Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Paraguay   Revolución   Deseos   Realidad  

La realidad de la revolución inconclusa

Euclides Acevedo habla de dar continuidad a revoluciones inconclusas en Paraguay
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
martes, 28 de junio de 2022, 09:55 h (CET)

Dijo un humorista que para el estallido de una revolución, se necesitan oprimidos y opresores, y que estos últimos son fáciles de reconocer por cuanto que siempre están pasándola bien. 


Sucedió en el Paraguay de 1936, cuando un pueblo que salía de una guerra se enfrentó a una oligarquía hegemónica, incapaz de encarar las sustanciales reformas que el momento histórico reclamaba. Aquella revolución, inconclusa que encabezó el Coronel Rafael Franco,  fue recordada por Euclides Acevedo este fin de semana en el interior profundo de Paraguay.


Rafael Franco encabezó el último intento de dignificar la condición de los agricultores paraguayos y promover la equidad social. Pero no era tarea fácil, cercado por intenciones de apetencias siniestras. 


El imperialismo petrolero se negaba a aceptar que se le escape de las manos una nación reducida a la más vil bajeza desde 1870. La vieja Iglesia Católica, inquisitorial y contemporizadora de terratenientes y déspotas deslustrados, abría los confesionarios a la conjura contrarrevolucionaria. La desalojada oligarquía liberal golpeaba desesperada todas las puertas dispuesta a aceptar la mano del mismo gobierno boliviano, si éste se la quisiera dar.


La brevedad de aquel gobierno fue proporcional a su intensidad patriótica. Al cabo de más de ocho décadas, organizaciones sociales, campesinas e indígenas recogen aquellas banderas y en inusual gesto, quiebran lanzas para arropar la candidatura de Euclides Acevedo. 


Mientras los conservadores se sumergen en la trituradora de devastadoras internas sectarias, Euclides suma aliados en su proyecto por una Nueva República. Un sueño que como muchos otros, nació al calor popular en una humilde plaza del barrio Trinidad. 


Ya sentenció el pensador que una ilusión eterna, o por lo menos que renace a menudo en el alma humana, siempre está muy cerca de ser una realidad.  LAW

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Gerontofobia

La sociedad actual expresa de múltiples formas una clara gerontofobia o desprecio a los mayores

¡Y ahora cucarachas!

Pensé que el mundo tendía a mejorar. Ahora tengo mis dudas. Kafka, Orwell o Aldous Huxley escribieron otra cosa. Confiemos en Dios

El gobierno de los parches y los remiendos

Esa es la tónica de actuación de Pedro Sánchez y sus conmilitones: No saber en qué lado quedarse

España y su particular conjura de los necios

“Oh fortuna, diabólica ramera” La conjura de los Necios

La Gala de Cáncer de Marbella 2022 batió récords

510 invitados y 300.000 € de recaudación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris