Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

César Piqueras
Un lugar llamado desarrollo
César Piqueras
Cada vez que queremos cambiar pagamos un precio, nos enfrentamos a todos nuestros fantasmas interiores

El desarrollo personal es inagotable, un escalón tras otro podemos ir subiendo por una escalera que nos conduce hacia nuestra mejor versión. Sin embargo, no alcanzamos nunca ese lugar llamado “autorrealización”, “felicidad” o “perfección”. Es como si fuera un destino que se aleja a medida que caminamos hacia él, como el horizonte.


El viernes y sábado de la semana pasada dirigí un programa residencial de dos días en Madrid para un equipo de 14 personas que destacan en una empresa nacional de más de 1.000 empleados. Los objetivos de este tipo de formaciones son siempre varios, pero uno de ellos era fortalecer el músculo interior, favorecer su desarrollo personal para así tener una mayor capacidad, consistencia, resistencia y consecuentemente ser todavía mejores con la consecución de metas y objetivos profesionales.

Cada vez me encuentro con más empresas que desean que, además de las formaciones para adquirir conocimientos, técnicas o habilidades, se realicen otras para potenciar la parte más interna de la persona, la que se relaciona con la motivación intrínseca.

El desarrollo personal se sube escalón a escalón, y no es fácil. La dificultad de este desarrollo radica en dejar atrás una antigua versión de nosotros mismos para abrazar una nueva.


Cada vez que dejamos atrás una parte de nosotros mismos (aunque esta parte esté algo caduca y merezca ser cambiada) nos enfrentamos al hecho de modificar, de alguna forma, nuestro carácter, identidad y valores. Y eso siempre cuesta un esfuerzo considerable.


Cada vez que queremos cambiar pagamos un precio, nos enfrentamos a todos nuestros fantasmas interiores, vemos nuestros miedos y debilidades, y oímos voces que nos dicen “no cambies”. Es lo que le ocurre a cualquier persona cuando inicia un proceso de evolución y desarrollo interior.


No obstante, el desarrollo personal siempre tiene más premios que dificultades, más celebraciones que pérdidas. Lo mejor del desarrollo personal, es que cuando subimos un nuevo escalón, entramos en un nuevo mundo de posibilidades y de opciones. Una vez que llegas a este nuevo estadio sientes que te quieres quedar allí para siempre.

Es como cuando te suben el sueldo considerablemente, piensas “ya no me hará falta una subida de sueldo nunca más”. Algo que todo el mundo sabe que es mentira y que se te pasará en un par de años.


Con el tiempo, ese escalón personal que has subido se te queda corto, quieres más. Has aprendido algo significativo, pero no es suficiente. Quizás ya no te saboteas tanto, ya has cambiado creencias y condicionamientos, quizás ya sonríes más, quizás gestionas mejor los conflictos, haces más deporte, cuidas tu dieta o tienes más autodisciplina… pero ¿ya está? En realidad, no.


No tiene fin. Quizás su fin último sea la autorrealización, alcanzar nuestra mejor versión, nuestro yo más auténtico.La mejora personal es quizás uno de los temas que más me ha apasionado siempre, y que trato de integrar en mi vida de una u otra forma cada día. Bien sea a través de meros y simples ejercicios de mejora personal, de meditaciones, libros, videos o de cursos a los que asisto como alumno. Me recuerdo a los 14 años comprando libros del tipo “El poder de la mente”, “Los beneficios del ayuno”, “El libro de las buenas maneras” y tantos otros. En realidad, 26 años después todo sigue igual, y también todo ha cambiado. No hay límite, no llegas a ninguna parte, quizás al centro de ti mismo/a.


Entre 2007 y 2011 más de 40 talleres de fin de semana basados en la Terapia Gestalt me llevaron a un escalón muy agradable, en el que creía que tenía todos mis cimientos más que firmes y sólidos. Posteriormente seguí explorando en terapia individual, con más de 80 sesiones. A todo esto le han seguido todo tipo de experiencias, viajes, retiros y meditaciones. Y siento… que acabo de empezar. Siento que la vida, nuestra vida, está todavía por descubrir.

Eso es lo maravilloso del desarrollo personal. Todo está por descubrir, tu mejor versión está por descubrir ¿te atreves

Artículos del autor

​De todo lo que puedes llegar a hacer cada día o cada semana, hay una cosa que quizás sea la más importante: dedicar tiempo a planificar. Muy pocas personas son metódicas y disciplinadas al pararse unos minutos a hacerlo, pero las que lo hacen no cabe duda de que están más cerca de la excelencia.
​Hoy en día, podemos encontrar algunas empresas con una cultura de autoridad, aunque nos llame la atención, todavía hay empresas de más de 60 mil empleados, con ese tipo de cultura.
“Los equipos son la clave de los grandes resultados” En eso estamos de acuerdo casi todos, pero ¿sólo por el hecho de trabajar en equipo ya tenemos que conseguir resultados? la respuesta es no.
La cultura ocurre inconscientemente y crea un clima entre los participantes. Cuando la cultura surge al azar no crea los mejores climas, por eso los mejores líderes diseñan culturas a propósito.
​La productividad no es un tema sencillo aplicado al ser humano. Principalmente ¡porque no sómos máquinas! somos mucho más, tenemos sentimientos, emociones, estados de ánimo y voluntad de hacer o no hacer las cosas.
​Los equipos de trabajo viven múltiples situaciones a lo largo de su vida y trayectoria, pasan por todo tipo de visicitudes y momentos, y tienen que estar preparados para ello. La vulnerabilidad en los equipos es un tema clave, la vulnerabilidad nos hace fuertes como equipo
​Estar abiertos al cambio, a nuevas ideas, no es una necesidad, es un imperativo para los profesionales y empresas.
¿Qué pasa con el otro sistema, el sistema inmunológico? Lo que ocurre es que deja de funcionar… El ser humano está diseñado para sobrevivir. El instinto de supervivencia bloquea al sistema inmunológico, uno bloquea al otro.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris