Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Qatar   2022   Mundial de fútbol   El País   Anfitrión  

​Qatar: ni fu ni fa. Ni fútbol ni fanes

El país anfitrión ha demostrado que no tiene ni equipo ni hinchada
Isaac Bigio
sábado, 26 de noviembre de 2022, 12:24 h (CET)

Al quinto día del mundial, el anfitrión se convirtió en el primer equipo en ser desclasificado. Usualmente, las naciones que son sedes de una copa FIFA suelen quedar entre los primeros lugares, pero esta vez Qatar viene quedando como la selección que encabeza ... el último puesto. Los 2 partidos que ha jugado los ha perdido (2 a 0 ante Uruguay y 3 a 1 ante Senegal) y todo indica que volverá a recibir muchos goles en su match final contra Holanda (líder de su grupo, el A) y quedar sin anotar un solo punto en el torneo jugado en su propia casa.


Qatar ha demostrado que no tiene ni equipo ni hinchada. Los estadios ni siquiera atraen al público local cuando juega su elenco. Para esta competencia, este reino ha construido media docena de estadios modernos con aire condicionado, los que se agregan a más de una docena de otros previamente existentes. Todo esto, en un pequeño país al cual se puede recorrer de un lado al otro en 1 a 2 horas y donde más del 90% de sus pocos habitantes reside en su capital, Doha.


Desde que en 1930 se dio el primero de los mundiales en Uruguay, jamás antes este se había librado en una nación sin tradiciones futbolísticas y donde su selección haya quedado siendo la primera en quedar totalmente desclasificada. Nunca antes se ha jugado una copa FIFA, es un país tan chico en población y superficie, y que, además, jamás previamente ha clasificado para un mundial.


Sin equipo y sin hinchada


El partido de inauguración del domingo 20 es el primero en la historia en el cual el anfitrión pierde ante un visitante. A los 3 minutos de que este comenzó, Ecuador le clavó la pelota en el arco de Qatar, cuyo equipo demostró tener una deficiente y desordenada defensa. El gol fuer anulado dejando atónitos a los comentaristas de los principales canales internacionales. Nadie hasta hoy comprende como este no fue cobrado. A la FIFA no le hubiera sentado tan cómodo que caiga tan rápido un país al que muchos le pidieron que no se les permita ser sede.


Este fue el primero de 3 tantos que Enner Valencio hizo en media hora. Qatar se libró de una goleada gracias a un gol cancelado y a que su Valencia terminó saliendo del juego tras recibir constantes lesiones. Antes del match se conjeturaba que mucho dinero habría corrido para sobornar jugadores ecuatorianos. Todo eso es conjetura, pero la realidad es que no es fácil justificar cómo a este mini-país se le permitió ser la capital del principal deporte global.


Qatar no fue ni fú ni fá. No tiene fútbol y tampoco tuvo fanes. Su hinchada iba dejando el estadio, el cual, en muchas de sus áreas, parecía un desierto como el arábigo. Se supone que el público es el jugador número 12 y ese ha sido uno de los principales puntales del elenco peruano. En Rusia 2018, la tribuna peruana se movilizó con millares en las distintas ciudades donde jugaba su selección, a la cual no dejaba de alentar hasta el último minuto.


En cambio, la hinchada local abandonaba a su elenco. Además, en esta todos eran varones. No alcancé a ver dentro de ellos una sola mujer, la cual, en el caso de las demás barras, constituye un elemento clave.


De todas las 22 sedes que ha tenido la copa FIFA, esta ha sido la más machista. En Qatar se permite a cada hombre poder desposarse con 4 mujeres. Sin embargo, por cada dama que vive allí hay un promedio de 3 a 4 varones. Esto último debido a que el 88% de sus 2,8 millones de habitantes son inmigrantes con derechos mínimos y con dificultades de traer a sus esposas y familias.


En un milenio donde avanzan los derechos femeninos y de las minorías sexuales, Qatar ha sido la única sede que impulsa la poligamia, que nunca ha permitido que ninguna mujer tenga posiciones de poder y que hoy proscriba los derechos y símbolos de los LGTB.


Guerras


En 2022 por primera vez el anfitrión del anterior mundial no ha podido estar presente. Rusia quedó desclasificado, peor no por perder en el campo, sino por la guerra de Ucrania. Empero, cuando esta empezó y a Moscú se le expulsó, la cantidad de muertos producidos en ese conflicto era una mínima fracción de los 6 mil obreros inmigrantes fallecidos en las obras de construcción para este torneo. Casi todos los trabajadores de la construcción son extranjeros que carecen de derechos laborales, sindicales o de huelga y que debe tener jornadas de sol a sol mientras residen en barracas donde viven apoltronados.


En Qatar hay más ciudadanos de la India, Pakistán o Nepal que del propio país. Más del 80% de quienes residen en Qatar provienen de países asiáticos que están al este suyo o del África. Casi ninguno de ellos tiene posibilidades de llegar a tener la ciudadanía. Del 12% de sus habitantes que sí tiene esta, sus derechos electorales están restringidos, pues el emir es un rey todopoderoso que nomina al gobierno, al gabinete y controla todo. Si bien hay una asamblea con cargos electos, estos son pocos y sin mucho poder.


Los mismos argumentos que se han dado para excluir a Rusia se han podido haber dado contra varios de los que sí han estado en este mundial. Qatar y Arabia Saudita han financiado a AL Qaeda cuando esta nació. El saudita Osama Bin Laden fue enviado por esas petro-monarquías para producir masacres en Afganistán contra su gobierno izquierdista y los soviéticos. Luego, ambas autocracias alentaron a que Saddam Hussein invada Irán. En la guerra Irak-Irán de 1980-88 murieron más de un millón de personas, mientras que Occidente se hizo de la vista loca cuándo Hussein empleaba sus armas químicas para asesinar a millares de kurdos. En 1991 y 2003, Qatar y los sauditas apoyaron la invasión estadounidense a Irak y la virtual desintegración de dicha república.


Mientras al noreste de la península arábiga, Qatar ha gastado $US 229 000 millones para hacer este mundial (más que la suma combinada de todos los 21 precedentes), al sureste de esta misma se da la mayor epidemia de cólera del planeta debido a la invasión que sauditas y emiratíes han desencadenado sobre Yemen, a dónde han masacrado a decenas de miles de civiles.


Qatar ha financiado grupos terroristas en las guerras civiles de Irak, Siria y Libia. Cuando en esta última cayó Muammar Gadafi, el primer edicto que proclamó su nueva junta pro-Qatar fue restablecer la poligamia. Luego se permitieron vender como esclavos a los negros colgados como racimos de uva.


Por lo demás, EEUU ha librado peores guerras en Afganistán, Siria, Irak, Libia y otros países, además de ser la única potencia que ha alentado decenas de invasiones y golpes de estado en Latinoamérica y el Caribe.


Contra la corriente


Este es el segundo mundial que se juega en Asia. El anterior se realizó en 2002 de manera conjunta entre Japón y Corea del Sur, 2 naciones con idiomas y alfabetos que no se entienden entre sí mismo y que habían librado una sangrienta guerra 57 años atrás. El siguiente mundial (2026) se va a dar en 3 países (Canadá, EEUU y México), los mismos que conforman un continente entero (Norteamérica). Para el 2030 se vislumbran otras combinaciones de naciones (Uruguay-Argentina-Chile-Paraguay; Inglaterra-Escocia-Gales-Irlanda-Irlanda del Norte; España-Ucrania-Portugal; Marruecos-Argelia-Túnez; etc.).


Sin embargo, Qatar es mucho más chico que cualquiera de las naciones que hayan llegado a una final o semifinal, además de no tener tradiciones futbolísticas. Tampoco se lleva bien con sus vecinos.


Su única frontera es con Arabia Saudita, la cual estuvo planeando cavar una fosa de mar en su frontera para transformar a la península de Qatar en una isla. Tanto esta como los Emiratos le cuestionan por no querer acercarse a Israel y apoyar la "primavera árabe". Su otro vecino (Irán) tiene rencillas debido a ser una república anti-EEUU.


Paradójicamente, son sus rivales sauditas los que han venido sacando mayor provecho del mundial que está a su lado y bajo su mismo clima. Sorprendentemente, derrotaron 2-1 al bicampeón Argentina. Ello ha conducido al primer feriado nacional decretado durante esta copa. Los sauditas han superado a Rusia en tener el tercer mayor presupuesto militar del planeta y apuntan a ser una potencia nuclear y global. Con ese triunfo, Riad quiere justificar su tiranía, su matanza de yemeníes y su teocracia autoritaria.


Mientras esta copa se da a un extremo del Medio oriente, al otro, en Egipto, se da la XXVII cumbre contra al cambio climático. Ambas sedes son dictaduras que no respetan los derechos humanos, femeninos, laborales o de las minorías. Qatar, a su vez, es uno de los países que más contamina el planeta en proporción a sus ciudadanos.


La única razón por la cual a esta mini-tiranía homofóbica, machista, anti-derechos y sin experiencia futbolística fue seleccionada no es por sus habilidades corruptivas y no deportivas.

Noticias relacionadas

​¿Por qué ya no se habla de la casta?

Es la pregunta que se hace mucha gente y nadie se atreve a trasladara los gobernantes actuales

Frustraciones en ciernes

Las ideas mal enfocadas son una frustración andante

El ajolotario más bonito de México

Al ajolote se le conoce como el dios azteca del fuego y el relámpago

Manifiesto #Noalacaza

Será leído en cerca de 50 ciudades de España y diversas de Europa el domingo 5 de febrero

La sanidad pública peligra en toda España

El principal problema es la falta de inversión en comparación con otros países europeos. Eso genera la falta médicos y recursos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris