Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Nuevo orden mundial   Kazajistán   Criptomonedas   Estrategias  

Ordo novo seclorum, un trabajo meticuloso con la pandemia

Muchas opiniones me han “sugerido” que no diera luz a este artículo, pero no tengo miedo a las consecuencias
José Luis Ortiz
domingo, 23 de enero de 2022, 09:13 h (CET)

Las revueltas políticas en Kazajistán han sido empleadas con maestría en esa  ejecución milimétrica para el nuevo Orden Mundial que se lleva gestando desde hace décadas, con actividades medidas desde la década de los 90 es una clara muestra de un plan maestro que no se interrumpe.


La criptomoneda se sustenta en tres principios:

1- Electricidad y energía económica. El alza de los precios ha generado parte de su  desplome.

2- Internet fluida. Los cortes, ¿se pueden considerar casualidad?

3- Estabilidad económica otro factor en serio cuestionamiento y en claro desplome ¿otra casualidad?


Kazajistán es el segundo país del mundo, por detrás de EEUU, en la minería de criptomonedas, realmente es un 18 % de la producción mundial de criptomoneda. Las granjas de criptominería de Kazajastán funcionan principalmente con plantas antiguas de carbón  que, junto con las minas de carbón y pueblos enteros construidos a su alrededor, son un grave inconveniente para las autoridades y ya el año pasado ya mostraron su interés en luchar contra ello, apoyándose en “que consumen excesivas cantidades de energía”.


¿Acaso no pudieran ser estrategias para desmontar un sistema económico, que hasta ahora ha funcionado para cambiar no sólo estructuras económicas, sino sociales y políticas? No voy a emplear palabras mías si del gran libro, considerado maldito que es 1984 de George Orwell, que recomiendo encarecidamente leer para abrir mentes y conciencias.


1-  “La guerra es la paz, la libertad es la esclavitud, la ignorancia la fuerza”

2- “Esta era la más refinada sutileza del sistema: inducir conscientemente a la inconsciencia, y luego hacerse inconsciente para no reconocer que se había realizado un acto de autosugestión. Incluso comprender la palabra doblepensar implicaba el uso del doblepensar.

3- “Y, después, algún cerebro privilegiado del Partido Interior elegiría esta o aquella versión, la redactaría definitivamente a su manera y pondría en movimiento el complejo proceso de confrontaciones necesarias. Luego, la mentira elegida pasaría a los registros permanentes y se convertiría en la verdad".

4-” Cada año habrá menos palabras y el radio de acción de la conciencia será cada vez más pequeño. Por supuesto, tampoco ahora hay justificación alguna para cometer un crimen por el pensamiento. Sólo es cuestión de autodisciplina, de control de la realidad. Pero llegará un día en que ni esto será preciso".


¿No piensan que esto , no es el camino, sino lo que ya ocurre? He de decir que muchas opiniones me han “sugerido” que no diera luz a este artículo, pero la verdad no tengo miedo a las consecuencias que me pueda reportar pues sólo soy servidor de la coherencia y la verdad, aunque en ocasiones eso tenga consecuencias. No obstante transcribo el final del libro, quizás para asumir lo inevitable.


“Marchaba por un claro pasillo con la sensación de andar al sol y un guardia armado lo seguía. La bala tan esperada penetraba por fin en su cerebro.  Contempló el enorme rostro. Le había costado cuarenta años saber qué clase de sonrisa era aquella oculta bajo el bigote negro. ¡Qué cruel e inútil incomprensión! ¡Qué tozudez la suya exilándose a sí mismo de aquel corazón amante! Dos lágrimas, perfumadas de ginebra, le resbalaron por las mejillas. Pero ya todo estaba arreglado, todo alcanzaba la perfección, la lucha había terminado. Se había vencido a sí mismo definitivamente”.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Mercado y sociedad

Lo que hay alrededor de la vida económica

Excluyentes

De tanto excluir a los demás, se generan verdaderos monstruos

Bello como justicia electoral en llamas

'Bello como una prisión en llamas' es un libro memorable sobre un oculto episodio de la historia inglesa

Los socialistas y su mangoneo ridículo de los impuestos

El separatismo catalán y su catástasis disolvente

Solidaridad y transparencia

Nuevo “impuesto de solidaridad”: el que paga para un fin tiene derecho a conocer lo que se hace con el dinero recaudado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris