Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Aurora Peregrina Varela Rodriguez
Aurora Peregrina Varela Rodriguez
Un relato de Aurora Peregrina Varela

Mis siete gatitos, 

me dan alegrías, 

me dan los besitos, 

me piden comida, 

me reciben en la puerta,
lloran cuando me marcho... 


Por eso...

mis lindos gatitos

son mis tesoritos,

les llevo en el alma

como a unos hermanitos.

Son luz en la sombra, 

son risas y deseos 

de seguir viva, 

por ellos, 

que me necesitan. 

Son mi norte, 

mi brújula.

Son mi responsabilidad,

y también son... 

mi despertador.

Dedicado a mi gata atigrada y gris, Lourditas. 

Artículos del autor

El escritor no es bueno,pues la dama no le deja serlo,va tirando de su talento y no se muestra al 100%.La dama es egoísta,todo quiere para sí,como en ella no hay talento,sólo ganas de vivir... como en ella no hay tristezasque la hagan escribir... no consiente al escritor,no le quiere ver sufriendo,y va tirando de él pa´que deje de existir, más no de vivir, pues él está en su cuerpo y no se debe morir.Con ella disfrutará de la ilusión que no hay en la sociedad actual.Para los gatos: Isidoro, Maryling, Sebastián y Tomasa.

Ahora déjenme en paz.Pues que mal se pasa con ustedes, no quiero nada de ná. 

Mover esta mano que sostiene mi pluma color azul marino como el mar cuando cae la noche, verde como mi jardín del bajo B y negro como la suerte que se me desea desde afuera por aquellas personas extrañas, insensatas, que no me han querido bien, que me desean lo malo sin lamentaciones, sin pensar que soy un ser humano, con dolor de espalda, huesos y corazón

Aún mi vida está atada a mi incansable presente, y sin pasado ni futuro me muevo día a día, propios e impropios segundos, que me dominan, esperando la muerte, que vendrá, pero que deberé evitar, porque sobrevivir será mi triunfo.

Escribir, porque ya no sé 

que más hacer, 

esperando el momento

se seca mi voz

el amor no encuentro

y sólo tengo tos.

Baila a mi son

y seremos dos.

Pacto de tristeza,

alba que se recupera.

Llueve y deja de llover, pasará hasta la medianoche, lloverá y entonces ¿qué?, nada, que llueva, que me quedo dormida viendo las series de acción de televisión, entre las olas tempestuosas de sentirme vieja e indecisa, pero con suerte, también.

…Mini, mi gata de ojos azules… cual terciopelo tu textura, de acero inoxidable, del bueno… cual recuerdo en la distancia, Minini beige de pelo, Minia dorada del sol Minia de dioses lejanos, encantada, Minia, muñequita de flores frescas armada, embrujada de la noche, acaramelada y triste en su soledad, sin nada en su seno, en la sombra del trueno, del llanto y el lamento del mismo ser que no fue...Pocha de oro negro...

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris