Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Ucrania, ¿es Rusia?

Luis Montes de Neira Monte, Santander
Lectores
@DiarioSigloXXI
viernes, 12 de agosto de 2022, 11:09 h (CET)

Los antecedentes de Rusia se enmarcan en pueblos que aún no tenían tal nombre. Existen en la Europa oriental, ya en los siglos de los años doscientos a setecientos unos pueblos llamados eslavos de origen vikingo (`varegos´). En la Alta Edad Media unos comerciantes y guerreros escandinavos se establecen en Nóvgorod al norte de la hoy Rusia. Según la Crónica Primaria, un varego del pueblo Rus, gobierna Nóvgorod en 862. En 882, su sucesor conquista Kiev (en la actual Ucrania). Y aparece la `Rus de Kiev´.


En el año 988 la `Rus de Kiev´ adopta el cristianismo (ortodoxo), traído del Imperio Bizantino por Cirilo y Metodio, cuya cultura religiosa da lugar a la hoy conocida de los eslavos.


La entidad Rus de Kiev desaparece con la invasión de los mongoles, luego llamados tártaros (1237-1240), que saquean Kiev, asesinando a buena parte de la población. Fundan el estado de la `Horda de Oro´, saquean los principados rusos y gobiernan el centro y sur de Rusia por más de dos siglos. La Rus de Kiev se dividió en pequeños estados feudales, siendo que el más vigoroso fue el que con el tiempo se llamaría Principado de Moscú, que absorbe otros principados, incluso los de su matriz, en connivencia con los tártaros.


El Imperio ruso de los zares, que sustituía a los principados, se estableció entre 1547 y 1917. En la centuria de los mil setecientos el país se hizo muy extenso mediante la exploración, la anexión y conquista, llegando a ser el tercero mayor del mundo, pues se extendía de Polonia hasta el Pacífico y Alaska.


Oficialmente, Federación de Rusia, la componen numerosas regiones (`sujetos de la federación´) y repúblicas, que llegan hasta las costas norte del Pacífico.  


II.

Rusia es de Europa.

El francés Charles de Gaulle (1890-1970), huido a la Gran Bretaña al conocer la inminente invasión de su país por Alemania, abrigó la idea de una Europa Unidadel Atlántico a los Urales, en la que tuviera natural cabida Rusia, que renunciaría al comunismo, al que llamó `fantasía pasajera´.


A finales de 1985, en su primer viaje fuera, precisamente a París, Mijail Sergueievich Gorbachov difundió su expresión `estoy en mi Casa Común Europea´. Locuciónque destinaba también a los políticos de la Unión Europea.


          Gorbachov, en 1986, publica la nueva `reestructuración´ (`perestroika´ en ruso), encaminada al desarrollo económico en Libre Mercado (`Economía de Mercado´, lo bautizaron en Rusia), tras el consiguiente desmantelamiento del comunismo. Cae en 1989 uno de los muros de la vergüenza del comunismo, que separaba a las dos Alemania. Los restos del comunismo que quedaron en Rusia, yo lo vi allí en persona durante toda la década de los noventa, eran lo que en España es hoy el Partido Comunista (PC): nada. (PC, que con Anarquistas, el PSOE y Stalin iban a crear, tras el año 1934, y tras la guerra en “este País” –España- otro país dictatorial, “progre”, satélite de la URSS, como Alemania Oriental o Hungría, que depauperaron, como lo hicieron en “este País” en 1939, saqueando el Banco de España y robando sus toneladas de oro de los españoles. Y en el Banco de España, «desarrollando cualquier actividad bancaria del Gobierno central», parece que no fue la última vez…).


Mijail Gorbachov aspiró a que la familia de la Casa común europea, algo real desde todos los puntos de vista, geográficos, culturales, e incluso étnicos y raciales, se revelase también legítimamente. No tenía por qué tratarse sólo de un sueño. Todos los zares, desde Pedro el Grande (1682-1725), se enorgullecían de pertenecer a Europa. Rusia hermanaba con Europa más que ningún otro país europeo. Baste recordar, por ejemplo, que el idioma francés, era usual en Rusia, después del ruso. En los museos de Rusia son abundantes las obras de artistas europeos, no rusos, en proporción mayor que en cualquier otro país de la Vieja Europa, y durante siempre. Señal inequívoca de pertenencia a Europa mayor que la de países que hoy se llaman de la Comunidad Europea.


          En 1991, Boris Yeltsin, presidente de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia (RSFS de Rusia desde 1918), firma con las Repúblicas Socialistas Soviéticas de Bielorrusia (RSS de Bielorrusia desde 1919), y de Ucrania (RSS de Ucrania desde 1922), el Tratado de Belavezha por el que se disolvía la Unión Soviética y se sustituía por la Comunidad de Estados Independientes (CEI).


          Estas tres repúblicas, más la de Transcaucasia, habían sido las fundadoras en 1922 de la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas).



III.

Europa es con Rusia.


En junio de 1994 se firma el Acuerdo de Colaboración y Cooperación (ACC) entre la UE y Rusia.


En 2002, el otrora canciller alemán Gerhard Schröder planteó la inserción de Rusia en la UE, incluso en la OTAN.


En 2005, el propio Vladímir Putin, respaldó una `íntima unificación´, conforme al acuerdo de 2003, cumbre de San Petersburgo, en la que la Unión y Rusia reforzaron su cooperación con la creación de cuatro «espacios comunes»: económico; de libertad, seguridad y justicia; de seguridad exterior; y de investigación, educación y cultura.


Silvio Berlusconi se sumó al plan reforzado de 2008.


En 2012-2013, hacia el 60% de los rusos veían bien su integración en la UE.


A tal respecto conviene que modifiquemos el significado de nombres de nuestra inducida y ensuciada mente. Y verán la toxicidad que emanan vocablos como “buenismo”, que esconde siempre el significado contrario: “malismo político”. Ocurrió en los Balcanes. Bosnia, con mayoría musulmana (artífice de la 1ª Guerra Mundial en 1914), está también implicada en la guerra de su independencia contra Serbia, en 1991–1995, donde aparecen terroristas en su bando. El periodista Jim Lehrer, Holbrooke declaró: «Hubo cerca de 1,000 personas que pertenecieron en el país a lo que era llamado "Combatientes libertarios Muyahidines". Ahora sabemos que esa era la cubierta de al-Qaida.» Europa entera, excepto Rusia y afines,se pusieron del lado de los musulmanes y contra los cristianos serbios. Es más, patrocinaron el bombardeo de la capital de Servia, Belgrado. Aznar a la cabeza de España. 


  ¿Se imaginan Vds. a Europa aliarse aún más con la Cataluña pronto musulmana, proveer de armas a sus aliados yihadistas para matar españoles, y encima que nos bombardeen Madrid? Sólo es un cambio en el nombre de localidades: Ya ha ocurrido. Y hace poco.


Rusia (Росси́я en ruso, que se pronuncia `Rasílla´), está entre los países con mayor crecimiento económico del mundo.


En medios occidentales se publica que “Volodímir Zelenski es personaje que estaba decidido a acabar con la corrupción en Ucrania, pero él consta en los Papeles de Panamá, y participa, `con su círculo cercano´ en empresa fantasma (oculta tras numerosas identidades intermedias) registrada en Islas Vírgenes del Reino Unido, con lujosas propiedades en Londres. No obstante, por paradojas de la política, aparece como el bueno y Vladímir Putin el malo.” Yo lo veo como judío bueno (como el Mesías Jesús), además de simpático. Y no descubro nada nuevo al decir que las ucranianas e hijos son en el mundo los más guapos, `crasivie´ en ruso -y en ucraniano-. Como el resto de los rusos.  


IV.

Y guerra.

Pero es que los políticos de la llamada Unión Europea se enganchan, nos cueste el sufrimiento (y dinero) que nos cueste, a todas las mentiras que les vengan bien a ellos. Aunque nos cuesten incluso guerras globales y nucleares. Y nos involucran en ellas aprovechándose, con la mal llamada “opinión pública”, de la manipulación, siempre victoriosa, de las emociones, de la irracionalidad, que cavan nuestra tumba, siempre. Incluso la tumba de la civilización europea y de todos los europeos, ya a la vista. El escritor italiano Vittorio Alfieri (1749-1803), dijo: «Raro y celestial don el que sepa sentir y razonar al mismo tiempo.»


          Los gobernantes pseudodemócratas se guían del marketing de los votos emocionales, salvo excepción, cuando no son comprados con paguitas y subvenciones de dinero re- y com-partido con decenas de miles de Ongs (en sinónimo de lucro). Dinero utilizado también en armas, decididas ahora para Ukraína, con el constante SÍ A LA GUERRA sin preguntar a nadie… Si no hay hecatombes, incluso radioactivo-nucleares, las inventan o imantan, con o sin imanes.


El sentido común no les interesa, no entretiene al personal, no oculta y excusa sus muchas vergüenzas. Saben que cuantas más armas haya más muertes hay, durante mayor tiempo, pero les da igual que nos matemos entre europeos. Prefieren que la guerra dure y dure… que haya más NOTICIAS de muertes y morbo, aun sabiendo lo esperado, lo lógico: que ganará Rusia o nadie. Nos venden lo “malísimo” de recuperar los rusos sus fronteras de siempre, muy anteriores al comunismo. Esas armas y dinero nuestro debería servir para defender las fronteras de nuestras naciones, cosa muchísimo más importante.  


          Los gobernantes de las dictaduras partium-cráticas (cuya estrategia es sólo de cuatro años), demostradamente enemigos nuestros, apoyan la evaporación de Europa, nunca atajan problemas graves y a la vista. Incluso los aumentan tras hechos consumados, también graves, como:


A. Cuando nos invaden y okupan nuestra casa (Europa) y nuestras viviendas, y nos asesinan, siendo delito el defendernos.


B. Cuando estos adalides de la “democracia” negaron a Rusia su petición de ingreso en la UE, sin habernos preguntado nada.


Con Rusia en la UE tendríamos hoy todas las fronteras defendidas y seríamos líderes del mundo en todo. Aún estamos a tiempo. Es un crimen confundir a la gente con ideologías ya caducas para matarnos entre nosotros.


Rusia y Ucrania son parte importante de nuestra historia y cultura europea. Cultura nuestra, exclusiva, que sólo es íntegra desde las columnas de Hércules hasta los Urales. Nuestras raíces indoeuropeas, paganas (luego copiadas por la Iglesia), permanecen en todo y en toda Europa: hasta en las aguas sagradas de las fuentes y los balnearios, entre miles de ejemplos.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Trescientos millones

En Gijón hay ejemplos de grandes inversiones que no han servido para nada

Series nuestras de cada día

Algunas ideas para guionistas

Polvos revolucionarios que anuncian lodos de violencia

“Los países de Europa son demasiado pequeños para asegurar a sus pueblos la prosperidad y los avances sociales indispensables”, Jean Monnet

​Con la nueva ley se podrá expulsar a los okupas en 48 horas

Cada vez es mayor la presión para que se aprueben leyes que protejan a los propietarios de viviendas

En las municipales de Lima arrasó el voto por nadie

En la capital viene ganando un admirador de Bolsonaro, el ultraconservador Rafael López Aliaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris