Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

¿Apagón general?

Jaime Fomperosa Aparicio, Santander
Lectores
@DiarioSigloXXI
martes, 9 de noviembre de 2021, 11:15 h (CET)

Como ya he dicho en más ocasiones, nací en 1936, en plena guerra civil, he sufrido la penuria total de los bienes materiales, igual que los demás ciudadanos, pero nos educaron y fuimos creados en una sociedad cristiana, que es el mayor bien que puede poseer una persona, por lo cual doy gracias a Dios. 


Actualmente ya estamos sufriendo un apagón general, pero ese apagón es espiritual que es mucho más grave que el apagón material. Cuando se alteran los valores humanos y ponemos en primer lugar lo material ante que lo espiritual, todo se descompone; por que el ser humano es espiritual, y lo material no puede llenar ese vacío interior que experimentamos todos los seres humanos, y así se promueve un materialismo rabioso que nunca queda satisfecho y necesita más y más bienes materiales. 


Pero ¿Cómo hemos llegado a esta situación? Si volvemos la vista a cualquier nación europea, vemos infinidad de catedrales, monasterios, santuarios, cruces, conventos, monumentos etc. etc. Que nos hablan de un pasado cristiano de todas las naciones, pero ya antes del Concilio Vaticano comenzó a establecerse como primero lo material, antes que lo espiritual. Y lo grave de esta actuación, es que este cambio no fue producido por los políticos sino dentro de la propia Iglesia Católica, por el llamado progresismo eclesiástico. 


Y esta es la causa principal de la caótica situación por la que atraviesa la Iglesia Católica, en la cual el mayor poder lo ostenta la Jerarquía progresista que ha desacralizado y mundanizado a la Iglesia y que parece que no cede en su empeño de hacer una Iglesia nueva, social y mundanizada; el otro caos es el que impera en la sociedad, pues por motivo principalmente del clero progresista, aquellas naciones europeas que antes eran cristianas y cuna de civilización, ahora son paganas y expendedoras de toda clase de maldades al mundo.


¿Cuál es la solución? Volver a poner en primer lugar lo espiritual no lo material. Es decir, primero Dios luego el hombre.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Trescientos millones

En Gijón hay ejemplos de grandes inversiones que no han servido para nada

Series nuestras de cada día

Algunas ideas para guionistas

Polvos revolucionarios que anuncian lodos de violencia

“Los países de Europa son demasiado pequeños para asegurar a sus pueblos la prosperidad y los avances sociales indispensables”, Jean Monnet

​Con la nueva ley se podrá expulsar a los okupas en 48 horas

Cada vez es mayor la presión para que se aprueben leyes que protejan a los propietarios de viviendas

En las municipales de Lima arrasó el voto por nadie

En la capital viene ganando un admirador de Bolsonaro, el ultraconservador Rafael López Aliaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris