Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La buena noticia   Mundo   Temas   ACTUALIDAD   Problemas   Reflexiones  

El mundo está raro

Todos tenemos a nuestro alrededor alguien que es capaz de sintetizar en una sola frase toda una situación compleja y complicada
Manuel Montes Cleries
lunes, 28 de marzo de 2022, 09:15 h (CET)

Aquellos que somos excesivamente meticulosos a la hora de digerir las trascendentes alteraciones que se producen a diario en el campo de la política, la economía o la sanidad, asistimos admirados a las frases lapidarias con las que algunos privilegiados dan una solución o, al menos, desechan de su mente, las diversas vicisitudes con las que nos encontramos a diario.

       

A la guerra abierta, la pandemia, la subida generalizada de los precios, la escasez de algunos alimentos y la ruina latente para algunos sectores de la economía, se ha unido la extraña meteorología que nos ha acompañado a lo largo del mes de marzo. En la última semana hemos pasado de la casi declaración de un decreto de sequía, a unas lluvias violentas y pertinaces que han llegado a convertirse en peligrosas en algunas poblaciones. Encima parece que la naturaleza se ha ciscado en nosotros en forma de diarrea. Las enjalbegadas paredes de nuestras casas han tomado un sospechoso color semejante al de  los pañales de los bebes. 

        

Ante todo eso, la persona que ejerce de comentarista filosófico y transmisora de la verdad absoluta que tengo a mi lado, reacciona con un comentario lapidario y definitivo: “el mundo está raro”. Pero se puede arreglar.


Ante esta verdad incuestionable me tengo que descubrir. La solución está en nuestras manos. La historia nos ha demostrado que la humanidad ha superado las grandes catástrofes con un poco de buena voluntad y un mucho de adaptación a las nuevas situaciones. La capacidad de reacción del ser humano es infinita. En eso estriba mi buena noticia de hoy.


A lo largo de unos pocos días, los europeos, especialmente los españoles, hemos dejado de lloriquear y de quejarnos de la invasión rusa en Ucrania (eso lo hemos dejado en manos de una diplomacia inoperante). Nos hemos puesto a la tarea y ya se han acogido unos 80.000 refugiados. Se les ha dotado de lo imprescindible, acogido en nuestras casas, escolarizado a los niños y transmitido un cariño, una gran dosis de solidaridad y una esperanza de un futuro alejado de conflictos bélicos. Una buena noticia.

      

Otra buena noticia que podemos reseñar, es la presencia de un grupo de voluntarios, pertenecientes a Volcaima, que atiende constantemente unas líneas telefónicas abiertas con el fin de atender y encauzar los donativos, ofrecimientos y peticiones que intentan paliar esta urgente necesidad del pueblo ucraniano surgida de una desesperada situación.

       

El día a día está embarrando nuestros corazones de la misma manera en que el barro, procedente de la lluvia y la calima mezclados, ha emporcado nuestras paredes y nuestros vehículos. La buena voluntad, el buen corazón y el sentido solidario latente en el ser humano nos han permitido, nos permiten y nos permitirán en el futuro, hacer frente a estas dolorosas situaciones. Al igual que hemos lavado nuestras paredes y nuestros vehículos librándolos de esa suciedad, una mano de conciencia y un tirón de cuanto bueno hay dentro de nosotros, nos permitirá eliminar esa mala leche que nos invade y ofusca nuestros sentidos.

        

Es verdad que el mundo está raro. Como dice la filósofa que acompaña mi vida: “Arreglar lo que podamos, no amargarse por lo que no podemos solucionar y vivir el presente lo mejor posible. El futuro… ya vendrá. Para qué nos vamos a preocupar por anticipado”.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Rey Midas

La monarquía española continúa disfrutando de más poder del que creemos

​El confiscatorio impuesto sobre el patrimonio

Aunque hace mucho tiempo que no hablo seriamente de temas fiscales, hoy voy a contar un caso verídico

En defensa de las corbatas

Ha sido una prenda de uso universalmente aceptado que completa y mejora, por un precio razonable, el atuendo de los varones

​Balada de las mentiras que nos pueblan

“El corazón del hombre necesita creer algo, y cree mentiras cuando no encuentra verdades que creer", Mariano José de Larra

Albares, Meloni, “Italia llamó, ¡sí!”

Vuelco electoral que en Italia barre a la izquierda del gobierno y da el mando a una mujer situada al otro extremo del espectro político
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris