Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Jesús   Biblia   Corintios  

Eva y María

María fue el instrumento que utilizó el Padre celestial para la encarnación de su Hijo
Octavi Pereña
martes, 29 de diciembre de 2020, 12:08 h (CET)

Tres son los dogmas proclamados por la Iglesia Católica que son claramente anti bíblicos y que afectan la salud espiritual de los fieles porque los extravían del camino de la salvación que es Cristo. Jesús es el camino estrecho que conduce al Padre y que son pocos quienes lo transitan. Fuera de Jesús el camino es ancho y conduce a la condenación eterna. Muchos son quienes caminan por él.

El prime dogma que tenemos que mencionar es el de la infalibilidad papal. Fue promulgado en el Concilio Vaticano I en el año 1870. Ha tenido muchos efectos negativos en la salud espiritual de los fieles católicos porque los aleja de la confianza en Dios que es el Infalible, para depositarla en hombres falibles. Este dogma convierte a los papas en dioses al hacerse suyos atributos que son exclusivos de Dios. Dicho dogma transgrede el Decálogo que en su primer mandamiento dice: “No tendrás dioses ajenos delante de mí” (Éxodo 20: 3). Referente a los mandamientos Santiago escribe: “Porque cualquiera que guarde toda la Ley, pero ofende en un punto, se hace culpable de todos.

Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho. No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la Ley” (Santiago 2: 10,11). Es evidente que las multitudes que se congregan en la plaza de San Pedro para recibir las bendiciones papales y las que se reúnen en los llamados viajes misioneros del papa, no siguen a Jesús que es el camino estrecho que lleva al Padre. La desobediencia al primer mandamiento de la Ley de Dios abre la compuerta por la que entran a borbollones en el seno de la Iglesia Católica doctrinas heréticas que según las Sagradas Escrituras cristiana desencaminan a quienes las creen.

En el año 1854 se promulgó el doma de la Inmaculada Concepción de María, madre de Jesús. Según el razonamiento silogístico se deduce que si Jesús es sin pecado, María su madre, también tiene que serlo. El dogma de la Inmaculada Concepción no tiene base bíblica. Es erróneo porque no tiene en cuenta que María por ser desciende de Adán es pecadora. “Como está escrito: No ay justo ni aun uno” (Romanos 3: 10). Más claro el agua. Si no basta esta declaración, leamos: “No hay quien entienda, no hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles, no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno” (Romanos 3: 11,12). Si estas afirmaciones no son suficientes, vayamos a lo que María piensa de sí misma: “Engrandece mi alma al Señor, y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador” (Lucas 1. 46,47). No admite que se la considere concebida sin pecado.

Prosigamos con el silogismo. Si Jesús fue resucitado de entre los muertos se llega a la conclusión que María subió corporalmente al cielo sin pasar por la muerte. En el año 1950 se promulgó el dogma de la ascensión corporal de María al cielo sin pasar por la muerte. Si Jesús es el Redentor qué impide que a María se le vaya concediendo atributos que conciernen a Jesús su Hijo. ¿Por qué no puede ser corredentora? Todavía no se ha promulgado el dogma que oficialmente se la reconozca como tal. En el horizonte, pero, se percibe la tendencia de que más pronto o más tarde se reconocerá a María como corredentora con Jesús.

Joan Josep Omella, arzobispo de Barcelona hace esta declaración en su escrito María es la nueva Eva: “Para conocer a María solo se necesita leer con actitud humilde la Sagrada Escritura. Si leemos la Biblia con atención descubriremos que María es la nueva Eva. No obstante, a diferencia de Eva, María no se esconde de Dios”. Pienso que el arzobispo de Barcelona al hacer esta declaración no tiene en cuenta estos dos textos: “Porque así como en Adán todos mueren, también en cristo todos serán vivificados…También está escrito: Fue hecho el primer hombre, Adán, alma viviente, el postrer Adán, espíritu vivificante” (1 Corintios 15: 22,45). El silogismo de Joan Josep Omella, se basa en una premisa falsa ya que es la desobediencia de Adán la que contamina de pecado a toda su descendencia. El afán de pretender exaltar a María mas allá de lo que le corresponde hace que se cometan disparates teológicos de fatales consecuencias para quienes los razonan y para los lectores que los creen. “En Adán todos mueren”, no en Eva. “Fue hecho el primer hombre, Adán, alma viviente, el postrer Adán (Jesús), espíritu vivificante”. El silogismo del arzobispo coloca a María en una posición que no le pertenece. La lectura humilde de la Sagrada Escritura como sugiere el arzobispo, muestra que María no desea que se la exalte de la manera como se hace: “Engrandece mi alma al Señor, y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador, porque ha mirado la bajeza de su sirvienta… quitó de los tronos a los poderosos y exaltó a los humildes” (Lucas 1: 46-48, 52).

Quienes enaltecen a María torciendo a conveniencia la enseñanza de la Sagrada Escritura deberían tener presente estas palabras del apóstol Pedro: Mientras se espera la venida gloriosa de Jesús al final del tiempo para introducir el Reino eternos de Dios: “Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por Él sin mancha e irreprensibles, en paz. Y tened entendido que la paciencia de nuestro señor es para salvación, como también nuestro hermano Pablo, según la sabiduría le ha sido dada, os ha escrito, casi en todas sus epístolas, habla en ellas de estas cosas, entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales, los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia perdición” (2 Pedro 3: 14-16).

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Sustituir la realidad por la narración

Valentín Abelenda, Gerona

​Facilitar cuanto antes la creación de empleo

Pedro García, Gerona

Osiris y la Ley de Protección de la Infancia

Venancio Rodríguez Sanz

Alumnos sobrecargados, políticos que se venden

Martín Martínez, Barcelona

​Busca recomponer las relaciones

Domingo Martínez, Burgos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris