Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Niños   Reyes magos   Religión  

El alma de los niños

Una vez más el colectivo LGTBI quiere asestar un nuevo golpe a los sentimientos religiosos y cristianos de la mayoría del pueblo español
Jorge Hernández Mollar
jueves, 4 de enero de 2018, 09:27 h (CET)
En esta ocasión, aprovechando la tradicional cabalgata de los Reyes Magos en Vallecas, se les ha ocurrido participar con una carroza de tres reinas magas del orgullo gay.

Esta iniciativa cuenta, naturalmente, con el impulso de Podemos, de la Alcaldesa Carmena y el beneplácito del PSOE que es quien la mantiene. Es decir otra vuelta de tuerca más que ya inició Doña Manuela con el esperpento de la primera cabalgata, la supresión de los belenes en la puerta de Alcalá y todas las incomodidades con las que pretende erradicar y diluir el sentido cristiano de la vida de sus ciudadanos, utilizando además sin pudor alguno la inocencia y el candor de los niños y niñas que esperan cada año la llegada de los Reyes de Oriente.

Pero no nos engañemos. No se trata solo de una ocurrencia más de un concejal de Carmena o de desnaturalizar la celebración de esta festividad religiosa como “prudentemente” afirma el portavoz municipal del PP en el Ayuntamiento, Martínez Almeida. Se trata de toda una estrategia del lobby gay y de la izquierda progresista que lo respalda, para llevar a término “la revolución dc los espíritus” de Gramsci o la “desintegración moral del enemigo” que propugnaba Lenin. Es decir apoderarse y destruir los valores que conforman nuestra sociedad tradicional representados por sus instituciones civiles o religiosas, la familia e incluso el propio lenguaje que la define como tal.

El insigne socialista Rodolfo Llopis, a la sazón Director General de Primera Enseñanza durante la República, dijo textualmente que “hay que apoderarse del alma de los niños y la revolución en las conciencias es la labor del maestro, el ciclo revolucionario no termina hasta que la revolución no se haga en las conciencias, la escuela es el arma ideológica de la revolución”. Blanco y en botella… ¿no es lo que estamos observando y sufriendo hoy en nuestra sociedad?
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El miedo y la mentira

Aquellos que utilizan la mentira para “gobernarnos” se sirven del miedo con que previamente nos han inundado

​Trompetas de venganza contra Fernández Mañueco

No es justo que gente de valía como Begoña Villacís, Edmundo Bal, Verónica Casado, Carlota Amigo o Paco Igea puedan acabar su carrera política por montarse en el caballo equivocado

La España fragmentada

Los políticos aventureros pasarán, porque comer y dar de comer según sus intereses es fácil, lo difícil es ser hombre de estado

​Los nacidos en los 50

Nuestra generación ha vivido y presenciado mucho más que ninguna otra en cada dimensión de la vida

Las macrofechorías de un macrogobierno

¿Dónde está la justa distribución de todos los recursos para que todos los españoles seamos iguales?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris