Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El segmento de plata   Reyes magos   Recuerdos   Infancia   Regalos  

La carta a los Reyes (Magos)

A medida que van transcurriendo los años nuestra carta a los Reyes varía de contenido
Manuel Montes Cleries
sábado, 8 de enero de 2022, 11:28 h (CET)

Aquellos que nacimos a mediados del siglo pasado (que barbaridad), hemos ido cambiando las peticiones de nuestras cartas a sus majestades (que por cierto alguno ya ha entrado en la categoría de emérito; y también viene de Oriente).

           

Aun recuerdo aquellos años en que me conformaba con libros y “las cosas del colegio”. En mi más tierna infancia los reyes me traían un caballo de cartón o un motorista de lata. A los doce años heredé una vieja bicicleta de un primo mío que los Reyes dejaron flamante con un sillón, un pedal y unas cubiertas nuevas. A los quince me echaron una armónica “Honner” preciosa. A los dieciséis un laúd y desde entonces ropa. Mucha ropa.

           

El ennoviamiento y posterior matrimonio cambiaron la tipología de los regalos reales. Ya no era necesario escribir la carta. Sus majestades intuían (no siempre) aquello que te agradaba y se presentaban con obsequios insospechados. La llegada de los hijos cambió la celebración de una manera irreversible. Ya todo se volcaba en convertirse en pajes reales y llenar una habitación de juguetes. Con los nietos todo se ha multiplicado. Mi casa aparece el seis de enero convertida en una especie de almacén distribuidor de “Amazón”. Adiós a la paga extraordinaria y algo más.

           

Pero ¿y nosotros? Los abueletes también tenemos nuestro corazoncito. Escribo a los Reyes Magos cartas llenas de petición de paz y de salud. Aquella oración de “Virgencita que me quede como estoy” se sigue agolpando en nuestra mente y en nuestras peticiones.

            

Esta vez voy a pedir: un año más y una pandemia menos. Muchas cosas que hacer y capacidad de realizarlas. Una sonrisa que salga de dentro y haga más felices a los demás. Un propósito de ver menos telediarios y hablar más con la gente. Un análisis médico que me permita seguir tomando una cervecita, un plato de bacalao con tomate y un buen trozo de queso. Y un dulcecito de vez en cuando.

     

Estoy convencido de que sus majestades me tendrán en cuenta. Pido poco y casi todo es factible. ¡Se me había olvidado! ¡Qué este año seamos uno más en la familia! Amén.

     

Postdata: Como siempre sus Majestades se han portado. Mi casa se ha vuelto a convertir en un manicomio infantil. ¡¡Viva los Reyes Magos!!

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​El deporte y el himno español

Esos segundos de personas erguidas en silencio absoluto escuchando el himno nacional en honor a nuestros deportistas españoles son indescriptibles

Cumbre de la OTAN en Madrid, ¿ha resuelto algo?

En España además de palacios y museos tenemos magnificas catedrales que no nos atrevemos a enseñar a los jefes de estado

Repúblicas de ayer y hoy

La organización del estado conocida como República ha tenido infinidad de variaciones en la historia humana

​Los estadounidenses no tienen leyenda negra

Ciertamente no la necesitan, su historia es nigérrima

Médicos

Se han volcado en la lucha contra una situación que sin su dedicación absoluta hubiera desembocado en una auténtica hecatombe mundial
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris