Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Soledad   Reflexiones   Pensamientos   Humanismo  

​La soledad… Nosotros, vosotros, ellos

Cada lágrima que con la edad impide una mirada limpia, retrata sentimientos intransferibles de algo que no volverá
Ángel Alonso Pachón
@AAP1942
miércoles, 7 de septiembre de 2022, 08:51 h (CET)

No todas las “soledades” al final del camino son iguales.

La “soledad serena”, lleva consigo calma, ilusión, satisfacción.

La “soledad lacrimosa”, arrastra abandono familiar, de amigos, de compañeros.

La “soledad justiciera”, llena de egos, egoísmos y prepotencia desaparecidos.

La “soledad vacía”, retrata, en silencio, el fracaso personal y familiar.

La “soledad muda”, lectura del libro que recorre la vida y sus fracasos, sin hablar.


Es verdad que la “soledad” acompaña al ser humano, pero cuando la VIDA crece y las ilusiones se abren, la soledad apacigua su penumbra abriendo las ventanas de los ideales y preparando los enseres para caminar.


Si los proyectos han sido monólogos, se convierten en “soledad lacrimosa”, sin nadie con quien compartir las andanzas del día a día. Compartir ideas es aceptar que la individualidad siempre se queda “corta”. Cuando el camino hace agua, la riada arrastrará aquello que no está unido. Recordaremos, entonces, que “el hombre” nunca debe ser “yo”, sino “nosotros, vosotros y ellos”.


La vejez ronda sin música bajo el balcón de la alcoba,  susurros de recuerdos tras sus cortinas.

La vejez llora por la ceguera presente, signo de fracasos pasados.

La vejez y su soledad, simplemente son mojones de la vida llenos de historia.


Cada lágrima que con la edad impide una mirada limpia, retrata sentimientos intransferibles de algo que no volverá. Quisiera abrazar “aquellas soledades” sin lágrimas, sin suspiros, sin esperanza Quisiera hablarles y, sentados, sin prisas,  dibujar,juntos, el horizonte.


Los ochenta son la puerta de la primera página de muchos libros de historia… El pasado, simplemente, será la portada.


DIOS, para los creyentes, hablará sin reproches para apaciguar el sueño…

DIOS, para los agnósticos, por si acaso, esperará en la puerta… quizás se abra.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Luis Enrique, otro que tal baila

Hemos hecho el ridículo más espantoso, a pesar de las fanfarronerías de quien estaba “vendiendo la piel del oso antes de cazarlo”

​El rosa, significado y uso en Adviento

Tenemos que trasladarnos hasta el siglo XVI para encontrar el origen de este color en las celebraciones litúrgicas

Reorientar políticas y recuperar derechos

Nuestros mayores problemas actuales tienen su origen, precisamente, en la violación de lo sensato y en el incumplimiento de nuestras obligaciones

Inhabilitada de por vida y condenada a prisión

La inhabilitación a perpetuidad y los numerosos años de cárcel que le han caído le servirán para la reflexión, que no para el arrepentimiento

Adiós, Qatar

¿Por qué lanzaron los penaltis con esa desgana y abulia?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris