Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Tierra   Medio Ambiente   Naturaleza  

Cuidemos la tierra

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra”. (Génesis, 1:1)
Carlos Javier Jarquín
domingo, 24 de noviembre de 2019, 09:54 h (CET)

Tierra, es única protagonista de nuestra vida, sino hubiese tierra lógicamente no existiéramos, su belleza y riqueza que posee es excepcional e invaluable, en ella se producen los deliciosos alimentos que diariamente saboreamos, todo lo natural es ideal para nuestro consumo cotidiano. Sin su estancia no existiera humanidad, plantas ni todo ser habitable en este mundo de gloria divina, Dios tuvo gran idea e inspiración por excelencia de crear Tierra, logrando tal hazaña en su primer día de excelentísima obra universal.


Así sucesivamente fue creando, con sublime diseño, todo lo existente en el Orbe, él nos regaló un mundo paradisíaco con la idea de que así fuera siempre, pero el hombre no ha sabido amar su hermosa Tierra, estrictamente se ha dado a la tarea de destruirla totalmente, con actitudes negativas y perjudiciales hacia nosotros mismos. Es lamentable el daño que le hemos hecho a “la madre Tierra”, agua, plantas y animales. Actualmente vivimos un calentamiento global progresivo, en poco tiempo sino actuamos como deberíamos hacerlo pronto dejaremos de respirar.


Este dolor provocado por el ser humano, cada día lo vivimos plenamente, estas acciones que hemos venido realizando en no cuidar con delicadeza lo que posee la índole, cada segundo vivido profundamente nos afecta con gran fuerza, hemos sido expertos en destruir las plantas preciosas que nos brindan respiración genuina, los animales silvestres son pocos los que quedan en los bosques, el agua ideal para consumo humano se ha reducido a su grado máximo, lo que abunda es agua contaminada, el aire genuino cada día se va agotando y silenciosamente de nosotros se está despidiendo.


Detenidamente se observa en las ciudades como rebalsan, por distintas calles, excesiva “mugre” que afecta en abundancia nuestra respiración, el aire y su exquisita fragancia diariamente se limita, porque muchos no practican el maravilloso hábito de ser aseado. Es sorprendente como seguimos destruyendo el suelo y todo lo que en él convive, debemos salvaguardar lo que nos inspira a vivir, seamos digno a cuidar la tierra y prudentes con lo que la naturaleza nos ha obsequiado, que ha sido de bendición para nuestra formidable existencia.




Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Celebración anticolonialista de la monarquía

De cómo una monarquía magrebí se convirtió en símbolo de lucha contra los imperios segregacionistas que colonizaban países del norte africano

​Las refriegas están servidas

El presidente Sánchez se ve obligado a un entreguismo que es fruto de su ineficacia política y su indisimulado narcisismo

Husserl y la ética

​El anhelo de infinitud es algo que este filósofo indica en sus obras como lo propio de la actitud humana

Garzón

Estos comunistas son el acabose. Quieren para todo el mundo una vida modesta, pero la suya la viven como el mayor capitalista

Reflejos desde la montaña

Alejados de las perspectivas agobiantes, distinguimos mejor las auténticas circunstancias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris