Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Comunicación   Protocolo   Convivencia   Normas   Relaciones humanas  

¿A qué nos referimos con protocolo social?

Con este término nos referimos a esas reglas convencionales cuyo cumplimiento construye la convivencia social
María del Carmen Portugal Bueno
@PortugalBueno
miércoles, 30 de junio de 2021, 08:35 h (CET)

El conocido como protocolo social es aquel que hace referencia a los usos sociales que rigen de manera voluntaria y libre las relaciones entre los individuos. Estos usos pueden estar establecidos por acuerdos o por costumbre.


En líneas generales, este protocolo engloba reglas referentes a la cortesía, a la educación, a los modales, a los tratamientos y, también, a la mesa. Este conjunto de normas recibe el nombre de usos sociales que, a su vez, se engloba dentro del grupo de reglas convencionales cuyo objetivo es lograr la convivencia entre las personas de una comunidad.


El autor de esta clasificación es el experto en protocolo, Francisco López-Nieto, para quien las reglas convencionales son «simples invitaciones a los individuos a cumplir, dependiendo de ellos mismos que quieran vincularse o no». Y en referencia a «su incumplimiento sólo tiene una consecuencia: hacerse acreedor a una sanción social».


Por su parte, el experto José Antonio Urbina define protocolo social como «conjunto de costumbres, usos y reglas que, a tenor de los cambios en la sociedad, regulan el comportamiento y las relaciones humanas para mejorar la calidad y la eficacia de nuestra acción personal, y, en último lugar, nuestra convivencia con los demás».


En este contexto, podemos afirmar que con el término protocolo social nos referimos a esas reglas convencionales cuyo cumplimiento construye la convivencia social. Estas reglas se aglutinan en los tres saberes del protocolo social: el saber ser, el saber estar y el saber funcionar.


Tal y como nos enseña Urbina, el saber ser es la suma del conocimiento y de la aceptación de uno mismo. Y una de sus reglas es, por ejemplo, el autocontrol, es decir, el dominio de la razón sobre las emociones.


Por su parte, el saber estar hace referencia a la cortesía, la urbanidad y la educación. Y, por último, el saber funcionar se relaciona con el rigor, la puntualidad y el mando. En referencia a este último, una de las reglas es comprender y asumir la responsabilidad integral que entraña el mando.


En definitiva, el protocolo social comprende el saber ser, estar y funcionar. Y unido a estos saberes, se encuentran los usos sociales cuyo origen puede responder a la costumbre o a reglas dispuestas por el organismo correspondiente.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Celibato

La clerecía célibe por obligación, ¿es una acción legal? La respuesta a esta pregunta tenemos que ir a buscarla en las Escrituras cristianas

Nuestros cuervos

En la épica medieval, cuando uno aparecía volando delante de un personaje, era señal de traición o mal agüero

El sexo, impuesto por la naturaleza o de libre elección

Estos portadores de la bandera LGTBI, quieren sacar de donde no hay

La nueva política exterior peruana

Esta gira ha sido tremendamente productiva para Castillo. Aparece como un hombre que viene desde abajo evidenciando la posible fortaleza de una democracia

​Heidegger

La vuelta que propone en su filosofía consiste en preocuparse por la verdad de las cosas, sin manipularlas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris