Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Europa   Inflación   Crítica   GOBIERNO  

La vieja Europa decadente perdida en nostalgias irrepetibles

“Estar alerta, he ahí la vida; yacer en la tranquilidad, he ahí la muerte” Oscar Wilde
Miguel Massanet
miércoles, 17 de agosto de 2022, 12:33 h (CET)

Este continente europeo sigue creyéndose que tiene la bula de poder librarse de todos los conflictos en los que directamente o indirectamente se ve involucrado, intentando que sean los otros países, los terceros cooperantes quienes, como ha ocurrido en múltiples ocasiones en las que se ha visto apurado, ha tenido que enfrentarse a revoluciones o a amenazas internas o externas, que lo han situado al borde de la derrota y, sin embargo, siempre ha conseguido, in extremis, el apoyo de grandes potencias, como es el caso de los EE.UU de América, que han conseguido, a costa de las vidas de sus soldados, revertir la situación y convertirla en una victoria. 


En los momentos en que las grandezas de las ricas naciones coloniales y el orgulloso imperio austro-húngaro de Carlos I y la emperatriz Zita; conjuntaban todo un mosaico de poder que hacían de aquella Europa, próspera e influyente, el poderoso emporio económico capaz de influir en todo el resto del mundo conocido, la orgullosa Europa miraba al resto del mundo con displicencia y superioridad.


Volvemos a estar al borde de un posible conflicto armado, cuyas consecuencias económicas y sociales, extensión, duración, intensidad y dimensiones no parecen fáciles de calibrar. El señor Putin valora los resultados de su invasión de Ucrania desde un punto de vista distinto a cómo lo hacen las distintas naciones europeas que, como no se podía esperar otra cosa de ellas, parece que están empezando a recular, a ver la guerra de Rusia con los ucranianos como algo que amenaza directamente a sus comodidades, sus necesidades energéticas, sus producciones industriales, su modo de vida y su situación privilegiada respeto al resto de naciones. 


Las susceptibilidades de los distintos partidos políticos en los distintos gobiernos europeos, hacen que se produzcan enfrentamientos respecto a como tratar la situación bélica y, los comunistas intentan cambiar el sentido de la opinión favorable a Ucrania, utilizando su famosa propaganda para apoyar la posición del señor Putin.


Las cosas, en estos momentos, están evolucionando hacia una situación en la que la guerra se ha enquistado y son los rusos los que parece que llevan la iniciativa. Pero suceden otras cosas en el mundo que hacen que lo que, en un principio, parecía localizado y circunscripto a una zona determinada; amenace con dar un salto de gigante si la entente Rusia-China llega a consolidarse en un tratado de apoyo mutuo, como ya parece que existe en cuanto a las cuestiones de Taype para los chinos y de Ucrania para los rusos. Y no contribuye, en manera alguna, a tranquilizar a la ciudadanía, el hecho de que el loco de Corea del Norte se haya ofrecido a ayudar a Rusia; a lo que podríamos añadir las declaraciones del líder ruso en las que ofrece armas y apoyos a los países  hispano-americanos que quieran unirse al grupo de las naciones anti americanistas.


No nos imaginamos a los norteamericanos, que reaccionaron de una forma tan drástica cuando Rusia pretendía enviar cohetes a Cuba y que llegaron a un tris de iniciar una segunda guerra mundial; aceptando que en América se constituya una nueva coalición comunista, armada por Rusia y dotada de armamento moderno, que pudiera poner en peligro la tranquilidad, el sosiego, la integridad y seguridad de la gran nación americana. 


Francamente, nos cuesta entender lo que está sucediendo respecto a estas visitas, aparentemente, innecesaria y provocativas, de funcionarios estadounidenses a la isla de Formosa. Y, en consecuencia, no nos podemos sustraer a la idea de que, en los EE.UU, existes poderosos lobbies, importantes e influyentes empresas de fabricación de armas, poderosas internacionales de venta de petróleo y gas licuado que, evidentemente, están entrando en una verdadera situación de prosperidad debido a esta generalización del ambiente prebélico. 


Puede que un análisis actual de la situación de cada una de las potencias enfrentadas pudiera dar la sensación de que los EE.UU de américa se encuentran en desventaja, ante el poderío conjunto militar de Rusia y China. No obstante, nadie puede olvidar que algo similar sucedió en la segunda guerra mundial, cuando los japoneses destruyeron la mayor parte de los grandes buques de guerra de la marina americana ( excluidos los portaviones) en el ataque sorpresa a la base dePearl Harbor, en diciembre de 1941. Roosevelt declaró el estado de guerra y la potente maquinaria pesada americana entro en actividad, de modo queempezaron a fabricar en serie nuevos barcos de guerra con los que se formó una nueva flota que, a los pocos meses y con ayuda de los portaviones, se hizo de nuevo con el domino de los mares.


La prensa española, entretenida en los enfrentamientos políticos de baja estofa entre el Gobierno y la oposición, dedican poco espacio a la situación internacional debido a que prefieren mantener a los ciudadanos españoles en un cierto limbo informativo, para evitar que se cree una situación de inseguridad que pudiera desgastar más a un gobierno que ya da muestras de querer apartarse de la primera fila, en cuanto a la continuación de la ayuda a los ucranianos. Y es que tienen muy pocas buenas noticias que darles a los españoles.


La subida de intereses del BCE ha dado al traste con los intereses negativos de los que nos veníamos beneficiando hasta ahora. Este martes, por ejemplo, el interés que se ha pagado por las letras a tres meses ya ha sido de un 0,618%; eso sí, la demanda ha sido muy superior y alcanzó los 4.457 millones. La inflación galopante (10’8% en julio) hace que, aparte de que los productos de alimentación y básicos para los ciudadanos nos obliguen a pagar más impuesto de lo que, evidentemente se beneficia el Estado, aunque, por desgracia, en lugar de rebajar los impuestos y de mejorar los precios de los carburantes, persiste en la intención de ir dando ayudas a quienes le parece que le van a resultar más útiles cuando lleguen las elecciones legislativas. Puede que exista una consigna, entre los periodistas, de que no preocupe a los ciudadanos con posibles noticias que pudieran llevar a la conclusión de que la guerra está en vísperas de producirse, pero tampoco parece de recibo que se tienda a ocultar una situación gravísima que pudiera acabar en una contienda de carácter mundial.


O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, tenemos la incómoda impresión de que, en España, a diferencia de lo que están haciendo el resto de naciones que se ven afectadas, de una manera u otra, por la escasez de los combustibles, lo que el Gobierno del señor Sánchez pretende es alargar, el mayor tiempo posible, el que los españoles nos enteremos de una vez de cuál es, en realidad, la situación económica de nuestra nación, la enorme Deuda Pública que soportamos y lo lejos que estamos de conseguir superar el gran desgaste de nuestra economía debido, sin duda alguna, a la incapacidad de un gobierno de fanáticos que sólo quiere mantenerse en el poder. Ex nihilo, nihil.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Posible fraude encubierto

Si las personas que acometen una reforma en su vivienda exigiesen factura reducción de IVA al 10%, habría más control y menos fraude al Estado

Lima sin Alegría

Un candidato centrista y belaundista opuesto a la unidad izquierdista

Porca miseria

La tragicomedia de Lima es que uno de sus dos principales candidatos a la alcaldía es un fanático tanto del Opus Dei como de los chistes para niños

Un malaje en la Moncloa

Romance

Maixabel

Cada vez es más difícil encontrar una película que te haga recapacitar motivado por su profundo mensaje. Este film lo ha conseguido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris