Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Salud
Etiquetas:   Glaucoma   Día mundial   Enfermedad   Afectados   Diagnóstico  

La mitad de los casos de glaucoma en España están sin diagnosticar

Esta enfermedad afecta a 80 millones de personas en todo el mundo y supone la segunda causa de ceguera legal en países desarrollados
Francisco Acedo
@Acedotor
viernes, 11 de marzo de 2022, 10:12 h (CET)

Se estima que la mitad de los casos de glaucoma en España están sin diagnosticar por lo que es fundamental realizar revisiones oftalmológicas que permitan su detección a tiempo para recibir el tratamiento adecuado y evitar el desarrollo de pérdida visual. Así lo advierten desde los especialistas con motivo del Día Mundial del Glaucoma que se celebra el 12 de marzo, con el objetivo de concienciar sobre la importancia del diagnóstico precoz de esta enfermedad que afecta a 80 millones de personas en todo el mundo y supone la segunda causa de ceguera legal en países desarrollados, después de los problemas de retina.


Eyecare 3262295 1920

El glaucoma es una enfermedad ocular caracterizada por la pérdida de visión como consecuencia de un daño en el nervio óptico producido por una intolerancia a la propia presión intraocular. “El daño que produce el glaucoma en el ojo es irreversible, de ahí la importancia de que el diagnóstico se realice de forma precoz. Por eso insistimos tanto en la prevención a través de revisiones periódicas que nos permitan detectar su aparición en fases tempranas donde, con un adecuado tratamiento, es posible controlarlo y evitar la progresión de la pérdida de visión”, advierte el doctor Gonzalo Muñoz, director médico de Clínica Baviera. De hecho, hasta el 90% de los casos de ceguera causados por esta enfermedad se podrían evitar con una detección precoz.

 

Por tanto, es fundamental que aquellas personas con factores de riesgo de desarrollar glaucoma tengan especial precaución y se revisen de forma periódica. Los principales factores de riesgo son la hipertensión ocular (por encima de 21 mm Hg), ser mayor de 50 años y tener antecedentes familiares de glaucoma. Otros factores de riesgo son la miopía, la diabetes y tomar corticoides de manera prolongada. La presión intraocular elevada es el factor de riesgo más importante para la aparición de glaucoma.


Síntomas de glaucoma

 

En la mayoría de los casos, el glaucoma no genera síntomas hasta las fases avanzadas de la enfermedad y por eso se la conoce como la ceguera silenciosa. “Provoca una pérdida de visión de forma lenta y afecta primero a la visión periférica (lateral), llevando a lo que se conoce como visión en túnel o visión en cañón de escopeta. El paciente puede notar dificultad para bajar escaleras o para esquivar algunos objetos”, comenta el doctor Gonzalo Muñoz. La mejor manera de detectarlo es mediante un examen ocular completo, pues una prueba de medición de la presión intraocular no es suficiente ya que una tercera parte de los pacientes con glaucoma no presentan presiones intraoculares elevadas. “Se deben incluir al menos las siguientes pruebas: medición de la presión intraocular, revisión del ángulo de drenaje del ojo, examen del nervio óptico, prueba de visión periférica o campo visual y medición del espesor de la córnea”, explica el experto consultado.

 

Existen distintos tipos de glaucoma siendo el más común de todos y el que afecta al 80% de los pacientes el glaucoma primario de ángulo abierto o crónico simple. “Se produce como consecuencia de una obstrucción lenta en los canales de drenaje del ojo que generan un aumento progresivo de la presión intraocular y el consiguiente daño del nervio óptico. No suele dar señales de alerta hasta fases avanzadas en las que ya es irreversible la pérdida de visión”, asegura el doctor Gonzalo Muñoz.

 

Tratamiento del glaucoma


El tratamiento del glaucoma dependerá de las características de la enfermedad y del paciente, además del momento en el que se haya diagnosticado. “El tratamiento va orientado a rebajar la presión intraocular para frenar el deterioro del nervio óptico y la pérdida de campo visual”, indica el doctor Muñoz.

 

El tratamiento farmacológico con colirios hipotensores suele ser el inicial, pero puede ser preciso emplear cirugía láser (trabeculoplastia) o cirugía convencional (esclerectomía no perforante) que permite crear una nueva vía de drenaje. “La cirugía se valorará en los casos en los que el daño en el nervio óptico sea considerable o cuando se detecte progresión por falta de eficacia o por intolerancia al tratamiento con colirios”, concluye el doctor Gonzalo Muñoz.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Las altas temperaturas causan irritabilidad, mal humor y agresividad en adolescentes

Llevar a cabo acciones que ayuden a preservar el medio ambiente puede ayudar a prevenir el ecoestrés o ecoansiedad.

Pfizer pagará más de 5.300 millones por el laboratorio hematológico GBT

El valor de la empresa se eleva a 5.400 millones de dólares, incluyendo la deuda y el efectivo neto adquirido

¿En qué casos se debe elevar el seno maxilar?

La elevación del seno maxilar asociada a los implantes dentales

¿Cuáles son las principales funciones del higienista dental?

La prevención es el mejor tratamiento de todos, ya que evita la aparición de problemas.

Cómo combatir los síntomas del Síndrome de Intestino Irritable en verano

Afecta a más del 15% de la población, limitando en gran medida su calidad de vida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris