Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El segmento de plata   Reflexiones   Feminismo  

Hipócritas

Estamos rodeados de hipócritas. Aquellos que “fingen una cualidad, sentimiento, virtud u opinión que no tienen”
Manuel Montes Cleries
miércoles, 18 de noviembre de 2020, 13:26 h (CET)

De vez en cuando surgen voces airadas acusando a aquellos que no son de su propia cuerda de todos los “ismos” imaginables. Machismo, feminismo, fascismo, comunismo, etc. Todo se mueve en función de los modos y de las modas.


Para mí es hipocresía la persecución a los fumadores mientras se estimula el consumo de alcohol. Hipocresía es el excesivo control del lenguaje para evitar caer en el “grave error” de utilizar las palabras inclusivas; hay que decir hombres y mujeres, futbolistas y “futbolistos” o progres y “progras”, mientras cada vez se habla –o se escribe- peor. Se sueltan tacos, blasfemias y todo tipo de barbaridades a troche y moche. También se ha puesto de moda la palabra “mierda” (con perdón) y no hay ninguna frase de un moderno que no la diga.


Hipocresía es el proclamar que se está en contra de la droga mientras se emiten películas en las que se hace uso descarado de las mismas por los “héroes” protagonistas de ella. Sin ir más lejos; el pasado domingo deje de ver una película premiadísima que emitían en televisión. En la misma, una exhibición de consumo y apología de todo tipo de sustancias. Del alcohol para que hablar.


Para mí, hipócritas son aquellos que hablan de democracia y de tolerancia a las ideas, mientras se persigue y ningunea a los cristianos. Se blasfema a diario, no se nos cae el “hostia” de la boca, se defeca en Dios o en la Virgen, en público y sin motivo, a las primeras de cambio, al mismo tiempo que se “reverencia” a todos los que presumen de otras creencias. Solo tenemos que escuchar el lenguaje de los adolescentes de nuestros días llenos de tacos sin ningún tipo de pudor.


Hipócritas son los que dicen defender a capa y espada a los mayores mientras se les “aparca” en maravillosas residencias donde nunca se podrá igualar el trato que reciben en el seno de sus familias o en su propio hogar.


No podremos desterrar a lo hipócritas de nuestras vidas. A los defensores de “lo políticamente correcto” en tertulias y declaraciones. Pero creo que ya va siendo hora de que los denunciemos y afeemos sus costumbres. No seamos hipócritas riéndoles las gracias o aceptando sus modas. Ya está bien. Estamos hartos de caretas.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Disarmonía incongruente

Necesitamos abandonar el seguidismo de las necias intemperancias para reivindicar con ahínco la presencia ilusionada de las personas con las mentalidades abiertas

Política de máscaras venecianas

El pueblo no quiere tierras; desea convivencia, vivir sin puertas, sin vividores, sin consejeros serviles, sin mercenarios baratos…

​Cómo saber si eres idiota

Expondré en este artículo unas sencillas fórmulas, interrogantes que fácilmente nos podemos hacer y contestar, para descubrir si somos normales o somos como la mayoría

Fortalecerse

Afianzarse como familia irradia un horizonte despejado, al saber acompasarse y acompañarse, de vivos tonos y timbres, para no morir de frío y poder florecer desvivido por vivir

​Los números cantan

Se impone, a estas alturas, definir con claridad, qué es lo que de verdad queremos conseguir los gitanos españoles
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris