Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Aurora Peregrina Varela Rodriguez
Aurora Peregrina Varela Rodriguez
No poderles perdonar

Tengo un miedo insuperable, corro sin saber por donde, aunque me accidente y fallezca, todo antes de que lo gris envuelva mi pobre vida llenándola de pesadumbre, sin dejarme descansar. Si hubiera escuchado a mi progenitora dejaría las carreteras aunque hubiera que pagar peajes y peores fueran los paisajes que me tocará ver de cerca. No en todo hay que ser pobre, humilde y corriente. Otros usan buenas vías de circulación y sus coches son de buenas marcas, en ellos llevan buenas radios, gps... yo sólo llevo tres gorritas viejas, impermeable, bolsas de croquetas de gato, cds, jaulas y bolis.


A algunos seres vivos nuestro Señor les da de todo, para después pasar a cobrarles de la manera más cruel. Yo no podré defenderles, no tengo ese poder para usar, yo no soy nadie para eso, y si pudiera les pondría un suspenso y les alejaría de mí todo lo posible, lejos, loin, distantes, mucho mucho, de acuerdo.

Artículos del autor

Alguna vez siento ganas de gritar y siempre lloro de pena, hoy dormí 4 horas en la tarde que me hacían falta, me hicieron bien, lo sé, me reanimaron...

Del 19 de diciembre al 6 de enero en la Galería de arte calle Granada, 80 de Almería, los pintores Manuel Domínguez y Carmen Martínez, inauguran una exposición de arte clásico. Expondrán diversas obras figurativas que reflejan sus peculiares estilos y gustos por determinados temas. No faltarán las enormes flores de Carmen ni la variedad de objetos de Manuel.

Pochita, nuestra gatita blanca y negra, concha de tortuga, máscara de zorro, gato con botas y cuerpo de niña obesa, está gorda la chiquilla salada, lunar de gitana azucarada...

Soy Ita, mal y bien lo pasé, quiero volar pero soy de tierra, dos piernas muevo, quiero irme pero tengo que desplazarme, y ellos sí, ellos y a ellos les pido que me permitan respirar profundamente...

Joya de valor sentimental. Santo, es “el caballo”. Palomo era elegante, genial, era una estrella del circo celestial. Volaba alto, Palomo y yo, yo y él, sin más.

Me llamaron por teléfono de Save the Children, por una urgencia que hay en el Cuerno de África por la sequía, y querían que me hiciese socia, pero yo ya tengo destinado todo mi dinero en los animales y es mi vocación también dirigir mis ingresos a ellos, y así seguirá siendo. No obstante, estos niños yo quiero darles a conocer por si alguien se anima a ayudarles.

Este es un cuento sencillo, el cuento que siempre quise contar, que guardaba en un bolsillo del pantalón, que quería transmitir y no podía, porque no había a quien ó no había quien quisiese escucharlo con paciencia. Ahora alguien lo leerá.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris