Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Libros
Etiquetas:   Sabersinfin   Poesía   Sentimientos   emociones   Poema  

Poesía para desbloquear de nudos la garganta

La poesía es vía idónea y pacífica para desfogar sentimientos y emociones
Abel Pérez Rojas
@sabersinfin
lunes, 25 de julio de 2022, 10:01 h (CET)

Con toda seriedad las personas que experimentan bloqueos en la garganta por motivos emocionales, no deberían descartar la poesía como vía para decir lo que se dificulta expresar a través del habla o para dar salida a las emociones que se agolpan en nuestro interior y provocan cierta ansiedad, inquietud, asfixia.


Según los expertos la sensación de sentir una especie de nudo en la garganta no es solo cuestión exclusiva de ciertas personas específicas, sino de determinadas situaciones, dicho de otra manera, todos de una forma u otra hemos pasado por momentos en los que se siente dificultad para expresarnos, a veces llega a tal grado que se complica pasar saliva.


El punto medular es que ese obstáculo es un reflejo físico de un estado emocional o una transición psicológica. He ahí el nodo clave para acudir a la poesía. La poesía es vía idónea y pacífica para desfogar sentimientos y emociones.


La naturaleza simbólica de la lírica permite traducir en construcciones mentales, imágenes y palabras, generalmente escritas, aquellas emociones difíciles de abordar de otra manera, a menos que un profesional de la salud nos oriente o un diálogo inteligente aparezca en nuestro camino, por cierto, nunca debe descartarse a la ligera acudir con el médico o psicólogo.


Independientemente de lo que sucede en el exterior, la realidad interna personal de cada quien sigue transcurriendo, continúa creando y recreando el mundo que solo ella o él saben y ven en sus adentros.


¡Adiós! me marcho. / ¡Adiós! no quiero ver. / ¡Adiós! estoy harto. / ¡Adiós! es tanto el dolor... / que digo ¡adiós! con un nudo en la garganta. / Atrás quedó la ciudad y el país que me vio nacer. / Desde lejos fingiré no ver sangrar mi tierra. / ¡No puedo más, me voy! / ¿Qué será de los que se quedan? (Éxodo silencioso. Abel Pérez Rojas)


No se necesita ser poeta para experimentar los beneficios de poner por escrito lo que llevamos dentro y es motivo de preocupación o desasosiego, pero sí se requiere en primera instancia considerar la naturaleza comunicativa de la poesía para desahogarse.


Robert Lee Frost, considerado uno de los fundadores de la poesía moderna de los Estados Unidos, nos heredó una frase que aporta luz a lo que aquí vengo abordando: Un poema comienza como un nudo en la garganta, una sensación de mal, una nostalgia, un mal de amor.


Sí, a veces un poema empieza como un nudo en la garganta y puede terminar como algo bello, o al menos como una construcción de imágenes que permite externar, sacar, quizá desbloquear o dar algunos pasos rumbo a la clarificación de la ruta.


Pero escribir no es la sanación, porque se puede escribir algo bello a nuestro parecer, pero continuar aferrado a ciertas emociones que nos hacen daño.


Que malo es sentir ganas de llorar / Y aguantar para no tener que hacerlo / Esperar para que te vengan a calmar / Porque el valor has llegado a perderlo /.../ Un nudo en la garganta porque tengo miedo / miedo de que me olvides y poder perderte / entiende que olvidarte yo no puedo / y que jamás dejaré de amarte.(Un nudo en la garganta. Marcada)


Lo que es terapéutico es la ruta poética para tomar consciencia de nuestras emociones y estado; “leer” en las emociones, sentimientos, prejuicios y valores que tenemos arraigados o por los cuales transitamos.


La ruta de la verdadera poesía, aquella que implica esfuerzo, trabajo, inteligencia, valor, saber, conocimiento. Esa que va aparejada con la liberación, con el aquí y el ahora; con el aprender a soltar, la que guía en el desapego y la meditación. La que en palabras del poeta colombiano Juan Pablo Roa se sintetiza así: La poesía es meditación íntima con el mundo y con retazos de un yo que no conocemos del todo.


Escribir poesía es terapéutico; también leer, disfrutar, gozar, beber poesía lo es. Mi querido amigo Enrique Canchola, poeta y experto en temas cerebrales ha abordado ampliamente el tema, ya me ocupé de ello en mi análisis: Enrique Canchola: visibilizar la poesía desde las neurociencias. Por ello, recomiendo leer sus interesantes artículos publicados en Sabersinfin.com.


Al respecto del valor terapéutico de la poesía hay una interesante entrevista de Stacey Colino, publicada en aarp.org (consultable en: https://www.aarp.org/espanol/salud/enfermedades-y-tratamientos/info-2021/poesia-para-sanar.html), al psiquiatra norteamericano Norman Rosenthal acerca de cómo la poesía puede sanar.


Reproduzco la respuesta de Rosenthal a la pregunta ¿Cómo descubrió que la poesía tiene el poder de ayudar a las personas a superar situaciones difíciles o sanar heridas psicológicas?:

Empecé hace mucho tiempo a usar la poesía en mi trabajo con pacientes y clientes. PoetryRx es el resultado de años de hacerlo. Cuando mis pacientes se sienten atascados, a veces les leo un poema en particular, como “LoveAfterLove”, de Derek Walcott, que es sobre cómo reencontrarse a uno mismo después de una ruptura difícil con un ser querido. Esto ofrece al paciente otra forma de contemplar la situación que enfrenta, distinta de la suya o de la mía. El uso de la poesía de esta manera ayuda a cambiar la postura mental de una persona. Proporciona un recurso que presenta otro punto de vista o perspectiva y nos enseña que podemos elegir cómo ver las cosas o cómo percibir una situación. Es un enfoque muy respetuoso porque las personas saben que la poesía surge de una cierta medida de reflexión. Considero que algunos poemas curativos son como una vacuna para el alma, porque hacen mucho más que calmar, motivar e inspirar. Un gran poema en realidad nos protege a nivel psicológico.


La respuesta de Rosenthal nos orilla a la posibilidad de ver cómo es que la poesía va más allá de desbloquear la garganta.


¿Nudos en la garganta por motivos emocionales? La poesía es una posibilidad, es una ruta, quienes amamos la poesía lo sabemos.

Noticias relacionadas

​El legado francés en las Islas Malvinas

Las islas del Atlántico Sur han estado en la mira de los europeos desde hace más de 500 años

Gabriel Impaglione: entre las cosas diminutas y la infinitud

Entrevista al responsable de la revista de poesía ‘Isla Negra’ y miembro fundador del Movimiento Poético Mundial

Más allá del pánico

Relato corto

Paul Auster, 'Un país bañado de sangre'

Reseña

Sobre la existencia de Dios

Romance
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris