Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Garzón   Ministro   Carne   Capitalismo   comunismo   Pedro Sánchez  

Garzón

Estos comunistas son el acabose. Quieren para todo el mundo una vida modesta, pero la suya la viven como el mayor capitalista
Gabriel Muñoz Cascos
jueves, 29 de julio de 2021, 12:16 h (CET)

Como el título de este escrito es impreciso, más adelante aclararé a qué personaje me refiero. La verdad es que este apellido, no tiene gran implantación en España pues si comparamos con los García, Rodríguez, Fernández, González y López, el primero con millón y medio y -los restantes- cercanos al millón, casi nada suponen los 10.960 que tienen Garzón por primer apellido y otros 10.729 que lo tienen como segundo. 


En España hay distintas casas Garzón, que desde muy remotos siglos fueron muy conocidas y consideradas; los historiadores señalan que no todos los linajes de este apellido tienen un origen común, pero destacan que muchos se encuentran en Guipúzcoa y que demostraron su fidelidad a la Iglesia de Roma. Dicho lo que antecede, en España hay dos individuos cuyo primer apellido es Garzón y, miren por donde, sus actuaciones no son de las más edificantes. Aunque es bien sabido que esas conductas no denigran a los que comparten ese bonito apellido, pues “en todos lados cuecen habas” y cada cual solo es responsable de sus actos. 


El primero de ellos es Baltasar Garzón Real, juez desde 1981 y magistrado de la Audiencia Nacional desde 1988 donde investigó delitos terrorismo, narcotráfico y corrupción política. En febrero de 2012 truncó su trayectoria al ser expulsado de la carrera judicial pues fue condenado por un delito de prevaricación en el caso Gürtel. El segundo es Alberto Garzón Espinosa, economista, de ideología comunista, coordinador federal de Izquierda Unida, diputado al Congreso y ministro de Consumo por Unidas Podemos en el gobierno de Pedro Sánchez. Proclama que es un gran admirador del modelo de “consumo sostenible ¡en Cuba!” y sus actuaciones como ministro dejan tanto que desear que nadie se explica cómo no ha sido de los “salientes” en la remodelación del gobierno a pesar de la deplorable trayectoria señalando que el turismo en España tiene escaso Valor Añadido. 


Su última ocurrencia, que ha levantado ampollas en el mundo de la ganadería, es hablar sobre el consumo de carne de lo que ha dado datos incorrectos y que ha merecido hasta un comentario de Sánchez como para dimitir. Como contraste a sus recomendaciones, circula por las redes, la boda burguesa que celebró, con un menú pantagruélico, tan alejada de la filosofía proletaria y marxista que promulga. 


Estos comunistas son el acabose. Quieren para todo el mundo una vida modesta, pero la suya la viven como el mayor capitalista. ¡¡Como para hacerles caso!!

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¡Adiós, amigos, no pudimos despediros!

¡Qué pronto se pasan las hojas del libro que no se quiere leer!

Pena de post-muerte

Si Guzmán hubiese muerto durante el Fujimorato, lo más probable es que le hubiesen permitido un entierro

Evaluando la cumbre de la CELAC

El debutante presidente peruano se destacaba por ser el único con sombrero y por sus discursos en favor de diferentes nacionalidades indígenas de su país

Lo que Castillo podrá decir en la ONU

Constantemente habla del sufrimiento de los que tienen raíces amerindias y africanas

Años de “diálogo”, solo beneficioso para las izquierdas y el separatismo

“La abundancia de palabras inútiles es un síntoma cierto de inferioridad mental”, Gustave Le Bon
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris