Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Reflexiones   Humanismo   Dios   Religiones   Libertades   Fe   Esperanza   Vida  

Los agujeros negros de nuestra sociedad

Yo soy mi propio laberinto… Si la sociedad fuera humana me ofrecería la salida
Ángel Alonso Pachón
@AAP1942
lunes, 30 de agosto de 2021, 08:38 h (CET)

Desde el inicio de la concepción de cualquier ser humano, la DUDA, se convierte en el primer eslabón de la cadena de agujeros negros:

¿Por qué?

¿Para qué?

¿Cómo, Cuándo?

¿Qué?

¿Quién?


El HOMBRE camina siempre con el INTERROGANTE responsable de su propio misterio.

La participación como miembro LIBRE en la aventura, “¿programada?”, del gran misterio que es la “UNIVERSALIDAD DE LA VIDA”, comienza con la captación de los primeros signos diferenciales a partir del nacimiento: el GUSTO, el TACTO, BIENESTAR y RECHAZO. Más tarde la capacidad de DIFERENCIAR trae consigo la CAPACIDAD de DECISIÓN, que, inexorablemente, lleva a la ELECCIÓN y al SOMETIMIENTO SOCIAL.


La sociedad, civilización cultural, como paraguas protector e impulsor de tradiciones, nos ofrece el MISTERIO de la FE como explicación humana de todos los “por qué, para qué, cómo, cuándo, qué y quién”.


Los humanoides, alcanzada su capacidad de decidir y elegir, siempre han dudado del futuro porque no entendían el presente… Consecuencia de ello es la BUSQUEDA de la CAUSA que justifique TODO… incluso la muerte. Los DIOSES comienzan a dirigir el MISTERIO de este “destierro de FE”, utilizando las herramientas en cada momento de la historia a su alcance, la más importante: el hombre, consejero, sabio, instructor.


En el devenir de la vida universal, el elitismo interesado ha sido un factor muy influyente, capaz de desfigurar a los “dioses”, colocando becerros de oro… Siempre, debemos aceptar, el hombre ha teledirigido, dentro del misterio, el desarrollo social, compendio de DIOSES, RELIGIONES, JERARQUÍAS, HUMANISMOS Y LIBERTADES. Hoy, mi FE, como la de muchos está impregnada de un DIOS, bueno, padre, hermano, amigo, siempre exigente con su propio proyecto de vida. YO, como muchos le llamamos JESÚS. Otros, le han puesto MIL NOMBRES, todos abrazados por la FE, trasmitida por los hombres.


Siglo XXI, sociedad planetaria… científica… calculadora de la materia y de la Fe… Siglo XXI, errante en busca de muchas JUSTIFICACIONES, que no cuadran… ¿Alguna vez habrán cuadrado? Siglo XXI, el siglo de los “agujeros negros”… Todos tienen una entrada que lleva consigo la dificultad de encontrar la salida… ¿Alguna vez se conseguirá?


La FRUSTRACIÓN DE UNA SOCIEDAD sin libertad, sin reconocimiento de la mujer, sin posibilidad de estudiar, sin capacidad de ser oída… disfrazada de misteriosas “órdenes de dioses no reconocibles” va siendo sepultada en vida con la falsa esperanza que la violencia impone. El mundo más civilizado, asfixiado por los laberintos, como el “laberinto de Creta”, no es capaz de encontrar una salida a la FRUSTRACIÓN DE UNA SOCIEDAD.


LA ENFERMEDAD y EL DOLOR sin consuelo de solución, sin ayuda humanitaria, sin capacidad de comprensión… Esa ENFERMEDAD que arrasa la vida de los seres más cercanos y queridos… Ese DOLOR silencioso, sin antenas, ni megáfonos, todos ellos sepultados. Los HOMBRES, la CIENCIA con una falsa caridad, prometiendo salud y bienestar, crean laboratorios experimentales, acabando la mayoría en laberintos sin solución, pero económicamente rentables.


El SUEÑO DE FUTUROS LLENOS DE ILUSIONES, con amaneceres lentamente esplendorosos y atardeceres llenos de penumbras iluminadas de serenidad. SUEÑOS DE ILUSIONES encarnadas en hijos, nietos, amigos, vecinos… Campamentos de sueños enlatados… Campos de tierra cuadriculada sin pasado ni futuro… Calles sin nombre, con finales en alambradas de esclavitud agradecida. ILUSIONES ROTAS…


AGUJEROS NEGROS, que el universo interplanetario estudia y que la maquinaria inter espacial del hombre no es capaz de resolver. Creo, sinceramente, que la FE en esos DIOSES BUENOS, interpretación de la ESPERANZA y que la VIDA nos ha ofrecidos, ES LA ÚNICA SALIDA a los LABERINTOS que el hombre encuentra en su proyección universal.


Yo soy mi propio LABERINTO… Si la SOCIEDAD fuera humana me OFRECERÍA LA SALIDA.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Bajar a Madrid, al Ritz, desde una zapatillas

Nueva Economía Fórum, como primera tribuna política madrileña, tras el verano, ha empezado con cuatro actos

​La II República inspira a la ministra Díaz en derecho premial

Real Decreto por el que se aprueba el reglamento de la medalla y la placa al mérito en el trabajo

Una gobernación muy dañina

España va en caída libre en muchas cosas

Qualia o no qualia

O nos implicamos como personas, o las avalanchas mediocres nos desintegrarán

Acabar con los despropósitos

Lo sensato es unirse y reunirse para poder enfrentarse al mayor quebranto de irregularidades y miserias que golpean al planeta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris