Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Bondad   Maldad   Supersticiones   Demonio  

​La mente hecha demonio

Las personas espirituales o de bien, no usan su energía para beneficiar el mal
Bayardo Quinto Núñez
miércoles, 26 de enero de 2022, 09:52 h (CET)

La gran mayoría de las personas se dejan llevar por la superstición, creer que a través de una bola de cristal, o cristal, se generan hechizos como poder sobrehumano. De tal suerte, la mirada (s) en esos cristales, incluyendo toda clase de ritos, encantamientos, oraciones, y etcéteras, con la llamada magia blanca o negra es pura mentira, son percepciones, faltaría, que desembocan en una obsesión mental y de situaciones, donde su potencia psíquica, los practicantes lo hacen para obtener beneficios personales a través de la sugestión: "Influencia que alguien provoca sobre la manera de pensar o de actuar de una persona, que anula su voluntad y la lleva a obrar de una forma determinada".


Las personas espirituales o de bien, no usan su energía para beneficiar el mal. Todo esto, es asunto de artificio acomodaticio, no es científico como la psicotrónica, psicología, siquiatría, dónde se contra reflejen imágenes en la mente, por ejemplo, ponemos un espejo expuesto a los rayos solares lejanos tendríamos un símil-semejante al sol, pero nunca igual-, y la conciencia mental, a través, por medio, del cuerpo mental, sin transmitir impresiones al cerebro físico, queda todo sobre nada, en un vacío.


Ahora bien. Si leemos un libro, se perciben desde la óptica visual los símbolos impresos, sus imágenes, elementos, ahí actúa la conciencia física de su existencia, pero si se ignora su contenido para lo cual fue creado se volverá a encontrar en el mismo estado, y aunque se esfuerce el reconocer el asunto. Empero, el que escruta, descubre su significado y lo transporta a otro estado mental, en dónde podrá visualizar la vida externa, y si comprendemos el significado de sus hermosas y elogiosas palabras, oraciones, frases, entramos en contacto con el autor de la (s) obras-libros-, y asciende a grado institucional al lograr entrar en contacto con el pensamiento, mente del autor, de lo contrario sería una simple lectura.


Ahora bien, simplemente cualquier libro es conciencia física, pero si se combina la mente con la relación de las múltiples ideas del texto-libro- leído en diversas formas obtenemos el concepto verdadero para lo cual fue creada esa (s) obras letrísticas. Entonces, nuestra conciencia será mental y será intuitiva, la relación que se logré entre el libro y el pensamiento abarcando una sola unidad. Por lo tanto, es inexistente la sugestión desde la lectura profunda o no de una obra letrística, lo que se logra, es ir hacia un estado mental de convencimiento o no de lo leído.


Claro. Se comprende el éxtasis, de lo leído, dónde el ego se pueda hallar dispersado, disociado de nuestro cuerpo físico quedando inmóvil, cataléptivo, pero aunque pueda ser que después de una lectura interpretativa se quede cataléptivo, pero no muerto, porque estás consciente, el cuerpo físico recobra su vigencia cuándo el ego regresa a su estado normal, recordando todo su embeleso de las experiencias, después de haberse sustraído eventualmente del cuerpo físico a otro nivel de conciencia, siendo esta catalépsia momentánea, durante la lectura profunda deleitante.


Estos, son los síntomas, de la mente, en todos los ámbitos. De tal suerte, la brujería no existe, es un prehistórico hito inventado. Todo radica en el poder de la mente amen que, interpósitas personas maldicientemente proponen daños con sustancias extrañas preparadas, eso no es brujería, es maldad demoníaca de la mente humana, y es una grosería para descomponer la mente o el cuerpo físico, eso sí existe. Pero. Es, más poderoso el poder de Dios.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Paseando por Bara

Venancio Rodríguez Sanz

La dimensión ética

JGRodriguez, Cáceres

Una sociedad cada vez más longeva, pero…

José Morales Martín, Gerona

Reconocer la labor de agricultores y agricultoras

Jesús Domingo Martínez

Los datos del paro

JD Mez Madrid, Gerona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris