Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Cultura
Etiquetas:   Filología   Profesiones   Profesionales   Valoración   ética   Costa Rica  

Ética o antiética del profesional costarricense en Filología

Es una profesión muy seria
Redacción
@DiarioSigloXXI
miércoles, 15 de junio de 2022, 09:48 h (CET)

IMG 20220614 WA0010


Empecé a revisar tesis en 2018, cuando obtuve, para ese entonces, mi primera titulación en la Universidad de Costa Rica. Gracias a la confianza que han depositado en mí diferentes personas, con el paso del tiempo y también, al impacto de algunos profesionales en mi formación, fui adquiriendo mayores herramientas y conocimientos respecto a las distintas condiciones y asuntos alrededor de la revisión de tesis y otros trabajos cercanos, como artículos para revistas científicas.


Actualmente, he revisado tesis de diferentes universidades costarricenses. En este breve espacio me referiré, puntualmente, a un incumplimiento de los principios de la ética que todo profesional en filología debería aplicar y cuanto menos conocer. Si bien es cierto, parte de quienes puedo llamar “mis colegas” actúan en su oficio con rectitud; lamentablemente, del otro lado existenciertos vagos sectores que, según sus actos, desconocen la “ética profesional” y el “respeto”.


Este último grupo crece cada vez más. Ellos se han encargado de construir una imagen peyorativa sobre las personas que ejercen su profesión en filología. Una de las formas de hacerlo es cobrando precios “ridículos” no solo para quienes ejercemos en este campo, sino también para el mismo cliente, pues, dentro de mi experiencia he recibido intentos de compra demi firma de revisión filológica. Por supuesto, mi respuesta siempre ha sido y será “NO”, pero lo preocupante del caso es que siempre están un paso adelante.


Dichos tesistas, normalmente, ya tienen en lista de posibilidades a otros “profesionales” en filología que terminan accediendo a la venta de sus firmas e incluso, para hacer la aclaración, sé muy perfectamente que respecto a este último punto podría hablarse de una falta de ética tanto del “profesional” en filología como del “tesista”, pero me incumbe, particularmente, referirme a la denigración la primera, pues provengo de ella, la amo y defenderé su valor porque me ha costado muchísimo llegar hasta donde me encuentro en este momento y sé de muchas personas que sí valoran su profesión y a pesar de haberse titulado, de una u otra forma,siguen invirtiendo muchísimo en su formación intelectualde manera económica, física y mental. 


Todo lo anterior ha provocado que cada vez me aísle más de la revisión de tesis, pues, aunque algunas personas me siguen buscando y me pagan el debido precio, hay mucho personal graduado en filología dispuesto a ejercer su labor al precio que sea. Y cuando digo “al precio que sea” no exagero, pues en 2021 tuve experiencias lamentables. Para aquella época, en medio de la incertidumbre de la pandemia y sin tener trabajo estable, rechacé dos tesistas, porque, según me dijeron, otra persona les estaba cobrando “300” colones la página [40 centavos de dólar aproximadamente]. En ese momento sentí una indignación enorme, pues el precio mínimo de cobro por página, según ley, debería ser 700-800 colones [1,15 dólares aproximadamente], aunqueme contuve a no publicar nada.


Sin embargo, a pesar de llevar casi un año de sobrevivir en España sin goce de salario, pues me encuentro estudiando gracias al prestigio de tener una beca que, aunque no incluye remuneración, me brinda un techo, seguro médico, matrícula y comida, rechacé revisar una tesis, pues ya tenían en lista a alguien que cobraba“400 colones” la página [50 centavos de dólar aproximadamente], lo cual no lo cobré ni siquiera recién graduado y mucho menos,por más necesidades que pase, lo pienso hacer ahora.


Alzo la voz contra esas personas que venden una imagen banal de la filología, cuando en realidad es una profesión que nos ayuda a ser críticos y humanistas; por ende, pido que por favor se cobre según los principios éticos, por respeto a la profesión y a todas las personas graduadas en filología que no toleramos que haya personas diciendo ser “filólogos” (as) y cobrando “300” o “400” colones la página [menos de un dólar].


La filología es una profesión muy seria, por eso, también dirijo mis palabras hacia aquellos tesistas que buscan comprar firmas y contratan a este tipo de personas que son una “burla” para nuestra área, porque al igual que se le paga sin “peros” a un ingeniero, a un informático o a un abogado, se le debe pagar a un profesional en filología, a un artista, a un educador, etc, quienes no son menos valioso que aquellas personas graduadas de carreras más valoradas por la ideología capitalista.


IMG 20220614 WA0012


Sobre el autor de este artículo:

Yordan Arroyo es poeta e investigador costarricense. Graduado de la Universidad de Costa Rica. Actual estudiante de la Universidad de Salamanca, España. Ganador de la Beca Santander y del Certificado de Oro del Ministerio de Educación Pública por su excelencia cultural y académica en estudios de maestría con la Universidad de Costa Rica. Es presidente de la Unión Hispanomundial de Escritores en Costa Rica y director yfundador de la revista literaria Ajkö Ki y editor y colaborador de revistas literarias en Perú, Estados Unidos y México.

Contacto: Idu17933@usal.es

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​El Belén Napolitano del Palacio abre sus puertas con un guiño a la Galería de las Colecciones Reales

El montaje se podrá ver, de forma gratuita, hasta el 8 de enero, en el Salón de Alabarderos del Palacio Real de Madrid

Martín Llade: «La música es todo lo que nosotros queramos sentir y vivir a través de ella»

Entrevista al periodista, escritor y locutor de Radio Clásica. Dirige el programa 'Sinfonía de la mañana' y retransmite cada año el Concierto de Año Nuevo desde Viena

La mirada comprometida, de Nicolás Muller, viaja a Rabat

125 fotografías inéditas del artista que fueron tomadas entre 1930 y 1960

“El arte se concibe en soledad, y tiene una parte de relación con el pastoreo”

Entrevista al pintor Carlos Villoslada, un enamorado de la naturaleza que también ha realizado labores como pastor

“Una foto te tiene que explicar algo, sus imágenes te tienen que hablar”

Entrevista a Ferran Descarrega, fotógrafo, motero y amante del rock and roll
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris