Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cumbre   OTAN   Madrid   Joe Biden   Automóvil   PSOE   Unidas Podemos  

Bestia USA y churros UP

Parece adecuado tener presente la dicotomía entre la realidad internacional atisbada en Madrid desde la cumbre OTAN y el dúo PSOE-UP
José Luis Heras Celemín
miércoles, 6 de julio de 2022, 08:42 h (CET)

‘The Beast’, La Bestia, o ‘Cadillac One’, es el automóvil General Motors que usa el presidente USA. Con un blindaje especial, resiste bombas lapa, granadas antitanque, ataques químicos y misiles. Un fortín para prever ataques. El churro es una fruta de sartén hecha de agua, harina, aceite y sal. UP (Unidas Podemos) es la parte minoritaria del gobierno coaligado PSOE-UP que gobierna España. En consecuencia, con alguna licencia, los churros UP pueden entenderse frutas de sartén, aguadas y enharinadas a voluntad; aceitados y salados según convenga a quiénes los hagan o consuman.

            

Bestia USA y churros UP: Dos estampas en la cumbre OTAN celebrada en Madrid hace unos días. Prudencia del presidente USA moviéndose en ‘la bestia’. Y frutas de sartén, churros UP, atolondrando al lado de Sánchez, con él o contra él.

            

A la vez: Invasión rusa en Ucrania que marca un enemigo potencial. Solicitudes de aproximación o ingreso OTAN y UE. Estrategias militares y económicas. Fronteras. Crisis, Recesión. Financiación. Gastos 2% PIB para defensa. Declaraciones consistentes o vacías. Confección, firma y publicación de planes, memorandos y proyectos pactados o impuestos. Equilibrio geoestratégico mundial. Y el futuro, en el que preocupa la confección de bloques e intereses de cada país, cómo equilibrarlos y la capacidades económicas, militares y nucleares de quiénes los formen.

            

La cumbre OTAN ha sido un éxito internacional, que pone a España en buen lugar y honra al gobierno Sánchez. Firma de acuerdos, con pretensión de utilidad, con textos diplomáticos evaluados y a veces tan sutiles que perdieron concreción. Pactos y compromisos no generales entre dos o más países, pero útiles. Parafernalia. Cena en el Museo del Prado, junto a Las Meninas. Viaje a La Granja de San Ildefonso de consortes. Definición de intereses nacionales en acuerdos OTAN y UE. Promoción o autopromoción de líderes - cada uno con su entorno personal e intereses – Hasta los regalos españoles a visitas, vidrio soplado de la Granja y zapatillas de esparto riojanas. En resumen, dos bloques de sucesos, unos noticiables y otros no, que conviene reseñar: Lo conocido y publicado, que ha llenado las portadas de periódicos y telediarios. Y el inédito maremágnum - abundancia desordenada o confusión – que, impreciso, no se publica y aunque lo hiciera no es claro, fácil de creer, ni inteligible.

            

Entre lo impreciso, porque además de la OTAN y la UE importa en España, llama la atención lo que vamos a tomar como desleal confusión de churros UP. Deslealtad con todos, con el Gobierno del que forma parte, con los que votaron PSOE y UP y confiaron en ellos, y con todos los españoles. Y confusión porque no son las formas UP las que, para el exterior, desafinan con la bestia ‘Cadillac One’ que usa Biden. Además, con ellas en España UP confunde a todos, arrastra al PSOE y al gobierno a una postura absurda, falsea la estructura del Ejecutivo que creíamos conocer; y, para el futuro, impone o intenta un entorno nacional que se antoja imposible.

            

En esta situación, con todos los condicionantes externos o internos, es posible que Sánchez, incómodo por haber sido abducido por UP, trate de deshacer la coalición, explique su descarrío, busque desligarse de la fruta de sartén hecha de agua, harina, aceite y sal que parecen los churros UP; y trate de seguir en el gobierno solo o acompañado. Pero, aunque lo hiciera, no basta, además ha de aclarar, sobre todo si busca ayuda, el porqué de una estructura gubernamental basada en un absurdo que solo tiene explicación en intereses espurios, particulares o de grupo.

            

Por ahora, lo conocido que repugna son: La actitud de UP que disiente con su socio socialista con el aumento del presupuesto para llegar al 2% del PIB acordado y con otros acuerdos definidos en la cumbre OTAN. El ostentoso protagonismo de miembros de UP, con viajes en Falcon que pueden ser innecesarios, estancias caras y no justificadas en Miami o Washington de ministras, altos o bajos cargos como compañía. Y los desentendidos, en la más pura acepción del término, entre lo que dicen, hacen y suponen en UP, con los coaligados socialistas o entre ellos mismos.

            

Por lo anterior y para el futuro, de puertas adentro o afuera, aunque no se entienda, parece adecuado tener presente la dicotomía entre la realidad internacional atisbada en Madrid desde la cumbre OTAN y el dúo PSOE-UP.  Como referencias, juntos o cada uno por su lado buscando sitio: bestia USA y churros UP. 

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Gobernar… obligación corrompida

Contemplar un mundo “sodomizado”, sin suficientes “hombres justos”…, es el mejor símbolo de autodestrucción

A EE.UU. le crecen los enanos

Venancio Rodríguez Sanz

​Para prevenir los incendios

JG Rodriguez, Cáceres

Su Proyecto de Escuela

José Morales Martín, Gerona

El “Acuerdo energético” y los problemas

Pedro García, Gerona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris