela un cadáver o se le tributan honras, de modo que se trata de un lugar, no de un acto».


La necesidad principal a la hora de montar una capilla ardiente es dar cabida al número de personas que se estima que van a dar su último adiós al difunto. Generalmente las capillas ardientes se instalan cuando el finado es una autoridad o personalidad pública de gran arraigo en la sociedad. En consecuencia, las capillas ardientes se montan en aquellos lugares en donde el fallecido realizaba su vida pública o tenían una relación directa entre su profesión.


Por ejemplo, la capilla ardiente del futbolista José Antonio Reyes se instaló en el estadio Ramon Sánchez Pizjuán y fue visitada por unas once mil personas. O la capilla ardiente del ex presidente del Gobierno de España, Adolfo Suárez, ubicada en el Congreso de los Diputados y por la que pasaron treinta mil personas.


Las capillas ardientes se suelen instalar en espacios efímeros y los elementos materiales que puede acoger son el catafalco, iluminación, sillas, coronas de flores, banderas, crucifijo, reclinatorio y fotografía del fallecido.


Lógicamente, el espacio debe acoger la ubicación de la familia disponiendo de sillas destinadas a los miembros familiares, principalmente.


También, se puede habilitar una zona, generalmente en el acceso a la capilla ardiente, para colocar el libro de condolencias. El objetivo de este ejemplar es dar la oportunidad a las personas que asisten al velatorio de plasmar palabras de afecto y consuelo a los familiares del fallecido.

Artículos del autor

El ejército permanente con soldados profesionales en España tiene como autor al cardenal Cisneros. Una iniciativa que el emperador Carlos V afianza con la creación de los Tercios en el año 1532. Desde sus inicios, los Tercios tienen un encargado de su vida espiritual y así se refleja en las Ordenanzas donde se recoge la figura del capellán como un miembro más de la unidad militar.

La figura del copríncipe es fruto de la tradición institucional andorrana «surgida de los Pareatges y de su evolución histórica», tal y como recuerda el artículo 43.2, en donde se indica que este título se otorga con carácter personal y exclusivo al obispo de Urgel y al presidente de la República Francesa.

En consecuencia, y a efectos protocolarios, no se reconoce la representación, salvo la de quien ostente expresamente la de Su Majestad el rey o del presidente del Gobierno. Es decir, que salvo quien represente al jefe del Estado o al jefe de Gobierno, quien represente a cualquier otra autoridad ocupará el lugar que por sí mismo, por el cargo que ocupa, le corresponde.

Es decir, en ellas se establece una jerarquía de gobierno.Por otra parte, el canon 707.2 recoge el nombre de cofradía en referencia a las pías uniones cuya finalidad principal es el culto público.También, el Código de 1917 recoge el término archicofradía en su canon 720: «Las hermandades que gozan de la facultad para agregar a sí otras de la misma especie, se llaman archihermandades o archicofradías, o pías uniones, congregaciones o sociedades primarias».En definitiva, se puede decir que las cofradías y hermandades son pías uniones, o asociaciones públicas de fieles en las que podemos introducir algunos matices si queremos establecer una diferenciación entre ellas.

También Aragón tiene recogido en su derecho premial la placa de reconocimiento. Este honor se destina a distinguir acciones, logros o circunstancias que «merezcan destacarse en la medida en que de manera transitoria o duradera, contribuyan a realzar positivamente la imagen de Aragón», indica el artículo 6º en donde se añade que también se concede como reconocimiento a «heridos y secuestrados en actos terroristas y a personas físicas, entidades e instituciones por su labor en la lucha contra el terrorismo o en el proceso de integración de las víctimas».

El hecho de desconectar este dispositivo no se debe, exclusivamente, a evitar el tono de una llamada sino, también, a que durante la ceremonia no hagamos uso de él. En definitiva, eliminar toda distracción que nos impida participar activamente del, por ejemplo, sacramento de la eucaristía.

Sin embargo, el profesional de organización de eventos debe encontrarles su sitio apropiado, aquel en el que no quepa duda alguna de su idoneidad. Es la retórica del protocolo, dar a cada componente el sitio que le corresponde en el espacio del acto de tal forma que no exista la más mínima posibilidad de otra ubicación acorde a la razón del evento.

Las celebraciones litúrgicas de la Semana Santa, a fecha de hoy, no han sido suspendidas, pero si así fuera, viviremos el misterio pascual como el año pasado, a través de las redes sociales y de los medios de comunicación.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris