Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Fútbol  

Equipamiento tecnológico y humano necesario en la realización de retransmisiones de fútbol

Aumento en el número de empleados
Aurora Peregrina Varela Rodriguez
domingo, 4 de septiembre de 2016, 08:33 h (CET)
En esta parte dedicada a las retransmisiones de fútbol se va a analizar la evolución de los medios de producción -equipamiento tecnológico y humano- desplazados a retransmisiones de partidos de Liga de Primera División desde la temporada 1990/91 a la 1995/96 en transmisiones realizadas por Televisión de Galicia.

La muestra seleccionada para este estudio es de una retransmisión por año, en total siete, de partidos de Liga emitidos y realizados por el canal autonómico gallego. Se escogieron los encuentros señalados a continuación:

Opi1

En la temporada 1990/91 ningún equipo gallego competía en Primera División, por lo que Televisión de Galicia no hizo ninguna retransmisión de fútbol de la Liga de las Estrellas, pero a partir de la temporada 1991/92 ya se hicieron retransmisiones de la División de Honor al ascender el Celta de Vigo. Llegado este punto, se hace necesario recordar la evolución de los equipos gallegos desde la temporada 1990/91 a la del 1997/98. Esta evolución queda reflejada en el siguiente cuadro:

Opi2

Se puede apreciar que hasta la temporada 1991/92 Galicia no tiene un equipo de fútbol en Primera División. En la temporada siguiente asciende el segundo equipo gallego, el Celta de Vigo, y por último, el Compostela alcanza la elite del fútbol español en la temporada 1994/95. Desde esta fecha permanecen los tres en la División de Honor.

Para el análisis sobre los medios tecnológicos y humanos desplazados a retransmisiones de fútbol de Liga de Primera División por Televisión de Galicia se escogieron, básicamente, encuentros en los que ambos conjuntos eran gallegos.

Una vez seleccionada la muestra se hizo una investigación sobre el equipamiento tecnológico y humano que se desplazó a los diferentes estadios para poder realizar las correspondientes retransmisiones, bien sólo para su emisión dentro de la comunidad autónoma gallega por Televisión de Galicia, o bien para su emisión por todas las televisiones autonómicas de la FORTA.

Los medios de producción utilizados en los siete partidos de la muestra seleccionada, quedan reflejados en los cuadros que se pueden ver a continuación:

Opi3

Al analizar los cuadros anteriores se puede comprobar que según se van incorporando equipos gallegos a la División de Honor las exigencias de realización, y por tanto de los medios de producción humanos y tecnológicos, se amplían. Con el ascenso de los equipos gallegos a Primera División se hace necesario que las retransmisiones de la Liga de las Estrellas, realizadas por el canal autonómico gallego, estén a la altura de las que hacen los otros miembros de la FORTA.

Cuando se transmite el «partido de la jornada» desde la comunidad gallega, las televisiones autonómicas envían a Galicia sus comentaristas y Televisión de Galicia debe poner el equipo tecnológico y humano necesario para que el sonido, es decir, los comentarios de los locutores, lleguen a las distintas comunidades autónomas junto con la señal de vídeo del partido.

En las retransmisiones seleccionadas se puede apreciar como siempre se llevó la unidad móvil nueve. Esta unidad es la más grande y cómoda que tiene Televisión de Galicia. Está equipada con un potente mezclador de vídeo, un generador de efectos digitales de vídeo, grafismo, editora de vídeo y audio y cuatro magnetoscopios. Permite trabajar con un gran número de cámaras y de entradas, así como con una mesa de audio de grandes prestaciones: es la unidad móvil idónea para las grandes retransmisiones, pues posee todo el equipo necesario. En la última retransmisión seleccionada se incluyó también la unidad móvil once. Esta unidad de realización permite la utilización de un máximo de seis cámaras.

Contaba en esa fecha con un generador de caracteres, tres magnetoscopios, un mezclador de vídeo no muy versátil y una mesa de audio de prestaciones medias. Esta unidad se utilizó como apoyo a la unidad móvil nueve o matriz. Desde las unidades de apoyo a la unidad de realización principal se suelen enviar las repeticiones de las cámaras de ángulo contrario con su grafismo identificativo incorporado -«ángulo contrario»- y las posibles entrevistas o comentarios hechos desde un set montado en alguna dependencia del estadio.

Por norma general, para esta función de apoyo se acostumbra a llevar la unidad móvil doce, que es la de menor tamaño que posee el canal autonómico gallego. La unidad móvil auxiliar se usa para llevar diferente equipamiento necesario como trípodes, cables, equipamiento de audio o de iluminación, material técnico imprevisible, etc.

La unidad de enlaces es la que permite mandar la señal del partido al centro de Televisión de Galicia y de allí a todas las otras televisiones autonómicas.

En cuanto al número de cámaras utilizadas, se puede apreciar cómo se incorporan innovaciones. Con el paso de los años ya no sólo se usan las habituales, entendiendo por habituales las cámaras que llevan las unidades móviles. Ahora se hace necesario incluir la slow motion, las minicámaras y las cámaras de ángulo contrario, además de alguna cámara autónoma con o sin enlace.

La slow motion que usa Televisión de Galicia en sus retransmisiones es una cámara contratada por la FORTA y que se desplaza entre las comunidades autónomas, dependiendo de la importancia del partido que se dispute en cada una de las autonomías.

La cámara de ángulo contrario se incorpora para ofrecer repeticiones desde el otro lado del eje del resto de las cámaras. Por su ubicación, muchas veces ofrece mejores repeticiones que las otras cámaras.

Las minicámaras también se incorporan a las retransmisiones de fútbol al ofrecer repeticiones muy atractivas estéticamente.

Las cámaras autónomas con enlace no suelen utilizarse pues, aunque tienen una gran movilidad por la no existencia de cable, no pueden salir del radio de cobertura del enlace, lo que en cierta forma las limita en sus movimientos.

En algunas de las transmisiones seleccionadas en la muestra se puede apreciar que se incluye material de iluminación. Éste se utiliza para iluminar a los presentadores que hacen alocuciones a cámara, cuando se monta algún set para entrevistas o bien para iluminar convenientemente las salas donde se producen las ruedas de prensa posteriores al encuentro.

En lo tocante al equipo humano, se puede comprobar cómo en las retransmisiones seleccionadas no aumenta demasiado el personal convocado, aunque los medios de producción sí lo hagan. En las categorías que se observa un aumento es en el número de operadores de vídeo, de sonido y de cámara. El resto de los trabajadores convocados no varía en exceso entre una y otra transmisión.

En estas transmisiones seleccionadas están convocadas un mínimo de tres personas de realización y un máximo de cuatro. El equipo de tres personas está formado por un realizador, un ayudante técnico mezclador y un regidor. Cuando son cuatro personas, el segundo realizador se encarga de la unidad móvil de realización que sirve a la principal.

En cuanto a las labores de producción, se puede comprobar como todas las necesidades en este aspecto quedan cubiertas con un único productor por retransmisión.

También sólo se necesita un único grafista y un único control de cámaras, independientemente del número de cámaras que se desplacen para cubrir el partido.

Entre las categorías laborales que sufren variación en su convocatoria se encuentran los operadores de cámara. Su número varía según las necesidades de cada partido que, teniendo en cuenta la muestra, oscila entre siete y doce. Se puede comprobar en el cuadro anterior de recursos humanos, como su número aumenta con el paso de los años, pues cada vez se llevan más cámaras a los estadios gallegos para cubrir todos los detalles durante los encuentros de fútbol.

El número de operadores de vídeo aumenta también con el transcurso del tiempo. En las primeras retransmisiones sólo se convocaban tres personas, pero en la última su número ya había llegado a los seis montadores por partido. Por norma general se llevan entre tres y cuatro montadores cuando sólo se van a utilizar los vídeos de la unidad. Si se lleva la slow motion se hace necesario llevar otro operador para controlar el vídeo de esta cámara. En la última retransmisión seleccionada se convocaron seis operadores para poder cubrir las necesidades de las dos unidades móviles de realización.

Los operadores de sonido también aumentan su número para instalar y controlar convenientemente todos los puestos de comentaristas de las televisiones autonómicas.

Los iluminadores y los electricistas sólo se convocan cuando se habilita un set para entrevistas dentro del estadio.

El personal necesario para montar todo el equipo de las unidades móviles oscila entre las siete y las ocho personas, según las retransmisiones seleccionadas en la muestra y, el equipo de mantenimiento necesario, es de dos personas.

Se puede concluir esta exposición diciendo que el número de personal necesario para cubrir las necesidades de las retransmisiones seleccionadas se vio aumentado en los colectivos de operadores de cámara, operadores de vídeo y de sonido, mientras que el resto del personal no aumenta de manera significativa.

En cuanto a los medios tecnológicos, se ven aumentados a lo largo de los seis años seleccionados en la muestra en el número y tipo de cámaras, número de magnetoscopios y necesidades de audio, pues hay que llevar la voz de los comentaristas de las televisiones autonómicas a sus respectivos centros emisores.

En el anexo uno del capítulo I se reflejan ejemplos de convocatorias de producción para retransmisiones de fútbol de Primera División.

-- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- -

1 Información cedida por la Redacción de deportes de Tvg. NOTA: El equipamiento reseñado en el cuadro de las unidades móviles es el que tenían las unidades nueve y once hasta 1996. Durante 1997 los vídeos de pulgada se cambiaron por vídeos de 1/2 pulgada digitales. En la unidad móvil once también se cambió la mesa de mezclas de vídeo y se le añadió un equipo de efectos digitales de vídeo.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El caso Puigdemont apesta. El Gobierno cómplice niega su extradición

Quien parece ser el más interesado en que Europa no extradite al prófugo, resulta ser el propio Gobierno español, dirigido por Pedro Sánchez

La sensatez, más necesaria que nunca

Regrese a nuestros oídos la voz de esa gente noble, que une convenientemente en sí notables pulsos interiores, de laboriosidad y cordura, ante la multitud de salvajes desconciertos que nos enturbian

Muchos menos que un club

La realidad de hoy es tan ruinosa para el Barcelona, como para toda Cataluña

Haitianos que huyen de la miseria de su país son recibidos con látigos y grilletes en la frontera sur de EEUU

El Gobierno de Biden fletó varios aviones con destino a Haití para deportar a una gran cantidad de ciudadanos

Fugitivos, mercenarios e hipnotizados, ¡otra forma de vivir!

Cuando una sociedad es sana, no puede utilizar permanentemente la mentira
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris