Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Perú   Constitución   GOBIERNO   Provisional   Crisis  

Única salida: nueva constituyente ya

En el Perú hemos tenido casi 20 cartas magnas y la que se elabore debe ser hecha de la manera más democrática y participativa
Isaac Bigio
sábado, 17 de diciembre de 2022, 10:09 h (CET)

Nunca antes en nuestra historia un gobierno civil que debuta ha asesinado a más de 20 civiles en sus primeros 10 días. Quien carece de un apoyo social, popularidad, bancada, partido o programa y solo se sienta en la bayoneta militar acabará perforado.


Dina es una muerta política en vida y no se puede descartar el que ella acabe como la boliviana Jeanine Añez presa y juzgada por crímenes de lesa humanidad. Si a Castillo se le acusaba de ser un improvisado, su sucesora es alguien que le ha superado en ello.


Quien dijo que iba a durar hasta julio 2026, ahora posiblemente no llegue ni al del 2023. El Congreso, mientras tanto, no ha podido votar a favor de un adelanto de elecciones. El fujimorismo quiere al menos 12 meses para prepararse para esta y poder cambiar al JNE, a la ONPE y a las reglas. Así como desconocieron el mandato popular cuando 2 veces perdieron por poco en la segunda vuelta, ahora quieren tumbarse el veredicto de más del 80% de los peruanos que hace 4 diciembres votaron contra la reelección de congresistas y la bicameralidad.


M. Alva y la derecha más dura (RP y AvP) quieren demorar las elecciones porque sienten que carecen de popularidad y quieren seguir con sus fuertes posiciones en el Congreso para seguir cambiando a la constitución sin llamar a una asamblea que se dedique a hacer ello.


Nuevas elecciones presidenciales y legislativas no arreglarían nada. Mantendríamos al mismo sistema, constitución y constante entrampe entre un Legislativo que quiere gobernar y un Ejecutivo incapaz de gobernar. Es eso lo que ha hecho que en los últimos 55 meses hayamos tenido 7 personas a los que el Congreso haya reconocido como presidentes.


La única salida consiste en convocar a una ASAMBLEA CONSTITUYENTE CON PLENOS PODERES, la cual debe designar a un gobierno provisional. ¿De qué vale que elijamos a un Presidente que va a seguir siendo presidiario de otro Congreso o abrir una nueva dualidad de poderes entre el Legislativo y el Ejecutivo?


Tuvimos 100 asambleístas en la constituyente de 1979 y 80 en la de 1993. Todos ellos fueron electos en un distrito único donde más o menos la mitad eran de Lima-Callao. Varios departamentos se quedaron sin participar. En la del 93 todos sus 80 miembros tenían apellidos extranjeros y solo 2 donde uno de estos de origen autóctono.


En el Perú hemos tenido casi 20 cartas magnas y la que se elabore debe ser hecha de la manera más democrática y participativa. En esta deben estar representantes de cada una de las 196 provincias, de las casi 50 naciones originarias, de los pueblos de origen africano y asiático, de los PEX, de las organizaciones sindicales, barriales, campesinas, populares, vecinales, ronderas, reservistas, femeninas, juveniles, estudiantiles, magisteriales, y otras (incluyendo a los reservistas, soldados y policías).


No se precisan de partidos (que en el Perú no funcionan y han sido triturados en las últimas elecciones del 2 de octubre) y es mejor que se pueda dar paso a múltiples listas locales.

No importa que esta asamblea tenga cientos de miembros. La democracia continua más antigua del mundo es la británica en la cual hay 650 parlamentarios y casi 800 lores. Para evitar que los constituyentes representen a sus electores, todos ellos deben poder ser controlados y revocados por estos.


Esta asamblea debe ser soberana y tener la capacidad para reorganizar al país, para lo cual deberá discutir todos los temas sociales, políticos y económicos y decidir si queremos ser una república presidencialista o parlamentarista (y no ese híbrido que somos).


Esta asamblea debe ser convocada ya. Si este Legislativo y Ejecutivo que ya han perdido toda clase de popularidad o legalidad no es capaz de acordar ir a ello, son los cabildos abiertos y las asambleas populares en cada barrio, distrito, provincia y una centralizada a nivel nacional, la que deberá lograr imponer esa salida.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La semilla del odio

Sembrar la semilla del odio en la palabra es el paso previo a la violencia

Curiosidades

La edil comunista Alba Doblas, defendiendo las nefastas derivas de la ley del “sí es sí”, dijo que no es problema del texto, sino de la interpretación

Sustitución de un entrecot o una chuleta por un plato de gusanos

¿Quién me dice que los insectos no sufren cuando los muelen para hacerlos harina, los ponen a la parrilla, o los introducen en las hamburguesas?

Alva clama militarización y dictadura

Un congreso dominado por estas fuerzas está condenado a tornarse mucho más impopular de lo que es

​Dina Boluarte se auto-dinamita ante el mundo

En esta nota veremos la política exterior de un Gobienro que se dedique a crear más y más enemigos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris