Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Libros
Fenavin, Feria Nacional del Vino
    
Etiquetas:   Entrevista   Literatura   -   Sección:   Libros
“La misión del coach consiste en salir de uno mismo, vaciarse y dedicarse al otro”
Entrevista a Cristina Soria, coach y escritora
Herme Cerezo
lunes, 16 de marzo de 2015, 09:38
  |  Comentar



entrev160315A



Cristina Soria Ruiz (Zaragoza, 1975) es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad San Pablo CEU y máster en Coaching e Inteligencia Emocional en N-Acción, con certificado de ASESCO. Formada en Neuronal Coaching y experta en comunicación no verbal, comenzó desarrollando su carrera profesional en medios de comunicación, agencias de prensa y en el mundo de la empresa, pasión que dejó atrás para dedicarse de lleno al mundo del coaching y de la inteligencia emocional. Life and executive coach, Cristina trabaja tanto con adultos como con niños. Con infinitas ganas de seguir aprendiendo, está ampliando su formación en Coaching Sistémico. También forma parte de la red de profesores del Máster en Coaching, Inteligencia Emocional, Relacional y Ciencia Cognitiva de N-Acción, y participa en distintas charlas y eventos de motivación y formación en Inteligencia Emocional. Desde hace más de tres años participa en el programa Sálvame, donde ha trabajado con colaboradores y famosos en la obtención de distintos retos, y donde analiza la comunicación no verbal y los conflictos emocionales en personajes de actualidad. En su haber tiene dos libros publicados: ‘Yo puedo ayudarte’ y ‘Sí, tú puedes’, su reciente entrega.

La vida es un largo camino del que conocemos su origen, pero no sabemos ni su fin ni cómo transcurrirán sus etapas. Durante nuestra andadura alcanzamos cimas, momentos felices en los que nos sentimos motivados, queridos, protagonistas de nuestro propio éxito, pero también transitamos por valles donde todo es monotonía o nos encontramos con obstáculos que debemos ir sorteando.

En todo este proceso, lo realmente importante es que cada uno sea el verdadero protagonista de su vida y que alcance las metas que se proponga. Cristina Soria, a través de su nuevo libro, ‘Sí, tú puedes’, editado por Temas de hoy, propone una serie de retos para aprender el manejo de emociones tan importantes como el enfado o el miedo, aceptándose cada uno como es. En el establecimiento ‘La Chaise’ de la calle Maestro Clavé de Valencia, pude conversar durante unos minutos con ella sobre su profesión, su libro y sus propias metas.

Cristina, la editorial te presenta como “la coach de la tele”, ¿esto molesta o ayuda?
Bueno, aunque no me siento identificada con esa definición me he tenido que acostumbrar. Yo solo trabajo en la televisión, no soy la coach de la tele, pero también comprendo que para la editorial puede ser importante expresarlo así.

Creo que coach y psicólogo son términos que se asocian mucho, ¿qué diferencias existen entre uno y otro?
La diferencia más importante es que los coach no hacemos terapia, no tratamos patologías y, por tanto, no llegamos a la parte clínica. Un coach trabaja por objetivos y le proporciona a su cliente una serie de herramientas para alcanzar sus metas. Tampoco damos consejos, le hacemos responsable de su propio cambio.

Desde hace varios años trabajas en ‘Sálvame de luxe’, ¿cómo llegaste a este programa desde tu despacho de coach?
Tenía amigos en televisión y me pidieron que analizase un poco el comportamiento de algunas personas. La cosa funcionó, se fue corriendo la voz, me vieron otros realizadores y empezaron a pedir mi colaboración. Primero grababa las intervenciones en mi casa o en la redacción, hasta que un verano me llamaron para decirme que fuese a los estudios para grabar un programa. Como no me daba tiempo, les propuse hacerlo en el mismo plató, en directo. Me lancé, salió bien y hasta hoy.

Y ¿ejercer como coach en directo delante de las cámaras resulta sencillo?
En este trabajo de lo que se trata es de salir de ti mismo, vaciarte y dedicarte al otro. En mi despacho, el trabajo es más profundo, aplico herramientas que en televisión no puedo utilizar, porque todo ha de ir más rápido y ser más visual. Pero he de amoldarme a lo que sea, sin olvidar que la televisión me está aportando mucho, ya que me permite desenvolverme en un medio distinto y al mismo tiempo darme a conocer.

¿La televisión te ha cambiado la vida?
Creo que no puedo decir que haya sido así. En mi vida he pasado por varias etapas hasta llegar al momento actual. Por circunstancias personales dejé mi carrera anterior como profesional de la comunicación y, cuando intenté reincorporarme al mundo laboral, me tropecé con la crisis. Me planteé mi futuro y opté por quedarme en casa. Aquello era como una vuelta atrás, así que me introduje en el coaching por necesidad propia, para aplicármelo a mí misma. Pero me gustó tanto que decidí dedicarme a ello profesionalmente.

entrev160315B

¿Cómo surgió la idea de escribir ‘Sí, tú puedes?
Comencé a trabajar con Carmen Bazán. A raíz de todo aquello, a Carmen le propusieron escribir un libro sobre su experiencia y a mí me pidieron que colaborase en la parte concerniente a su desarrollo personal en la que yo intervenía. A partir de ahí fue la propia editorial quien me habló de escribir un libro. Así surgió ‘Yo puedo ayudarte’, que tuvo mucho éxito, hasta el punto de venderse doce ediciones. Ahora he escrito ‘Sí, tú puedes’ y veremos cómo funciona.

‘Sí, tú puedes’ es un libro de autoayuda. ¿A qué crees que se debe el éxito de este tipo de publicaciones?
Un libro de autoayuda es una opción más que dispone el lector. En él va a encontrar una serie de herramientas que puede emplear o no. Creo que estos libros se han vendido siempre, pero quizá ahora a la gente no le importa reconocer que los lee y, además, la actual situación de crisis también ha favorecido su mayor difusión.

Cuando una persona abre ‘Sí, tú puedes’, lo primero que llama su atención es que se trata de un libro-cuaderno, en el que el lector debe trabajar, ¿el éxito del libro radica precisamente en la implicación del lector?
El lector es el que acaba el libro y, en un momento determinado, tiene la posibilidad de echar la vista atrás y ver lo que escribió en otro momento, algo que le puede resultar de ayuda. El texto propone una serie de retos y cada uno escoge cuál quiere trabajar.

El aspecto del libro también es curioso, porque está maquetado en color azul, un tono que dicen que es frío, relajado.
Este aspecto es cuestión de la diseñadora. Durante la maquetación no tuve contacto con ella, de hecho no la conozco, pero creo que ha clavado mis intenciones. El color azul es el de la comunicación, muy en línea wonderful, ligero, y emite un mensaje positivo, de motivación, que trata de transmitir al lector.

El libro, que está dividido en dos partes, entre varios retos trata del enfado, ¿qué tiene el enfado que nos molesta en los demás pero no en nosotros mismos?
Eso es una justificación. Nosotros nos justificamos siempre para no sentirnos tan responsables. Uno de los ejercicios que propone el libro es escuchar y observar cuando alguien se enfada. Ojalá dispusiéramos de una cámara de vídeo que nos grabase y nos permitiera recapacitar después de vernos a nosotros mismos.

Al final de cada uno de estos retos, el lector descubre el dibujo de dos manos: una con el pulgar arriba y otra con el pulgar abajo y ha de tachar la que corresponda. Si escoge el dedo arriba todo está claro, pero si tacha el otro, ¿qué sucede?
Si tachas el segundo has de estudiar qué ha ocurrido para que no hayas podido superar ese reto y observar dónde te has equivocado. Puede suceder también que no lo has superado porque no era el mejor momento para acometer la empresa y tal vez debías haber trabajado antes otros aspectos. Hay que tener presente que el libro no es como estar con un coach presencial, pero también hay que saber que algunas personas tienen suficiente con esto y no necesitan la presencia física de un coach.

De las muchas que hay, destaco una frase del libro: “depresión: exceso de pasado; ansiedad: exceso de futuro; hay que vivir el presente”. ¿Resulta sencillo conseguir el equilibrio necesario para huir de la depresión y de la ansiedad?
Viviendo el presente se consigue el equilibro. Tenemos que aprender del pasado porque nos ha conducido al presente, pero hay que centrarse en el presente y corregir del pasado aquello que no nos gusta. Y no nos podemos anticipar al futuro, porque si no viviríamos presos de un estrés tremendo que nos haría sufrir por anticipado.

Y la última por hoy: ¿habrá tercer libro de autoayuda de Cristina Soria?
Nunca pensé que habría un segundo libro, así que vivamos el presente y ya veremos que nos depara el futuro.
Comentarios
Escriba su opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris