Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
19º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Libros
Etiquetas:   relato breve   Pasado   presente   Futuro   Narrativa  

Narrativa: El pasado y el presente no existen, el futuro es todo

Con lo cotidiano, el ser social efectivamente capta, aprende a imprimir sus pensamientos con su propio sello, echa a volar su mente
Bayardo Quinto Núñez
lunes, 11 de octubre de 2021, 08:44 h (CET)

Tres amigos, José, Norberto y Jacinto, conversaban amenamente, bajo las copiosas sombra de las hojas del jardín de José, y de un inmenso árbol de mango, que sus frutas parecían manzanas, en donde degustaban, unos frijoles molidos con chile y pan francés, y de sobre mesa unas galletas simples.


-Vean los tres tiempos, pasado, presente y futuro, están recopilados en uno sólo, que se llama futuro, dijo-Roberto- a sus amigos, y, de paso acariciaba las flores del jardín con su vista.


-Con lo cotidiano, el ser social efectivamente capta, aprende a imprimir sus pensamientos con su propio sello, echa a volar su mente, y sus sentimientos se enaltecen, de igual manera, su creatividad transforma y enciende nuevas brechas y señala un horizonte. De eso siempre ha tratado la vida..., sino veamos el mundo que nos merodea, les respondió-Norberto-.


-Sería irrisoria, que se esté contra la pretensión, de buscar algo bueno por lo mejor, que este capitulo no sea lo bueno enemigo de lo mejor, porque sustancialmente, si hacemos algo con sanas intenciones, es porque se pretende mejorar, y no ir para atrás..., de lo contrario, seríamos la negación de la negación- inquirió Jacinto-, al momento que volteó su cabeza, para observar a la empleada Matilde, que se desplazaba con la bandeja como hamaca.


-Y. Se estaría contra la visión de futuro, que dejó de ser pasado y, que siempre estará en futuro. El pasado no existe, ni el presente, sólo el futuro, de acuerdo-contestó, Norberto-, en esos instantes se desprendía del manto celestes una oscurana que deba temor y sendas rayerías, que el cielo verlo, era un espectáculo, por que lo iluminaba como la luz del día.


-Es decir, el futuro es el pasado y presente, siendo estos el mismo futuro, quiere decir que siempre estamos viviendo en futuro, -acertó una cuarta intervención, la realidad del tiempo-.


Los amigos, se tuvieron que despedir porque, el tiempo se había vuelto infernal con la lluvia que brotaba a raudales, desprendida del cielo y los rayos, que eran sendas corrientes eléctricas.-Nos vemos, dijeron todos-.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

​Noches de insomnio

La bondad se perdió hace ya tanto que hoy sueño con ella

​Incendiad las fincas

Del libro "La guadaña entre las flores"

AGOTADA

Agotada, por mi falta de autoestima, siempre aplastada por tus firmes pisadas.

Cuando llueve, no hay incendio

Tendrán que ir llevándolo

El aire

Viajero infatigable y generoso, que prolifera por el infinito, haciéndonos el mundo más hermoso
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris