Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos El Viajero Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Festival del vino 2016 - D. O. Somontano
José García Pérez
El Copo
Mi nombre es José García Pérez, nacido en Melilla en 1936 y republicano de nacimiento. Estudié Magisterio y, más tarde, Ciencias de la Educación. Ejercí como maestro por tierras del Rif, donde viví la independencia de Marruecos, y en Dos Hermanas, Melilla, Cártama y Málaga. Desde distintos Movimientos Cristianos fui adquiriendo un compromiso temporal que desarrollé, principalmente, en Málaga.

Ello me llevó a presentarme por UCD en las elecciones de 1977 y 1979 en las que obtuve acta de Diputado Nacional. Viví muy de cerca la elaboración de la Constitución, el golpe de Estado del 23-F y el derrumbamiento de UCD. Durante cierto tiempo, pura cuestión idealista, estuve afiliado al entonces PSA, con esas siglas presente mi candidatura a la Alcaldía de Málaga.

Creo que fui yo el que dejé la política o bien pudiera ser que fuese ella la que me abandonó. Desde entonces dedico mi tiempo a escribir columnas, poesía y algún libro de vivencias políticas. Soy autor de 18 horas con Tejero; Andalucía: la decisión; El Copo; Silabario de amor; Inacabada ausencia; Donde el viento silba nácar.

En la actualidad soy Presidente de la Asociación Colegial de Escritores de Andalucía y Patrono de Fundación Unicaja, además de jubilado, lo que me salva.



Blog/Web: http://www.josegarciaperez.es/
Email: elcopo@telefonica.net
José García Pérez
Últimos textos publicados
Postulando a Juan el de Cartajima
Juan el de Cartajima fue mi gran amigo. Su muerte trastornó mi mente y desde entonces no encuentro la paz auténtica, la mía, y es por eso que hablo y escribo de política, de crisis económica y de otras sandeces que desde esta humilde atalaya de columnista son imposible cambiar.

Si Juan estuviese vivito y coleando, yo estaría escribiendo de poesía y amor, de lo trascendente y lo oculto, de la profundidad en la sencillez, de la vida normal del pueblo que eligió para vivir y morir, de la puesta de sol y del café de pucherillo, del interior de mí mismo y no del exterior del otro; pero Juan murió, y con él la sabiduría, o sea, el saborear la vida sin grandes empachos de güisqui y vitolas de hombre enciclopédico.

Tengo, tenemos, que volver a Juan o usted y yo estaremos condenados a soportarnos en esa puja de vanidades que florece en la gran sociedad; así hoy, por ejemplo, estaría obligado a discernir sobre las elecciones gallegas y catalanas, de los líos internos del PSOE, del divorcio de un tal Brad, de echar a cara o cruz si Susana, oh Susana, luchará por ser lo que es hoy Pedro o vaya usted a saber lo que nos impondría la fatal actualidad.

Me comentaba Juan que en Cartajima, pueblecito de la Serranía de Roda, se vivía con plenitud las veinticuatro horas de los trescientos sesenta y cinco días que conforman ese tiempo que los hombres han acordado en llamar año. Un buen libro de lectura, una partida de dominó, una sencilla tertulia con los hombres curtidos por la serranía, un tranquilo paseo alejado de las encaladas casas, comer y beber algo, y dormir sin despertador y azules comprimidos.

Un fin de semana que pasé con él, le pregunté por el número de parados que podía haber en Cartajima, y él, con esa socarronería tan propia del hombre sabio me dijo: “no te preocupes por ello, aquí todos cobran el paro; no es ese el problema, sino que se quieren ir a vivir a la gran ciudad.”

Y siguió hablando de la utopía de la verdadera vida, del encanto de la soledad acompañada, del mestizaje de la sabiduría con el pueblo y, muy especialmente, de la fugacidad de la felicidad.
domingo, 25 de septiembre de 2016.
 
Postularse: He ahí la cuestión
Cuando Pedro Sánchez afirmó aquello de “yo no me postulo para nada” estaba mintiendo al pueblo español, algo a lo que dicho colectivo está apacible y dulcemente acostumbrado con todo el espectro político; pero es que este señor dice sus cosas con tanta rotundidad y con esa pétrea faz que se hace difícil no creerlo, y es que además las repite una y otra vez.

Pues bien, resulta que al tiempo que decía impasible y con rostro impenetrable el tema de no ir pidiendo apoyos, postulando, a derechas (PNV y la antigua Convergencia), a izquierdas (Podemos y sus confluencias) a los independentistas republicanos de Esquerra y al mismísimo Espíritu Santo, resulta que toda era una pantomima propia de un auténtico “filibustero” de la política.

No sé si conseguirá llevar a efecto lo que tiene introducido en la chorla con un torniquete, tampoco es que me importe en demasía porque creo que la templanza y la responsabilidad asentarán su vuelo en el centenario PSOE para colocar las cosas en su sitio, o sea, en la social democracia europea.

No será tarea fácil conseguirlo ya que estamos ante un hombre que ha tocado la erótica del poder y le agrada el sobeo de creerse superior a sus semejantes, y es por eso que está urdiendo toda clase de triquiñuelas para hacernos creer que nos podemos encontrar ante un cambio “progresista” con fuerzas que no lo son; casos de los nacionalistas del PNV y los antiguos compañeros de Artur Mas, y qué decir de los del binomio “miedo-seducción” que desean que la ciudadanía trabaje un año sin cobrar para salir del agujero del abismo económico.

El cisco puede montarse en este país si a este ex jugador de baloncesto se le permite, por parte de los suyos, que introduzca a España en la canasta de sus deseos de emperador; dicho cisco ya está montado en el seno de su partido, pero él es quien tiene agarrada la sartén por el mango y ya saben que donde hay patrón no manda marinero, así que veo que los berrinches de algunos varones no van a influir en el que manda en los tiempos.

Confío en que el “gran postulador”, o sea, quien tiene la auténtica potestad constitucional, Felipe VI, no envíe, si llegase el caso en que Sánchez conforme el baturrillo, el papelito oficial a la Presidenta del Congreso y vayamos en la paz del Señor a votar en diciembre.
sábado, 24 de septiembre de 2016.
 
Otoño, que no es poca cosa
Una estación para andar con mimo y cuidado
Ya es otoño, que, por cierto, no es poca cosa al menos para mí, pues el invierno es frío, el verano caluroso, la primavera la dejo para los cursis y yo me acurruco, ves que me gusta la palabrilla, en el columpiar de las hojas de los ficus por el malagueño Paseo de los Curas.

Una estación para andar con mimo y cuidado por entre ese crujir de lágrimas de árboles que nos acarician en el columpio de la contemplación. Fíjense si no es para volverse loco: el PP anda buscando seis votos para seguir gobernando, “Podemos” se debate entre seducir o meter miedo al personal, el PSOE de Sánchez se ha instalado en el “no” como sagrada palabra, Ciudadanos busca con pactos a derecha e izquierda un lugar responsable en el escenario político, mientras los independentistas catalanes, Oriol y Puigdemont estudian la manera de quebrar la unidad de España.

Eso en política, porque en poesía, el Grupo Málaga que fue concebido como un flagelo para endiñar verdades al poder institucional, asoma su nuevo careto en un lamentable casorio con las instituciones con poderío para buscar una migaja de poder; ¡ay Dios! en que se ha convertido el nuevo grupillo.

Sin embargo, otoño en el amor es una vorágine a tener en cuenta; ahí tienen, por ejemplo, a una poeta que va por libre, de nombre Ana Vivero, y que escribe: “De una noche contigo/ hago yo un amor para toda la vida”; y se queda tan pancha después de escribir un milagro poético.

Otoño es el alcanfor llevado a su más bella expresión, o sea, la búsqueda sin límite de aquello que teníamos encerrado bajo llave y candado, ya saben: el celeste jersey, la negra gabardina de los grises días, la puesta en marcha de un nuevo proyecto y el redescubrimiento del amor, porque el amor es el único milagro que se recicla y se redescubre en los los misteriosos límites del otro.

Desde mi corta modestia les invito a deambular por la Plaza del Asombro, ese lugar donde las fogatas de antaño se convierten en apacibles chispas de estrellas de aquello que creíamos fenecido.

No lo duden: vivan el otoño en todo su amarillento esplendor.
viernes, 23 de septiembre de 2016.
 
 
El embarazo político de España
Nueve meses esperando confiados
miércoles, 21 de septiembre de 2016.
 
Con mucho tacto y mimo, Pepe
martes, 20 de septiembre de 2016.
 
La decisión de escribir una novela
La ficción, la nuestra propia, nos indica que no somos lo que quisimos, sino simplemente lo que otros desearon que fuésemos
lunes, 19 de septiembre de 2016.
 
La política en KO técnico
sábado, 17 de septiembre de 2016.
 
De unisex a bisexual
Anécdota de un anciano que desea ser joven
viernes, 16 de septiembre de 2016.
 
El escaño es del parlamentario
La exalcaldesa de Valencia Rita Barberá ha dimitido del Partido Popular aunque mantiene su acta de Senadora
jueves, 15 de septiembre de 2016.
 
Fariseos
martes, 13 de septiembre de 2016.
 
Me levantaré e iré a casa de mi Padre
domingo, 11 de septiembre de 2016.
 
Tania
viernes, 9 de septiembre de 2016.
 
De Soria a la noria
jueves, 8 de septiembre de 2016.
 
De prostitutas y putas
domingo, 4 de septiembre de 2016.
 
Votado y vetado
sábado, 3 de septiembre de 2016.
 
Pues sí, septiembre
viernes, 2 de septiembre de 2016.
 
Lánguidamente apagándose
jueves, 1 de septiembre de 2016.
 
Un discurso más allá de la investidura
miércoles, 31 de agosto de 2016.
 
Sin asombro alguno
martes, 30 de agosto de 2016.
 
Pues anda que no hay guapos en el PSOE
lunes, 29 de agosto de 2016.
 
Posible revitalización del enfermizo bipartidismo
domingo, 28 de agosto de 2016.
 
El político más valorado de España
sábado, 27 de agosto de 2016.
 
De ayer a hoy
viernes, 26 de agosto de 2016.
 
Plagio
El copo
martes, 23 de agosto de 2016.
 
Toma y daca
El copo
lunes, 22 de agosto de 2016.
 
Cara o cruz
domingo, 21 de agosto de 2016.
 
El “marianismo”
sábado, 20 de agosto de 2016.
 
Archivo
18/08/2016 Elena, el abuelo y los años
17/08/2016 Levántate y anda, aunque sea tropezando
16/08/2016 Extrañeza conmigo mismo
15/08/2016 Hasta que la muerte nos separe… o no
14/08/2016 Una pequeña historia del Grupo Mixto
13/08/2016 Es Feria en Málaga
12/08/2016 Perseidas
11/08/2016 11 de Agosto de 1936
09/08/2016 A la espera del CIS, hablemos de otros tiempos
08/08/2016 La cruda realidad que viven algunas personas
07/08/2016 El personal se chotea de los políticos
06/08/2016 La margarita política
02/08/2016 La “cosa”, gracias a todos, se va arreglando
01/08/2016 El éxodo de agosto
31/07/2016 Remedios Ramos y Manuel Ruiz
30/07/2016 Superando a Groucho y Cantinflas
28/07/2016 Degollado sin piedad
28/07/2016 ¿Y por qué no?
26/07/2016 Sin asombro en el Congreso de los Diputados
25/07/2016 La cobradora de los muertos
24/07/2016 El infantilismo político de Albert Rivera
23/07/2016 Lo que da de sí una semana
14/07/2016 A día de hoy
12/07/2016 Pablo Hasél y Víctor Barrio
11/07/2016 Curri
10/07/2016 Y Pedro habló claro y alto
09/07/2016 Cuando ya nada importa
07/07/2016 Herrero y Rodríguez de Miñón en Málaga
06/07/2016 Una forma distinta de veranear
05/07/2016 La “cosa” va que chuta y mete gol
04/07/2016 El silencio, amor, de Pedro Sánchez
02/07/2016 La “guerrilla” de Unidos Podemos
01/07/2016 La santa perturbación del amor
30/06/2016 De sillones y cargos
29/06/2016 El ex teniente general Julio
29/06/2016 De la alcachofa a Teruel
25/06/2016 El Reino Unido no actuará más en Eurovisión
24/06/2016 Erótica noche de San Juan
24/06/2016 Vamos hombre, que no se presente el PP
22/06/2016 Cuatro hombres y una plegaria
20/06/2016 Los católicos y el Guadiana
19/06/2016 Hoy cometimos pecado mortal
18/06/2016 La actitud política de Ciudadanos
17/06/2016 Del encanto al desencanto
16/06/2016 Bueno, escribamos de “política”
15/06/2016 Te sobra, España, te sobra
13/06/2016 Errejón: “No somos un partido político”
11/06/2016 Centenario del “Bergamín”
11/06/2016 Un “copo” muy cortito: no merece la pena
09/06/2016 “Imagínatelo sin Rajoy”
08/06/2016 Pasar del “te amo” al “te quiero”
07/06/2016 La hucha de las pensiones
06/06/2016 ¿Está noqueado Pedro Sánchez?
04/06/2016 Similitudes peligrosas
03/06/2016 Proceso judicial y político en Andalucía
01/06/2016 Carta de un abuelo a su nieta
31/05/2016 De mi primo Antonio a Luis Guerrero
29/05/2016 Señor Iglesias: ¿Usted cree en Dios?
28/05/2016 De política, nada de nada
27/05/2016 El desguace del viejo Toledo y …
 
Quiénes somos  |   Qué somos  |   Contacto  |   Aviso Legal  |   Creative Commons  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris