Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Política   Pedro Sánchez   Cataluña  

Dictocracia

Sí, ya se que me acabo de inventar un palabro que posiblemente nunca se recogerá en el DIRAE, pero tiene su sentido ya que es la unión de dos vocablos admitidos por la RAE: Dictadura y Democracia
Manuel Villegas
sábado, 2 de mayo de 2020, 08:22 h (CET)

Son dos formas de gobernar un país incompatibles entre sí, o sea, donde se dé la una, no puede existir la otra. Como decían los latinos constituyen una “contradictio in terminis”, los griegos la denominan ὀξύμωρον (oxýmōron), y nosotros oxímoron que, según la RAE, consistente en combinar dos palabras o expresiones de significado opuesto.

Pues bien, esa combinación de dos términos enfrentados es a lo que ha llegado Pedro Sánchez, este mago de las contradicciones, de los avances y retrocesos que continuamente se está rectificando. Recuerdo que hubo, tiempo ha, un baile al que le llamaban la yenka que decía: “izquierda, izquierda, derecha, derecha, delante, detrás, un dos tres…”.


Esto es lo que practica el indefinible Pedro, mucha izquierda, mucha izquierda, está aliado con los comunistas que aspiran a introducir en España un régimen dictatorial como en Cuba, Venezuela…, nada de derecha, con la que no cuenta para nada, pero sí le pide su apoyo incondicional; delante detrás, un dos tres y adelante aunque arrase todas las libertades.

España salió, en buena, hora de una dictadura cuando se aprobó la Constitución por la que nos regimos, pero con el advenimiento de Pedro Sánchez al poder, especialmente en estos últimos tiempos, se ha creado una situación de dictadura, dentro de una democracia.

La Dictadura se produce cuando un gobernante no admite otras formaciones políticas, salvo la suya, a diferencia de la democracia que es cuando el poder reside en el pueblo y el país es gobernado por sus representantes. Es obvio ¿verdad?

Sánchez, con la excusa de la epidemia que asola al mundo, ha limitado drásticamente nuestras libertades y nos ha enclaustrado de forma draconiana.

Está ejerciendo un poder absoluto comparable al Despotismo ilustrado del siglo XVIII, ya que no cuenta con ninguno de los partidos políticos restantes, ni siquiera con los que los mantienen en el poder, pues tanto Ezquerra Republicana, hay que oír lo que ha dicho Rufián en el Congreso, y el PNV que le ha dejado bien claro que no lo apoyará en otra prórroga, además de las que ha decretado, si no cuenta con el apoyo delas CC.AA, sobre todo con la del país vasco.

No es admisible esta forma de gobernar en una democracia, como tampoco se puede tolerar que tome sus decisiones sin contar con la voluntad de millones de españoles representados en los partidos de la oposición a los que desprecia.

Tampoco es tolerable que estos conozcan sus decisiones que nos afectan a todos, por su interminables monólogos de los sábados en los que habla y habla sin transmitir ninguna idea, son, como decía Santa Teresa, “golpeteo de latas”, palabras sin ningún contenido y faltas de ideas.

Este hombre todavía no se ha dado cuenta de que muchos españoles, ¡ojalá fuésemos todos! tenemos capacidad de crítica y no nos puede embaucar con su charlatanería.

Que se prepare para lo que le puede sobrevenir después de tanto engaño e intento de tomarnos por tontos.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Victoria sobre el envejecimiento

Las arrugas son indicadores fiables que el cuerpo debe morir

¿Revolución de colores contra Putin?

La implementación de sanciones por EEUU, el colapso del rublo, la caída del precio del petróleo y la subida de impuestos serían misiles en la línea de flotación de la supervivencia económica del Gobierno de Putin

El odio reconcentrado que carcome al comunismo español

​En el colmo de la ignominia, siendo un bien municipal, la ha arrojado, con el mayor de los desprecios a un vertedero. ¿Puede haber mayor ruindad?

Una pandemia de la que la izquierda saca provecho, ¡Inmoral!

Y mientras tanto, aprovechando la vigencia del estado de alarma y manteniendo a los ciudadanos pendientes de la epidemia que asola nuestro país, ellos, de matute, van colando decretos ley para ir formando o tejiendo, como prefieran, su especial cordón sanitario entorno a la Constitución

Filigramma 7: leer y quedar atrapado

No sé qué tiene ese poema, que lo he convertido en mi bandera, en mi divisa, en mi escudo de armas…
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris