Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El segmento de plata   Visión   Intervención   Oftalmología   Ver  

Oscuridad

No se valora la capacidad de ver hasta que se pierde la misma. Aunque sea por un corto espacio de tiempo
Manuel Montes Cleries
jueves, 28 de julio de 2022, 13:01 h (CET)

Con la edad te vas encontrando con situaciones que te hacen recapacitar sobre la escasa valoración que le damos a la posibilidad de disfrutar de todos los sentidos.

        

Debido a una pequeña intervención oftalmológica que he sufrido en estos días, durante unas cuantas jornadas he permanecido con dificultades en la visión. Como todo lo que se aprende de mayor, el moverse con escasa visibilidad es un ejercicio difícil. Se encuentra uno con una sensación de inutilidad y de dependencia de los demás.

         

Gracias a Dios, el momento de impotencia ha pasado pronto. En un par de días he recuperado la visión total y solo me queda un morado que me hace parecer a un boxeador después de perder un combate.

         

Los problemas surgidos en uno de los sentidos, te hacen activar muchos más el resto de los mismos. El poder ver muy poco hacia fuera, te hace mirar con más atención hacia adentro. Consecuencia: creo que nos debemos preocupar no solo de mirar; tenemos que acostumbrarnos a ver. A los demás y a ti mismo.

         

El volver a ver trae consigo el prestar más atención a lo que te rodea. Valorar la belleza del universo. La hermosura de un atardecer en la playa o la mirada inocente de un niño. La diferencia entre mirar y ver es semejante a pasar por la vida o vivir la vida. Pasar el rato o descubrir la maravillosa sensación de disfrutar de cada momento.

      

Esta experiencia me ha permitido valorar mucho más lo que tengo, que añorar cuanto vas dejando atrás. Los moratones y las ojeras pasan. Detrás de las gafas oscuras vuelven tus maltrechos ojos a ser espectadores privilegiados de la vida. La oscuridad se tiene en la mente. Pero, contra, ¡cuanto se agradece volver a ver con nitidez!

Noticias relacionadas

Democracia y tecnología: cómo construir un mundo en libertad

Los procesos de cambio que hoy estamos experimentado vienen a ofrecernos retos y riesgos

La diplomacia secreta y el fondo de las relaciones con Marruecos: el Sáhara y Ceuta y Melilla

En la actualidad y salvo en el Sáhara, la diplomacia secreta parece -es secreta- no tener especial relevancia en nuestros contenciosos

Herramientas para combatir el antigitanismo

Se combate en los medios de comunicación

Políticos tontos, maleducados e ignorantes

Pedro Sánchez no dudó en salir a los medios de comunicación para exponer que era una ley progresista y que sería vanguardia, además de imitada en otros muchos países

Bajarse al moro

La enfermiza vanidad de Pedro Sánchez está situando a España al borde del ridículo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris