Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   GOBIERNO   Poder   Democracia   Moral   VOX   Política  

​El Boletín Oficial del… Gobierno: necedad, malicia y desfachatez política

España nada en el lodazal del caos y la infamia, gracias al emponzoñamiento socio-comunista
Miguel Massanet
lunes, 26 de abril de 2021, 03:48 h (CET)

Puede que en alguna de estas pesadillas que nos amargan los sueños durante la noche hubiéramos podido sentir una angustia semejante, es posible que durante el transcurso de nuestra existencia hayamos tenido momentos en los que hayamos pensado que el Mundo se nos venía encima y, hasta es probable que hayamos tenido sensaciones de profundo abatimiento a consecuencia de percances económicos; pero lo que es cierto es que, en ningún momento de esta etapa democrática en la que hemos estado viviendo estos últimos años de la historia de nuestra nación habíamos pasado por un momento de tal degradación, incompetencia, sectarismo y banalización de la política de España.


Cuando las malas artes, la mentira, el engaño, los trucos y engañifas de quienes no tienen escrúpulos a la hora de optar a un cargo en política o se llega al paroxismo de la maldad cuando se puede caer en lo más bajo simulando un delito para intentar desprestigiar al adversario y presentarlo como el malo del relato, es el momento señores de decir ¡basta! De dejar de mantener esta actitud contemplativa, expectante y tolerante con la que muchos han decidido ignorar la política, pensando que la situación no tiene remedio y que es inútil luchar contra los hados del destino. Estamos viendo como un puñado de descarados enemigos de la Constitución, libertarios sin el menor escrúpulo y progresistas antisistema, día tras día, van minando los cimientos de nuestra democracia; van socavando los principio éticos y morales que recibimos de nuestros mayores; van ocupando los puestos claves de la Administración del Estado y, decreto tras decreto vienen limitando, recortando y restringiendo nuestros derechos constitucionales y nuestras libertades, hasta el punto de que vemos como ya peligra la propia esencia del Estado de derecho o, lo que es lo mismo, que parece que ya entramos, sin remedio en una fase que nos conduce directamente hacia una dictadura de las izquierdas y el consiguiente desmembramiento del país en manos del separatismo catalán y vasco.


El señor Sánchez, el Presidente, que se cansa de repetir lo “malos” que son los del PP o lo “terribles” que son los de VOX afirmando, una y otra vez, que son un partido extremista y anticonstitucional, cuando él mismo es la quinta esencia de la falsedad, la desinformación, la incitación al menosprecio de la oposición y la tergiversación de los hechos para venderlos a los ciudadanos siempre desde el punto de vista de lo que le conviene, sin preocuparse de que, con ello, cada vez está transformando su gobierno en la esencia misma del desprestigio y el ataque a una Constitución que, evidentemente, no es la que el deseara para España que sería, sin lugar a dudas, la que le gustaría compartir con el señor Maduro de Venezuela.


Hemos llegado, señores, al colmo de la degradación de las instituciones cuando, la publicación más prestigiosa del Estado, el BOE, una publicación oficial en la que se deja constancia de la puesta en funcionamiento de nuestras leyes y de cuantas normas y ordenamientos administrativos se establecen a través de las funciones legislativas de las administraciones del Estado; un boletín apolítico en el que no debieran caber más que noticias administrativas, leyes parlamentarias y anuncios oficiales y que, vean ustedes por donde, el Gobierno, en un ejercicio de desprecio hacia sus ciudadanos, ha querido usar como uno más de sus panfletarias  publicaciones, de su ignominiosa propaganda política y de su desprecio por la imparcialidad, incluso en un medio que debiera ser, por su misma finalidad, de la más escrupulosa integridad y del más extremo respeto por la ética.


Pues el BOE ha publicado, juntamente con la Ley Orgánica 5/2021 de 22 de abril, según la Jefatura del Estado, en el preámbulo de la misma, un comentario, ajeno por completo al objeto de la publicación, que es el de promulgar la citada Ley, que resulta ser  tendencioso, evidentemente falso, inexacto y con la única pretensión de informar de forma inexacta respeto a la reforma laboral que el gobierno del señor Rajoy tuvo que poner en práctica, no solamente porque era necesaria, como se pudo comprobar con la mejora que supuso su puesta en práctica para nuestra economía, sino que nos fue impuesta desde  la UE como condición para que pudiéramos recibir ayudas para la situación extrema en la que se encontraban nuestros bancos (cajas de ahorros) a consecuencia de la crisis que nos vino de la quiebra de Leman Brothers y las gravísimas consecuencias financieras y económicas que se derivaron de ella. 


Solamente reproduciré unas líneas del comentario al que me refiero que figura en el BOE 97 del 23 de este mes en el que nos encontramos, para que vean la desfachatez con la que, estos gobernantes que padecemos, ventilan sus asuntos: “Con la crisis como oportunidad, desde la llegada del Gobierno del Partido Popular en diciembre del 2011 (recuerden que el señor Zapatero dejó una España quebrada y a punto de necesitar ser rescatada por los famosos hombres de negro), se inició un proceso constante y sistemático de desmantelamiento de las libertades (¿qué libertades? Lo que se hizo fue salvar España de ser dirigida desde Bruselas con medidas mucho más drásticas de las que aplicó el PP en nuestro país) y especialmente de aquellas que afectan a la manifestación pública del desacuerdo de las políticas del Gobierno (otra vez mienten como bellacos, porque se continuó permitiendo el derecho de manifestación sin limitaciones y el de expresión como es fácilmente comprobable si se consulta la hemeroteca de aquellos tiempos). La reforma laboral que, prácticamente excluyó la negociación colectivas de los trabajadores y devaluó o directamente otros muchos de sus derechos eliminó…( cada palabra y cada frase de semejante libelo debería ser objeto de denuncia ante los juzgados porque lo que ellos califican, por ignorancia o mala fe, como eliminación o reducción de los derechos de los trabajadores no fue más que dar prioridad a los convenios de empresa, algo perfectamente natural en un periodo de crisis en el que era difícil que todas las empresas incluidas en un convenio comarcal, sectorial o nacional estuvieran en las mismas condiciones económicas para permitirles implantar un convenio para el que no estaban preparadas, financieramente y económicamente, para soportar).


Y una frase más del citado boletín en el que queda reflejada la magnitud del rencor que han sido capaces de atesorar aquellos que, ahora, tienen que gobernar por medio de decretos ley, porque no se atreven a afrontar una discusión sobre las leyes que proponen en las que se pudiera resaltar los peligros, para España y su supervivencia, que representan la mayoría de ellas. La frase en cuestión es la siguiente:” y por ello… se reforzaron todas las medidas que exteriorizaron el conflicto, utilizando la legislación en vigor (la Ley de protección de la Seguridad Ciudadana y el Art.º 315.3 del CP) … que asfixian la capacidad de reacción, protesta o resistencia de la ciudadanía y de las organizaciones sindicales”.


Cuesta pensar que quienes se atreven a utilizar semejantes métodos sean los que ahora, sin pruebas que los avalen, culpen a VOX de ser los inductores de estos sujetos que han enviado amenazas por escrito al señor Pablo Iglesias y a esta señora directiva de la guardia Civil. Verán ustedes, conociendo el talante, la propia manera de expresarse de individuos como el señor Rufián, el mismo señor Monedero, el irritable señor Pablo Iglesias o la prescindible señora Montero y, ya no digamos respecto a este señor que rezuma amargura por sus cuatro costados, este que intenta hacer pagar al mundo sus carencias personales, especialmente las mentales, convertido en el sátiro del parlamento, conocido como Echenique que, si por él fuera, seguramente sería partidario de lo que, en tiempos de la segunda república, se practicaba con los curas y las monjas, los miembros de la KGB española o sea, someter a las checas a todo aquel que se saliera del ideario comunista. Lo que, no obstante, no se aplicó con él cuando no pagaba lo que debía al Estado por un ayudante personal.


Verán, como aquí estamos en libertad de pensar lo que queramos y de suponer lo que nos pudiere parecer, en este caso del envío de balas y de amenazas de muerte, si uno se plantea aquello de “qui prodest”, a quién beneficia, difícilmente podríamos pensar que, en cuanto a las elecciones para la comunidad madrileña, pudiera servirle a VOX para captar votos, más bien al contrario, si nos atenemos a la campaña furibunda llevada a cabo por las izquierdas lamentándose de “semejante violencia” que, rápidamente han achacado a la derecha, en lo que para nosotros no se trata más que de otro de los trucos para, en un momento de desesperación, intentar manchar a los partidos que mejores perspectivas tienen para ganar los comicios. Nos parece tan burdo, tan “oportuno” y tan propio de quienes no tienen el más mínimo pudor en llevar a cabo los actos más vergonzosos, repudiables y obscenos; que no nos extrañaría nada que pudiera haber algo de verdad en esta suposición.


O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, es muy posible que la batalla que personalmente, y contra toda lógica, ha emprendido el señor Pedro Sánchez en la campaña electoral de la comunidad madrileña, sin duda dirigida desde la sombra por su “eminencia gris”, el señor Redondo que, nos imaginamos, enrabietado por su fracaso en Murcia y en Castilla, pretende, sea como sea, volcar el voto para que, aunque fuere por los pelos, las izquierdas pudieran gobernar la capital del reino. Esperemos que, en el caso que nos ocupa, la derecha se movilice y acuda a votar masivamente, para evitar que semejantes tramposos se pudieran salir con la suya. Y Platón, una vez más, nos ilustra con su sabiduría: “En política suponemos que todos los que saben cómo obtener votos saben cómo administrar una ciudad o un estado. Cuando estamos enfermos… no pedimos el médico más guapo o el más elocuente”

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Celibato

La clerecía célibe por obligación, ¿es una acción legal? La respuesta a esta pregunta tenemos que ir a buscarla en las Escrituras cristianas

Nuestros cuervos

En la épica medieval, cuando uno aparecía volando delante de un personaje, era señal de traición o mal agüero

El sexo, impuesto por la naturaleza o de libre elección

Estos portadores de la bandera LGTBI, quieren sacar de donde no hay

La nueva política exterior peruana

Esta gira ha sido tremendamente productiva para Castillo. Aparece como un hombre que viene desde abajo evidenciando la posible fortaleza de una democracia

​Heidegger

La vuelta que propone en su filosofía consiste en preocuparse por la verdad de las cosas, sin manipularlas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris