Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   CAza   Accidentes   Negligencia  

Caza, negligencia y carcajadas

No llamemos accidentes a los muertos humanos de la caza. No lo son
Julio Ortega Fraile
@JOrtegaFr
lunes, 6 de abril de 2020, 13:42 h (CET)

Estos fotogramas pertenecen a un vídeo rodado durante una montería. El cazador que se está más alejado observa que un jabalí cruza y dispara. Falla el tiro, el proyectil da contra el suelo y sale rebotado hacia los puestos donde se encuentran otros escopeteros pasándoles al lado. En la grabación se puede escuchar cómo silba junto a ellos, pero al final todavía se oye algo más aterrador: carcajadas.

Cada año mueren docenas de humanos y cientos de ellos resultan con heridas de distinta gravedad como consecuencia de los llamados “accidentes cinegéticos”. Contemplando las imágenes de un hecho del queen esta ocasión hay constancia gráfica y sabiendo que muchas, muchísimas veces más ocurre sin que existan pruebas excepto cuando ya lo son en forma de cadáveres, no queda otra que preguntarse si esos muertos o heridos deberían dejar de calificarse como accidentales para pasar a denominarlos la consecuencia pronosticable de armas en manos de personas que carecen de las capacidades cognitivas y físicas para empuñarlas, pero que van sobradas de ansia de llegar al bar con la bandeja de su pick up lo más cargada posible de cuerpos ensangrentados de animales inocentes para celebrar lo bien que se ha dado la mañana.

Los protagonistas de este vídeo siguen vivos a día de hoy. Esta vez el azar quiso que por fortuna ninguno de ellos ni tampoco el jabalí acabasen con una bala alojada en su interior, sin embargo siguen poseyendo rifles y conservando la naturaleza que les llevará a continuar saliendo a cazar, a hacerlo de ese modo tan temerario y a reírse después. Puede que en la próxima montería y en el próximo camino la jornada finalice con un furgón judicial abriendo su portón para meter dentro a un muerto.

Esa vez no habrá risas, pero lo volverán a llamar accidente fortuito y no, no lo habrá sido. La imprudencia, la negligencia y el déficit de aptitudes para utilizar armas mezclado con la prisa por apretar el gatillo no son patas para la casualidad sino el prólogo para lo previsible.

¿A qué estamos esperando para prohibir la caza, una actividad que no deja de generar sufrimiento y muerte en tantas especies, incluida la nuestra? Y mientras eso ocurre (que debería ser ya) ¿cuántas autopsias más hacen falta para que las pruebas psicotécnicas y médicas de los cazadores sean exámenes exhaustivos y no una suerte de trámite comercial que si no lo superas puedes repetirlo las veces que sea necesario? ¿O para que esos “accidentes” de caza se enjuicien en cualquier circunstancia por la vía penal?

La caza mata y son muertes injustificables, absurdas y evitables. Todas las que genera. Médicos que dais por aptos a los cazadores para portar armas, magistrados que juzgáis y políticos que legisláis, tened algo muy presente, porque ignorarlo detendrá la reflexión que os lleve a la ejemplaridad, pero no cortará las hemorragias que conducen a muertes que pudisteis impedir: al final del vídeo se escuchan carcajadas. Carcajadas, recordadlo. ¡Carcajadas!

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Suicidios

Una de las consecuencias de no seguir la normativa divina es que el alma que inicialmente era un frondoso vergel se convierte en un yermo, un lugar inhóspito

​Un dios llamado 'duda' y un 'yo', de fe tangible, conversan

Dicen que siempre sales en busca del extraviado. Algunos comentan haberte visto y sentido. Otros aseguran haber oído tu voz

Maldito oligopolio

Amenazan que pararán las Nucleares, al margen del vaciado de los embalses y dejar sin agua a pueblos limítrofes

​La cumbre de la CELAC

Fue creada en el 2010 para unir, por primera vez en la historia, a todos los 33 Estados soberanos al sur de EEUU

​Inteligencia artificial

El problema de la conciencia de la IA es complejo. Sobre todo porque es pensable que las máquinas inteligentes pueden ser cada vez más capaces
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris