Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Libros
Etiquetas:   Premios Planeta   2022   Escritoras   Ganadora   finalistas  

Los Premios Planeta 2022 pasaron por Valencia

Luz Gabás, con ‘Lejos de Luisiana’ y la finalista, Cristina Campos, con ‘Historias de mujeres casadas’
Herme Cerezo
lunes, 21 de noviembre de 2022, 08:51 h (CET)

Presentación1

Imagen -de izqd. a drcha.-: Cristina Campos y Luz Gabás


València. El Gastromercat de El Corte Inglés de la calle Colón acogió la presentación de las novelas ganadoras del Premio Planeta 2022. Sucedió todo el jueves 17 de noviembre, a partir de las 17.30 horas, momento en el que hicieron acto de presencia la ganadora, Luz Gabás, con ‘Lejos de Luisiana’ y la finalista, Cristina Campos, con ‘Historias de mujeres casadas’. A su alrededor una quincena de periodistas esperábamos sus palabras.


Luz Gabas, la ganadora


La novela de Luz Gabás trata sobre los tiempos de la cesión por parte de Francia de la Luisiana a España. La atraviesan las revueltas de sus compatriotas contra los españoles, la guerra de independencia de los Estados Unidos y la lucha desesperada de los nativos indios por conseguir la supervivencia de sus pueblos. En esos momentos tan convulsos, Suzette Girard e Ishcate, indio de la tribu kaskaskia libran su propia batalla para preservar la historia de amor que les envuelve. La escritora aragonesa comenzó diciendo que «aún es pronto para valorar si este premio nos va a cambiar la vida como escritoras. Personalmente me encuentro aún en una nube. Apenas hemos tenido tiempo de pensar en nada, porque durante una semana he atendido, y respondido, a la avalancha de felicitaciones recibidas. La gente ha sido enormemente amable y qué menos que corresponder. Pero sí es verdad que no me da miedo, sino todo lo contrario, me proporciona cierta paz y serenidad para mirar al futuro».


‘Lejos de Luisiana’ es una obra extensa, más de setecientas páginas, por las que desfilan múltiples escenarios, personajes y acontecimientos históricos. «Como técnica narrativa es la más ambiciosa de mis novelas. Hay muchos personajes y escenarios y todo está entrelazado, nada es gratuito. Mientras la escribía me sentía como si estuviera dirigiendo una gran orquesta». El origen de esta novela parte de un encargo. «En el año 2018 me pidieron que escribiese un relato sobre la intervención española en la independencia de los Estados Unidos. Me quedé enganchada a la historia, sentí curiosidad y comencé a averiguar más cosas. A partir de ahí surgió todo».


Evidentemente, una novela como esta requiere de un largo proceso de documentación de procedencia múltiple. «De la parte de la intervención española sí que existen buenos textos en castellano. Quizá está menos tratada la llegada de los españoles a Luisiana y, para conocer los detalles, hube de acudir a fuentes originales como son los diarios de los gobernadores. Por otro lado, desde los años sesenta el Archivo Histórico de Luisiana conserva todo lo que se ha publicado sobre este territorio, lo que le convierte en objeto de indispensable consulta. La verdad es que siempre que me he puesto a investigar sobre algo, tiras de un hilo y aparecen cosas. Y en esta ocasión también ha sido así». Por supuesto, en el género histórico hay que ser fiel, aunque con licencias, a la llamada Historia Real, a los hechos. «Tenía claro que había de ser cuidadosa con el peso de la Historia. Asisto a muchas jornadas con escritores de novela histórica, a los que nos une el amor por este género. Y este es un punto que debatimos con frecuencia. Existe el riesgo de escribir historia novelada, es decir, cojo un texto y narro lo que ocurrió. De esta manera, el lector aprenderá mucho pero los personajes resultarán de cartón piedra. A mí me gusta más el viaje emocional de los personajes, que se enfrentan a dilemas morales. Mi primer manuscrito contiene mucha Historia pero, a partir de ahí, debe ganar siempre la novela, no la ficción, porque el texto ha de ser veraz. Sin duda la parte novelada es más libre y ahí influye la imaginación. Creo que la clave está en conseguir un buen equilibro entre ambos aspectos».


Para concluir, Luz Gabás dijo que ella aparecía en el texto «fragmentada en mil voces: estoy en la Suzette niña y su curiosidad y en Ishcate y su pena, porque el mundo que ha conocido se desvanece, pero también soy un poco Margaux. Al final, ‘Lejos de Luisiana’ es un guiño a ‘Hojas de hierba’ de Whiltman. En mi interior hay multitud de personas contenidas y pienso que la vida es la que nos enseña a trazar personajes verosímiles»


Cristina Campos, la finalista


‘Historias de mujeres casadas’, la obra de Cristina Campos ahonda en la intimidad de tres mujeres, Gabriela, Silvia y Cósima, tres amigas que aparentan vivir una feliz vida matrimonial, pero que esconden pequeños secretos a sus maridos. «Yo solo he escrito dos novelas y, tras la buena aceptación de la primera, tenía miedo a decepcionar a mis lectores. Siempre quiero superarme y nunca sabes si lo vas a conseguir. Trabajo en el mundo del cine y algunos compañeros míos han hecho una primera película estupenda, pero una segunda que no estaba tan bien. Seguro que cuando aparezca mi tercera novela me arrepentiré de estas palabras, pero prefiero ser sincera». 


No existen demasiadas novelas que aborden el tema de la infidelidad femenina. «Creo que el problema no es la infidelidad femenina, sino cómo se ha tocado este asunto. ‘Historias de mujeres casadas’ no es una novela erótica, sino intimista. Es probable que en otros lugares existan novelas de este estilo, pero en España no he encontrado ninguna».


Su novela también habla sobre otros aspectos interesantes como son la ambición femenina y el matrimonio. «Esto es muy importante. Tanto Luz como yo hemos sido muy ambiciosas para llegar a donde hemos llegado. En nuestra generación todavía seguimos siendo las cuidadoras, aunque es probable que en las siguientes todo esté más igualado. A veces los hijos te comen mucho tiempo, pero ¡te llena tanto tener uno! Cuando lo tienes dices ya está, ya he conseguido mi realización como madre. Si has sabido elegir, el matrimonio te ayuda a crecer. Esta novela ha salido bien gracias a que mi marido me ha ayudado en algún momento. El matrimonio no coarta la libertad, te da alas. Lo que te quita libertad son los hijos».


Sobre las diferencias entre su trabajo en el cine y como novelista, la escritora barcelonesa afirmó que «tengo formación de guionista y utilizo una escaleta muy cerrada: acto 1, 2 y 3, con un giro de guion en cada parte y el anticlímax. Construir la escaleta puede costarme unos dos meses y cuando la tengo lista comienzo a escribir. Escribo muy rápido y, más tarde, lo reescribo todo embelleciendo el lenguaje y ahí aparece el talento para conmover al lector. Todo el mundo puede escribir una escaleta, pero no todo el mundo puede conmover».


Sobre las fuentes de inspiración para su novela, Cristina Campos afirmó que «las historias que cuento son reales y todas las protagonistas se enamoraron de sus jefes. Yo les he robado los sentimientos, pero no sus vidas al pie de la letra. Les he preguntado y ellas me han contado, pero la verdad es que, aunque soy muy curiosa, puedes llegar hasta un cierto punto. Se me han quedado cosas que no me he atrevido a preguntar y que me he tenido que inventar. Pero a fin de cuentas, ese es mi trabajo».


Por último y a la pregunta sobre dónde se encontraba ella en el texto, la escritora finalista dijo que «estoy en Gabriela. No he pasado por lo que ella ha vivido, pero en su personaje he volcado mis anhelos y deseos». 

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Una joven llena de sueños e ilusiones: Esther Abreu Vieira

Un ejemplo vivo de profesionalismo, dedicación y sus trabajos en la actualidad son referentes para todos aquellos que aspiren a aprender

Jaya Choudhury: desde Calcuta hasta el encuentro con la ternura y la poesía

Su poesía es un canto al amor, un encuentro con la ternura y las cosas inevitables

​Muerte del mariscal que quitó la vida del libertador

Nuestro celebre poeta nicaragüense contribuyó mediante sus inquietudes literarias a rescatar sus restos

​Poca vida interior

Futuro ensombrecido

Rounald Araica, el ingeniero de la literatura

Poeta e ingeniero nicaragüense, amante del romanticismo, quien, con cada verso contagia de pasión y sosiego
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris