Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Paraguay   GOBIERNO   canciller   Gallo  

​Euclides alborota el gallinero

Al cabo de una tensa espera, el Canciller irrumpe en campaña electoral
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
jueves, 7 de abril de 2022, 08:37 h (CET)

Escribió el poeta Oscar Ferreiro que mientras el padecer agobia a los niños paraguayos sobre su tierra color sangre, el gallo canta inocente, el gallo de las espuelas, el gallo que nunca duerme soñando en picar estrellas. Ya escribió Ruskin que para ver con claridad existe la poesía, que unifica religión y profecía. También decía el poeta que la palabra no sólo hace caer al pez, también convierte en pescador al privilegiado que la cultiva con talento.  De nada sirve pensar al que no sabe expresar lo que piensa, decía un estadista de la Magna Grecia muchos siglos atrás, aunque la luz viaje más veloz que el sonido.


Hombre dotado de retórica y talento político, el Canciller paraguayo Euclides Acevedo desmintió a escépticos por estas fechas confirmando su retiro del Ministerio de Relaciones Exteriores para bajar a la arena política. Mientras los demás candidatos se esfuerzan ensayando denuncias vagas y adjetivos, a Euclides se le ocurrió arrancar su campaña electoral hablando de política. Toda una rareza en un mundillo político iletrado y rústico, donde el debate ideológico brilla por su ausencia.

El posicionamiento de Euclides, socialdemócrata confesó, no implica los ataques políticos ni rencores que saturan hasta el hartazgo la política paraguaya anclada en un pensamiento mágico oscurantista y tradición autoritaria.


Un importante dirigente opositor describió a  Euclides Acevedo como un viejo conocido por el cual profesa un gran respeto, hasta admiración y cariño. Aunque perseguido por las dictaduras neo nazis, Euclides se mostró conciliador con el partido con el cual gobernó Stroessner y calificó de "impensable" un gobierno sin su participación.


La irrupción de Euclides, apodado por sus seguidores como el "Gallo" ha conmocionado tanto al gobierno como a la atomizada oposición.


Como si se tratara de un político sin predicamento y dependiente de su posición en el gobierno, propios y extraños se apresuraron a reclamar su inmediata renuncia a la Cancillería.  Una muestra de fidelidad al andamiaje clientelista y prebendario al cual responden unos y otros sin mayores diferencias. Atrincherado en su fortaleza de fuego y retórica, el inesperado miembro de la granja de resplandor subitáneo, sigue imperturbable el camino señalado.


Esperando las primeras luces del amanecer, en la semipenumbra de su ignota alquería, el Gallo monta guardia y espera el momento de espolear las estrellas. LAW

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Gobernar… obligación corrompida

Contemplar un mundo “sodomizado”, sin suficientes “hombres justos”…, es el mejor símbolo de autodestrucción

A EE.UU. le crecen los enanos

Venancio Rodríguez Sanz

​Para prevenir los incendios

JG Rodriguez, Cáceres

Su Proyecto de Escuela

José Morales Martín, Gerona

El “Acuerdo energético” y los problemas

Pedro García, Gerona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris