Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Firmas y Blogs
Francisco Vélez Nieto
Francisco Vélez Nieto
Todo el submundo infernal del mercado de criaturas entra en el laberinto de esta novela negra llena de incógnitas

Portada. El caso del anzuelo con cebo (Serie Perry Mason 4), de Erle Stanley Gardner. Espasa Calpe 2021

Llueve con justicia en la madrugada cuando suena el teléfono, muy privado, de Perry Mason. Suena rompiendo la música de la lluvia y el bueno del perspicaz abogado, duerme a pierna suelta. Y aquí por estas tierras del Sur, observamos con temor que la señora Ayuso pueda ganar las elecciones en Madrid. Y así, resucitar como música de fondo el Cara al sol de las montañas nevadas, versión siglo XXI con los caminos poblados de laureles. Situación que me lleva a refugiarme en la lectura de las buenas novelas policiacas como esta.


Y aquí me encuentro metido en faena literaria con un título de Perry Mason, El caso del anzuelo con cebo -traducción de Albert Fuentes Sánchez-. A este le resulta extraño que a esa hora de la noche le llame su fiel secretaria. Es una voz de hombre. Le ruega como un rezo que tiene que hablar urgente con él esta misma noche. Todo es extraño misterioso, pero nuestro personaje acepta la petición. Además flota como promesa que cobrará con elegancia. Entretanto el interlocutor no suelta prenda de lo que encierra tanto secretismo e intriga de lo que tiene que exponerle. Y que no es otro que sobre ese mundo de la criminal de robo y venta de niños recién llegados a la vida, sin contar con el permiso de la explotada y humilde madre.


Erle Stanley Gardner (1)

Todo ese submundo infernal del mercado de criaturas entra en el laberinto de esta novela negra llena de incógnitas, que por cierto, me recuerda la novela de sevillano Juan Clemente Sánchez, La niña que nació sin cuerpo, que ocupa su espacio en las bibliotecas de medio mundo, y esa menesterosa telaraña con apetitos de ganancias de unos y otros despiadados.


Cuando llega la mañana, una señora elegante y atractiva, según la describe Della, la secretaria de Perry Mason. Le comunica a su jefe que dicha señora desea verle para comentar un caso de una hermosa nieta que vive atrapada por el juego de la ruleta en un barco convertido en casino  donde y ha firmado tres pagarés. La abuela quiere recuperarlos y en la pelea por conseguirlos van apareciendo los goznes de esta cadena. Entre los que también se encuentra el marido de la nieta, empeñado en ganar el pulso de tanto embrollo, conseguir los pagarés y el divorcio con su la mujer. Lo curioso es que la nieta también desea separarse.


Un hombre sin nombre, el que llamó de madrugada,  y una mujer enmascarada abordan a Perry Mason para contratar sus servicios. Lo tientan con diez mil dólares. Poco después de ser contratado, aparece el cuerpo sin vida de un hombre. Deberá entonces descubrir la identidad de sus clientes e investigar el asesinato para poder probar su inocencia.


En un chalé donde han llegado Mason y Drake, jefe de una agencia de detectives, se encuentran con el cadáver de un hombre llamado Tiegs, que se convertirá en el eje central de toda la trama. A medida que avanzamos en la lectura la novela se nutre de personajes empeñados en descubrir quién lo ha asesinado, para poder todos presentarse como inocentes. Aquí los diálogos de unos y otros pasan por las manos de Perry Mason que también resulta ser sospechoso para el sargento díscolo de la policía, que arde en deseos de llevarlo ante el fiscal. Empeño que consigue cuando la altura de la narración adquiere una grandeza admirable de ese narrador invisible que habla y escucha. Una historia de tal contenido que el lector caminará sin descanso a ver en que termina toda esta situación. Pero la persona que ha cometido el asesinato no emerge hasta que la historia llega a su fin, lógicamente en las últimas páginas. Todo un magistral Perry Masón y su incondicional secretaria Della, a través de la escritura de Erle Stanley Gardner, que se merecen un gran aplauso.


Mientras, tras la lectura corre las páginas de esta interesante melodrama, aquí quedamos esperando que llegue el día de las elecciones de la capital de España. Recemos.

Artículos del autor

Espasa Calpe vuelve a sorprendemos. Mostrando para alegría del el espíritu la presencia literaria en plena faena de Perry Mason con tres nuevas obras resucitadas.

El video las hermanas Müller en el que aparecen amordazadas y maniatadas, en un lugar oscuro, llorando desesperadamente, reúne todas las conjeturas de ir en serio.

Lector afortunado el que se aproxime a esta crónica embriagadora de la historia real que narra. Los veinte años de una española, como reza el subtítulo, de María Zambrano que en primera y tercera persona analizando todo un mundo propio por el que discurren todos avatares, andares y pesares, a modo de una novela de sus propias vivencias. Fragmentos de la historia de España vivida intensamente. Variada de muchos momentos en los que la narración adquiere la calidad de sublime, “como respondiendo a una llamada misteriosa del viejo continente”.

Un ejemplo claro y satisfactorio es el proceso de edición que viven las obras de Joseph Roth (Editorial Acantilado) con más de una docena de títulos ya publicados a la que se suma esta Primavera de café (Un libro de lecturas vienesas) – edición de Helmut Peschina y traducción de Carlos Fortea-, con las que el másjoven Roth se inició en el oficio de escribir crónicas-relatos para los periódicos de la inquietante Viena de Karl Kraus. Y que con el andar del tiempo acompañaría el éxodo de su fuga sin fin, fuente nostálgica de lo vivido, venero de toda su obra repleta de perdidas añoranzas.

Sus versos desnudos airean cantando muy directamente la sastrería provocativa; quiero decir, ligero de equipaje con el propósito de defenderse de este presente. Herencia del cansancio de este lastimado país de españolitos numerados con sílabas desgastadas, obligados a soportar la mediocridad constante, eso sí, acusándolo de falsedades y un amar a la patria de chatarrería.

Es el primer cuento de esta gavilla que componen una obra poseedora del sentimiento humano de la vida. En un tiempo donde las estaciones fueron centro de amor y pasiones, que pasaron veloces, aunque cargados de calor imaginativo en el que se narra la fidelidad amorosa de una niña de pueblo que quedó enamorada de una figura desnuda tras los cristales...

Los Pazos de Ulloa (1886), sin género de dudas, se puede considerar de novela ejemplar por la valentía con que son abordados los asuntos que trata y de su profundo conocimiento por parte de Emilia Pardo Bazán. Una mujer creadora protagonista, poeta, ensayista y crítica literaria, Intima del inolvidable Pérez Galdós, perteneció a una familia noble holgada en lo económico Asumió el realismo de su época para manejar el testimonio posible que recibiera su esmerada educación. Claro exponente del naturalismo en España, que refleja de forma muy palpitante las atrocidades de la vida cotidiana en el entorno rural gallego como podemos apreciar en esta obra que la llevó a consagrarse como una gran escritora.

Es un autor, seleccionado en 2007 por el Hay Festival y Bogotá Capital Mundial del Libro como uno de los treinta y nueve escritores latinoamericanos menores de 39 años más importantes. En 2018 obtuvo el Premio Nacional de Literatura de su país.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris