Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Religión   Cristo   Teología  

El cristo de la clemencia

Esta semana he recibido una de esas noticias que te dan un respiro en medio de una situación tan difícil como la que vivimos
Manuel Montes Cleries
jueves, 8 de octubre de 2020, 09:57 h (CET)

Durante varios años he contemplado con interés y cierta prevención el vía-crucis que se celebraba en la catedral todos los Viernes Santos después de los Oficios. Preparaba la retransmisión de las entradas en la misma de las cofradías de dicho día, mientras observaba un desfile del Cristo Mutilado a hombros de sus hermanos rodeado de uniformes, plumeros, corazas, mantillas y trajes negros, silencio y taconazos sobre el mármol.

Aunque no lo pretendieran, significaba un recuerdo a una situación terrible y sus consecuencias posteriores. La imagen mutilada seguía recordándonos a una noche de barbarie que estaba más que olvidada por su principal protagonista: Jesús de Nazaret. Él les había perdonado desde el principio y lo que quería era que todos nos reconciliáramos y no volviéramos a las andadas; a una lucha fraticida.

Un gran imaginero, Miñarro, ha restaurado la bella imagen. Le ha vuelto a colocar las extremidades perdidas y le ha quitado ese color oscuro que tapaba el amor que se desprende de su deseo de que todos seamos felices.

Su nombre también ha cambiado. Ya no es un Cristo Mutilado. Es el Cristo de la Clemencia.

Dice el diccionario que Clemencia significa: “Benevolencia o compasión con que una persona juzga o castiga a otra”. ¡Qué acertado es el nombre! A ver si de una vez por todas, los de un lado y los de otro, dejan de buscarse las cosquillas y ponen en marcha la Clemencia.

Estoy deseando poder acercarme a la Catedral y arrodillarme ante ese punto de encuentro entre todos que significa desde hoy esa imagen. Ojalá mueva nuestros corazones de piedra que alguien se preocupa de volver a llenar de rencor. Bienvenida esta llamada a la concordia.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Bajar a Madrid, al Ritz, desde una zapatillas

Nueva Economía Fórum, como primera tribuna política madrileña, tras el verano, ha empezado con cuatro actos

​La II República inspira a la ministra Díaz en derecho premial

Real Decreto por el que se aprueba el reglamento de la medalla y la placa al mérito en el trabajo

Una gobernación muy dañina

España va en caída libre en muchas cosas

Qualia o no qualia

O nos implicamos como personas, o las avalanchas mediocres nos desintegrarán

Acabar con los despropósitos

Lo sensato es unirse y reunirse para poder enfrentarse al mayor quebranto de irregularidades y miserias que golpean al planeta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris