Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Enciclopedia   Reflexiones   Enseñanza   Humanidad   Dignidad   mayores  

La enciclopedia de los horrores, ¿por qué?

Nos venden libertad envuelta en redes de espinos. Nos venden trozos de tierra baldía como si fueran paraísos
Ángel Alonso Pachón
@AAP1942
sábado, 13 de noviembre de 2021, 20:29 h (CET)

Entender la convivencia, simplemente, como forma de vivir pacíficamente en cualquier entorno social, puede que nos vaya acercando poco a poco a la indiferencia. Nos encontramos en una sociedad “Fórmula 1”, todo controlado desde los boxes. La capacidad de actuar con voluntad propia se ve limitada, por bien, dicen, de la comunidad. Esa es la mentira de nuestra sociedad…

Nos venden libertad envuelta en redes de espinos.

Nos venden trozos de tierra baldía como si fueran paraísos.

De este modo vivimos juntos, apegados… pero indiferentes unos de otros.


De jóvenes nos hicieron estudiar los horrores de la historia, la primera guerra mundial, los terribles años 30, nuestra guerra civil, la segunda guerra mundial, la guerra fría… y no aprendimos. La honradez individual conforma una sociedad limpia, respetuosa con la persona y su dignidad.


En toda aquella enciclopedia de horrores, ciertas personas y entidades fueron responsables de jugar con la vida de millones de seres humanos. Personas EGÓLATRAS y entidades EGOISTAS, cuidadoras todas ellas de SUS INTERESES. Las JERARQUIAS RELIGIOSAS CRISTIANAS siempre fueron listas para recoger las migajas de su futura estabilidad… Los PODERES ECONÓMICOS supieron mantener sus cajas a buen recaudo.


Aparecieron, luego, sociedades “político-religiosas”, “políticos-ateas”, “político-masonas”, “político-amorales”, “político-materialistas”… Los individuos, dependiendo del lugar donde se encontrasen, fueron “pseudo creyentes”, “pseudo ateos”, “pseudo amorales”, “pseudo materialistas”…


Se construyeron mundos adiestrados, mundos “obedientes”, aunque no convencidos, mundos con ética de partidos, mundos con solo valores tangibles… Posteriormente aparecieron los héroes y con ellos los mártires sociales, creyentes o agnósticos.


En esos mundos de colección, educaron a todos los que ahora llaman “mayores”. Sobrevivieron con la dignidad interior que absorbieron en familia… Más tarde fueron dándose cuenta qué DIGNIDAD era buena y cuál era mala.


Toda esa generación “enciclopedistas”, cerrando las últimas páginas, lloran la actualidad indiferente de su historia pasada y ven cómo las veredas y los caminos que condujeron y provocaron aquellos HORRORES PASADOS, comienzan, de nuevo, a aparecer lentamente, suavemente, como serpiente sigilosa.


Muchas personas no podrán hablar porque ya nos abandonaron, pero ¿y todas esas entidades que se dicen RELIGIOSAS, SOCIALES, HUMANISTAS…? ¿Dónde están? ¿Qué dicen?

¿Volverán a sus refugios moralistas?

¿Volverán a gritar en silencio?

¿Volverán a ofrecer paraísos de tierra estéril?

¿Volverán a jugar con el pobre que les asegure su futuro?


Pienso que muchos que se dicen agnósticos, en realidad son ESCARMENTADOS. Cada capítulo de la enciclopedia de los horrores les enseñó CUÁNTO ENGAÑO y FALSEDAD había en el devenir de la humanidad. Quiero seguir creyendo, a pesar de todo o mejor, gracias a todo aquello.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El cumpleaños de Martin Luther King, el obstruccionismo racista y la lucha por los derechos electorales en Estados Unidos

Es hora de exigir que el Senado de Estados Unidos anule la regla racista del obstruccionismo y apruebe legislaciones que protejan los derechos electorales de los estadounidenses

El balompié y sus problemas

Es un bello deporte de contacto, pero no de violencia

Acciones que nos alumbran

Es vital recuperar el carácter luminoso y transparente de nuestras gestas

Más moscas atrae una cucharada de miel que un barril de hiel

Con la amabilidad, la cordialidad y el buen carácter se consigue más que con el despotismo, la prepotencia y la preponderancia

​Los eventos y el seguro de responsabilidad civil

Todo acto debe contar con su seguro de responsabilidad civil, independientemente del titular del recinto donde se celebre
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris