Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Religión   Navidad   Testamento  

El bueno de San José

Preciosa imagen precursora de la actual presencia del padre en todas las tareas de crianza de los bebés
Manuel Montes Cleries
jueves, 12 de diciembre de 2019, 08:30 h (CET)

San José aparece poco en el Nuevo Testamento. Un diseño novedoso del portal de Belén le ha puesto en primer plano.


El bendito José ha sido humilde hasta en su presencia en los textos evangélicos. Tano solo se le reseña en diversos versículos del evangelio de San Mateo y en uno de San Lucas. (Si no me equivoco, que últimamente estoy muy torpe).

Sin embargo tenemos que reconocer la suma importancia de su presencia en la vida de Jesús. Me imagino que tuvo que “bregar” con Él, como hacemos todos los padres y abuelos con nuestros hijos y nietos. Después le enseñó un oficio que finalmente dejó “empantanado” por una motivación suficiente y necesaria.

Le hemos visto presente en las diversas expresiones artísticas, sobre todo en la pintura y la escultura y muy especialmente en el arte de crear esos pequeños mundos en forma de imágenes que representan el nacimiento de Jesús en los denominados “Belenes” o “Nacimientos”.

Tengo un amigo “belenista”, del que escribiré en otro momento, que ha plasmado la presencia de San José en la posada, el portal, la carpintería (por cierto, en mi visita a Tierra Santa pude visitar varios lugares que identificaban como la misma… y no creo que tuviera sucursales) o la huida a Egipto, Este año lo ha sometido al “aggiornamiento”.

Al visitar su Belén, (por cierto, maravilloso, lo pueden visitar en la oficina del distrito Miraflores, en calle Martínez Maldonado), han venido a mi mente las fotos que he podido contemplar de varias recreaciones del portal en el que el bueno de San José adopta un papel más activo. Con esta imagen se reivindica la participación paternal en el cuidado, cambio de pañales y mecidas a fin de dormirlo. Presenta un San José implicado a fondo en la crianza del niño Jesús. Un nuevo aspecto de la visión del momento, dos mil años y pico después. Se ve a María echada en un catre reposando mientras José mantiene en brazos con gran ternura al Niño de Dios.

Preciosa imagen precursora de la actual presencia del padre en todas las tareas de crianza de los bebés. Lo que nos diferencia de aquel Santo Varón, es la presencia actual de toallitas, pañales desechables y cremas variadas que facilitan dicha labor.

Cada vez me cae mejor San José. 

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Intentó Trump dar un Golpe de Estado?

​La estrategia electoral del expresidente se basó en la técnica de la manipulación de las masa

Horas decisivas

Siempre son horas decisivas y solemos hacerles poco caso

La segunda dosis

¿Que suele ocurrir cuando la oferta escasea?

¿Existe el “efecto Montero”?

No se descarta que, el desprestigio por su hábito de mentir y las amenazas a las CC.AA., sean su aval para abandonar la primera línea nacional

¿Vicepresidente del gobierno o troceador de España? Decídase señor Iglesias

​El señor Pablo Iglesias, en su entrevista en la Sexta, habló demasiado, quizá por sentirse en un ambiente que le resultaba cómodo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris