Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Libros
Etiquetas:   Reseña literaria   Libro   Futuro   Ensayo  

Inventar el futuro de Federico Mayor Zaragoza (Editorial Ánfora Nova)

El nivel del mundo que vislumbramos para el futuro no es en absoluto para regocijarnos
Francisco Vélez Nieto
lunes, 10 de enero de 2022, 09:35 h (CET)

Puede que el título de esos importantes ensayos que nos muestra el poeta y reputado científico Federico Mayor Zaragoza que de nuevo muestra con ejemplar exposición y un arduo trabajo científico, trabajo de alta personalidad de recopilación de años de sólidos trabajos de investigación en los que el desafío de su contenido muestra con estilo y calidad de una personalidad de largos trabajos dedicado a razón de ser de unos planteamientos con un contenido muy claro frente al desvarío del conservadurismo de liberalismo fanáticamente ciego y conservador bajo una calculada y amenazada mente como espada que sobrevuela sobre las cabezas –incluida la ceguera conservadora, los criterios políticos, que sin exacta receta el liberalismo conservador muestra, viene se los poderes impuestos sino del todo o nada de actitudes absolutos del todo o nada, es decir, poder que se niega a ver y aceptar el sendero donde con absoluta y ciega fuerza la situación cada día que pasa se encuentra más cerca del precipicio. “Necesitamos Universidades que formen ciudadanos y no súbditos”. “Si somos millones los que damos un paso, daremos un gran salto, si no, seguiremos en las manos de unos cuantos que tienen el gran dominio del voto”.


            Vivimos y padecemos bajo la avaricia de dinero todos encierra en ese equivoco liberalismo cuajado de una falta de lógica real ante la situación que amenaza al planeta tierrade espaldas a la gran catástrofe de no colcharse sobre el verdadero mal. La tierra se va agotando hasta no cuidar la necesidad del agua potable que padece la más explotación desmesurada hasta llegar a provocar guerra de tan preciado. Luego como consolar al pobre con rezos si hasta dios se ha puesto enfermo.


Y la mentira en ejercicio y descaro se convierte es un decreto a toque de corneta. Para alegrarle al pobre las pajarillas, ese pobre quien, para guardar las formas de la mentira convertida  en cinismo se le llama oficialmente “Los menos favorecidos”, podrida cáscara del pobre. Sarcasmo bendecido y aprobado por los poderes facticos alienadores de la mentira. Mientras el planeta tierra se desmorona cada día con mayor deterioro de esta tierra que es nuestra,nuestra pero que el despiadado negocio de dinero y nada de otra cosa o materia cuidándola como oro en paño para los altos poderes establecidos y las zurrapas para los “menos afortunados”.

            

La historia se repite protagonista las olas de la algarabía  de una  atmósfera oficiante. Somos posiblemente muchos, pero insuficientes para detener esta aviaria que convierte a la mentira con la verdad. Ocultando la escalofriante realidad junto al borde de la catástrofe mundial que esconden en las espaldas de la avaricia sumiendo a los pueblos en la ignorancia del consumo desmembrado.

Mayor Zaragoza en estos ensayos que componen El mundo que deslumbramos y que los de arriba del todo con la ayuda de sus propios alimentados en buen pesebre mantienen en deslúmbrate pantalla de enamoramiento. Más pese a todo este enorme drama arrasador. No podemos vivir en la inocencia de no quieres saber La verdad. Solo meditar es insuficiente, pues la cultura también la dominan. Como con firmeza señala Mayor Zaragoza:

            

“Salgamos de esta dudosa tolerancia que nos hace tolerar lo intolerable —la miseria, el hambre, el sufrimiento de millones de seres. Fuera de esta caverna encontraremos el brillo del sol —el de la compasión y de la fraternidad”.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Hasta que se demuestre lo contrario

Relato corto

Amor en las venas, poesía y etología

Lo cotidiano eres tú, soy yo, somos todos.. (Filosofar en lo cotidiano)

Soy mayor

Deseo una vida tranquila

El alma

Poema

El valor de la pluma

A Massiel Dayana y Huguette
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Código Bonus México  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris