Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cambio climático   Tierra   Clima   Ciencia   Científicos   Catastrofes Naturales  

¡Y dale con el cambio climático!

Como científico, niego y no admito que lo que le está ocurriendo a la Tierra sea solo y exclusivamente por causa del hombre
Manuel Villegas
jueves, 22 de julio de 2021, 09:58 h (CET)

Ante todo pido disculpas por si alguien se pueda sentir ofendido por mi falta de modestia, pero el candil no se enciende para ponerlo debajo del celemín sino en lo más alto de la casa para que ilumine toda ella. Entre otras titulaciones poseo la de Doctor en Filosofía y Letras, especialidades en Geografía e Historia.


El "Cambio Climático", me ha preocupado siempre mucho y he dado más de una conferencia sobre ello. Tengo un libro intitulado "EL CAMBIO CLIMÁTICO, ¿CULPABLE EL HOMBRE?" que finalizaré lo más pronto que pueda.


La Tierra tiene 4.500 millones de años aproximadamente. ¿Cuántos cambios climáticos se habrán producido desde entonces? Ha habido cuatro grandes glaciaciones y otras de menor entidad, como la ocurrida a mediados del siglo XIV y que ha durado hasta mediados el siglo XIX conocida como la Pequeña Glaciación o la Pequeña Edad de Hielo. 


Las placas tectónicas sobre las que se asienta la superficie del Planeta están en continuo movimiento. Ya lo descubrió Wegener con su teoría de que los continentes se movían, pero no fue hasta los años entre 1950 1970 cuando se inició una teoría coherente de la deriva continental, a la que se le dio el nombre de Tectónica de Placas.


La explicación de esta es muy simple: primero surge un enorme continente al que hemos dado en denominar Pangea(Todo Tierra en Griego), y, con el movimiento de las placas sobre las que se sustenta esta enorme superficie,se ha vuelto a unir y separar más de una vez a lo largo de miles, millones de años. 


No considero oportuno explicar cómo se produce esta unión - separación. Ahora está en camino de unirse, ya que unas se mueven solo unos centésima de milímetro al año y otras hasta diez centímetros, con lo que al cabo de cientos, miles de años se volverá a una nueva Pangea que a su vez, iniciará nuevamente otro movimiento de separación, y así sucesivamente mientras la Tierra forme parte del Universo.


En ningún momento negaré que la acción humana pueda coadyuvar a que este cambio se produzca con más rapidez de lo habitual, pero no admito de ninguna manera que el hombre, solo el hombre, sea el único culpable del cambio climático. Lo que ocurre es que éste, en el colmo de su inconmensurable soberbia, se cree que en sus míseros 80, 90 o algunos más años que dura su corta vida, piensa que podrá contemplar las distintas modificaciones que sufre nuestro Planeta que transcurren durante siglos y milenios.


Estoy en contra de los agoreros que preconizan que, de seguir así, acabaremos con la Tierra. Estos científicos catastrofistas, no sé si por algún tipo de interés, pues no creo que sea por desconocimiento, llenan de miedo a los humanos a los que hacen que se sientan, sin motivo, culpables de las mutaciones que, a los largo de miles de millones de años, ha experimentado nuestra Tierra.


También, como científico, niego, y no admito que lo que le está ocurriendo a la Tierra sea solo y exclusivamente por causa del hombre. ¿Alguno de estos "científicos" se ha molestado alguna vez en preguntarse si no se está iniciando un cambio de clima como los muchos habidos desde que existe nuestro planeta? ¿Quién puede asegurar que no nos encontramos ante el inicio de una modificación de la Tierra cómo las tantas habidas?


Sobre lo que esto no es calentamiento sino abrasamiento global quiero puntualizar que en Córdoba, según se recoge en las Actas capitulares de la sesión del lunes 7 de julio de1533 se da un mandamiento para que estas, que por mandato real deberían de celebrarselos lunes, miércoles y viernes, se supriman las del miércoles a causa de "las muchas calores que hacen". Las reuniones se iniciaban a las nueve de la mañana, horario solar. 


Y sin remontarnos a tiempos tan lejanos, recuerdo que cuando mi madre venía de comprar del mercado nos decía: "He oído en la Plaza que hoy va a haber dos horas de asfixia, así que desde las tres hasta las seis de la tarde ninguno de vosotros sale a la calle". Bien, como buena madre, se curaba en salud. Entonces no había contaminación atmosférica, ni calentamiento global. Hablo de los años 50 del siglo XX. 


Hay que mirar la evolución del clima no con los ojos miopes del corto plazo, sino con el catalejo que nos haga contemplar lo que se encuentra muy, muy lejos de nosotros.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Tiempos modernos

Somos testigos de un montón de cambios que nos cuesta mucho trabajo digerir

Enrique Canchola: visibilizar la poesía desde las neurociencias

Su obra se ha convertido en referente imprescindible para los interesados en mirar la poesía desde la óptica del estudio multidisciplinar del cerebro

El caso Puigdemont apesta. El Gobierno cómplice niega su extradición

Quien parece ser el más interesado en que Europa no extradite al prófugo, resulta ser el propio Gobierno español, dirigido por Pedro Sánchez

La sensatez, más necesaria que nunca

Regrese a nuestros oídos la voz de esa gente noble, que une convenientemente en sí notables pulsos interiores, de laboriosidad y cordura, ante la multitud de salvajes desconciertos que nos enturbian

Muchos menos que un club

La realidad de hoy es tan ruinosa para el Barcelona, como para toda Cataluña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris