Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Guerra   Paz   UCRANIA   Putin   Rusia  

"Guerra y paz"

El sentimiento de dolor y de fe en la victoria no le falta hoy al masacrado pueblo ucraniano
Jorge Hernández Mollar
lunes, 7 de marzo de 2022, 08:39 h (CET)

Quien nos iba a decir que en este primer cuarto de siglo, la humanidad se iba a a ver zarandeada por dos guerras de distinto signo, pero con un efecto igualmente devastador. La primera de ellas se inició hace ya más de dos años con un ataque sorpresa en todos los rincones del mundo. Un virus de origen desconocido, Coronavirus, se expandió desde China hacia todos los continentes dejando casi seis millones de muertos.


Cuando aún estamos en período de reconstrucción social y económica después de la pandemia, otra guerra en el este de Europa desata un nuevo escenario de pánico en el mundo. Un estalinista, Vladimir Putin, presidente-zarista de todas las Rusias, se descuelga invadiendo y masacrando a golpe de misiles y cañonazos a un país soberano y limítrofe, Ucrania, como si fuera la reproducción de una de las batallas que León Tolstoi relata en su famosa novela “Guerra y Paz”.


Pero esta nueva guerra no se ha  fraguado hoy en la mente de Putin, sino que es fruto de dos acontecimientos que vienen sucediendo en el mundo: la gran crisis económica del 2008 y el expansionismo geoestratégico que  Rusia inició hace ocho años. EEUU y Europa quedaron seriamente debilitados en su supremacía económica y el“eje liberal de Occidente se rompió”,como acertadamente afirma Mira Milosevich, profesora y experta del Real Instituto Elcano.


Desde entonces dos grandes potencias como China y Rusia, pretenden implantar “un nuevo orden multipolar” aprovechando el vacío de poder que tanto en la economía como en la defensa de los valores morales y universales han venido salvaguardando las democracias liberales de Occidente y que hoy están seriamente cuestionados por lasideologías populistas y progresistas.


Europa “se ha despertado pero tarde” según la acertada opinión de la profesora y su reacción ante la defensa militar de sus fronteras conjuntamente con la OTAN, demuestra la urgencia de un replanteamiento de sus políticas comunes de seguridad y defensa frente a las amenazas, incluso nucleares, de un autócrata que como Putin está dispuesto a sacrificar a su pueblo con el objeto de implantar por la fuerza su hegemonía más allá de sus propios límites territoriales.


En el Museo Ruso de Málaga todavía se puede disfrutar de una exposición temporal, “Guerra y Paz”, que nos traslada al pasado zarista del pueblo ruso. Al margen del debate que este museo ha suscitado en la opinión pública malagueña, miles de ucranianos y rusos conviven en paz y libertad, como en muchas pueblos y ciudades de España. Resguardar estos valores entre ellos nos llevará, en unión solidaria con los soldados ucranianos, al éxito final de esta nueva guerra.


Como señalaban en una conversación dos de los personajes de la afamada novela de León Tolstoi: “El éxito de una batalla no ha dependido ni dependerá nunca de las posiciones, del armamento, del número; Entonces, ¿de qué? – del sentimiento que hay en mí, en él y en cualquier soldado”. El sentimiento de dolor y de fe en la victoria no le falta hoy al masacrado pueblo ucraniano.

Noticias relacionadas

Democracia y tecnología: cómo construir un mundo en libertad

Los procesos de cambio que hoy estamos experimentado vienen a ofrecernos retos y riesgos

La diplomacia secreta y el fondo de las relaciones con Marruecos: el Sáhara y Ceuta y Melilla

En la actualidad y salvo en el Sáhara, la diplomacia secreta parece -es secreta- no tener especial relevancia en nuestros contenciosos

Herramientas para combatir el antigitanismo

Se combate en los medios de comunicación

Políticos tontos, maleducados e ignorantes

Pedro Sánchez no dudó en salir a los medios de comunicación para exponer que era una ley progresista y que sería vanguardia, además de imitada en otros muchos países

Bajarse al moro

La enfermiza vanidad de Pedro Sánchez está situando a España al borde del ridículo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris