Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Reflexión   Polítca  

Velocidad de caracoles

Cuando agotamos las palabras y las expresiones habituales, es asombroso, no sobreviene el silencio absoluto
Rafael Pérez Ortolá
viernes, 2 de agosto de 2019, 09:38 h (CET)

Al final los caracoles también persiguen sus metas; destino e iniciativas enlazan sus papeles. Esto si que es velocidad, le decía un caracol a su compañero. Pues bien, dejando aparte las demostraciones, el tiempo, los tamaños, destinos y vicisitudes, plantean la riqueza de perspectivas para cualquier empeño. La cara de los caracoles expresa con claridad los AVATARES por los que atraviesan, son más reveladoras de lo aparentado a primera vista. Monótona y de color gris en los urbanitas recorriendo muros y resquicios. En los troncos secos, fijan su atención en los rugosos obstáculos. Con los ojos brillantes circulan por la hierba mojada al salir el sol. El enclaustramiento en su caparazón habla de su simplicidad, sin elucubraciones.

También en esto de atribuirse velocidades somos superiores los humanos. Lo hacemos extensivo a supuestos méritos, atribuciones o lindezas. La agudeza enajenada de Don Quijote era muy cuerda. Consideraba a Sancho un porro de cuidado, poco dado a los esfuerzos y cuidados; le advertía de sus escasos merecimientos para la gobernanza de la ínsula y de los confusos entornos de los altos cargos. Cobran actualidad estas admoniciones, inciden sobre la NECEDAD de tantos promocionados engreídos y prepotentes; se colocan con maniobras desorientadoras, adobadas de parafernalias chocantes; con las consiguientes repercusiones crispadoras de los ambientes comunitarios.

Las declaraciones, informes, estadísticas, mítines…configuran unas simples pisadas que con frecuencia ni miran donde pisan; la desviación de su punto de mira dificulta su comprensión. De lo dicho por Zaplana, asesores de Podemos, autonomistas, socialistas implicados en los ERES, salvapatrias; a las vivencias ciudadanas, las distancias aumentan. ¿Quién va más rápido? ¿Hacia dónde? Los circuitos informativos gustan de los engaños. Las SINTONÍAS enarbolan perversas inclinaciones enmascaradas. El alarde de transparencia queda falseado por los hechos cotidianos. Los interesados en la participación, abstenganse de las ideas propias, la babosidad del sistema los frenará.

Las aspiraciones son variadas, jornadas saludables, sentimientos satisfechos, libertad decisoria, buen trato; aunque enfiladas al derecho de ser otorgadas por los entes en funcionamiento. Son como proyecciones EXTRAVIADAS. Así como el odio nace a veces del amor…extraviado; las aspiraciones desvian su orientación al carácter receptivo. Como es natural, en la medida de su ímpetu reivindicativo, propenden al olvido de circunstancias primordiales. Somos muy expresivos al respecto, privan las tendencias obsesivas hacia los deseos particulares; con la mínima atención a los perjuicios comunitarios derivados. Las conductas acomodaticias pierden el compás de la auténtica realidad.

La neblina de la crisis entristece, entumece la vitalidad de las personas. El caparazón encubridor sirve de poco, acaso confiados en las soluciones mesiánicas en una mezcla de enajenación y necedad. Escribió Julián Marías: La verdadera corrupción gira en torno a la falta de pronunciamiento de los mayores. Entiendo que lo afirmaba en el doble sentido de decir y hacer. Con la pasividad unida a la indiferencia ante los hechos consumados, los cizañeros andan sobrados. ¿Será una cuestión de fuerza juvenil? Los simples recorridos intrascendentes desorientan. La desaparición del RIGOR pensante enflaquece a la comunidad, tesis del presidente Sánchez, directora de cuidados infantiles secuestradora, camelos universitarios.

¿Conocen algún dueño los sueños? ¿Toda la vida es un sueño? ¿Debemos alejarnos de los sueños? ¿Qué haremos con los sueños? Estamos sometidos a velocidades dispares. Porque:

SOÑADORES

El sueños nos eleva

Y la realidad nos subleva.


Si dormidos,

Perdemos el control.

Si despiertos,

Nos descontrolamos.


Pero,

Esa libertad trepidante

Es una ilusión fascinante

Que no debemos perder.


No es por rebeldía

Ni por soberbia;

Es por la fluidez del instante,

Indomeñable tratante

De las esencias particulares.


Irrenunciable tesón

En sana misión

De conducirnos por la vida.

Quién sabe si los duendecillos del bosque serán los caracoles. En los húmedos recovecos desarrollan sus potencias con recorridos inverosímiles. El sombrío dibujo del arbolado contrasta con las claridades. La dimensión de las ambiciones establecerá el grado de adaptación necesario al medio según las cualidades disponibles; permitirá el hallazgo de los CLAROS del BOSQUE sugeridos por María Zambrano. Su perfil asienta en la disposición de los seres vivos afectados. Recovecos al sol, calidad de los acompañantes, amplitud de los espacios, riscos elevados; serán elegidos por aquellas disposiciones. El desplazamiento o la actitud reposada dependerá de las mil circunstancias vitales.

Así descubrimos las múltiples ramificaciones del tiempo, de las cuales vamos perdiendo el sentido de su significado. Podemos perdernos hacia el pasado, quizá en trayectos futuros, elevados al espacio o introducidos en estructuras minúsculas; aunque entre sus vericuetos descuidemos el tiempo perdido y el tiempo requerido para la dedicación a obras bien elaboradas. Todavía más, si consideramos la emergencia esporádica de momentos cruciales. Es uno de los acompañantes manifiestos desdeñado con frecuencia, insoslayable; de compleja asimilación.

Cuando agotamos las palabras y las expresiones habituales, es asombroso, no sobreviene el silencio absoluto; surge el potente LENGUAJE insospechado procedente del Universo entero, con potentes señales y mensajes. Apenas éramos dueños de pequeñas parcelas y creíamos potentados. Si nos adaptamos a la vocación particular, las opciones se multiplican. Desde las destructivas a las indiferentes; incluyendo a los creadores de pequeños oasis en los cuales sea gratificante la vida.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La sensatez, más necesaria que nunca

Regrese a nuestros oídos la voz de esa gente noble, que une convenientemente en sí notables pulsos interiores, de laboriosidad y cordura, ante la multitud de salvajes desconciertos que nos enturbian

Muchos menos que un club

La realidad de hoy es tan ruinosa para el Barcelona, como para toda Cataluña

Haitianos que huyen de la miseria de su país son recibidos con látigos y grilletes en la frontera sur de EEUU

El Gobierno de Biden fletó varios aviones con destino a Haití para deportar a una gran cantidad de ciudadanos

Fugitivos, mercenarios e hipnotizados, ¡otra forma de vivir!

Cuando una sociedad es sana, no puede utilizar permanentemente la mentira

Celibato

La clerecía célibe por obligación, ¿es una acción legal? La respuesta a esta pregunta tenemos que ir a buscarla en las Escrituras cristianas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris