Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Reflexiones   Globalización   Países   Guerra   Derrota  

Las conquistas silenciosas

Dentro de muy poco contemplaremos los antes modernos estados europeos, degradados, divididos, con una confrontación social en aumento y una inseguridad política al alza
Ángel Alonso Pachón
@AAP1942
martes, 31 de agosto de 2021, 11:25 h (CET)

Hace ya bastante tiempo que las guerras han dejado de ser la “fórmula” de conseguir los objetivos.

Las guerras, siempre y hoy día más, se han convertido en uno de los “sistemas” mejor considerados para equilibrar economías. Los enfrentamientos llevan tras de sí la humillación, el rencor, la envidia, el odio y la división. Nunca se entendieron bien las banderas de los triunfadores con los derrotados y posteriormente humillados.


Siempre, los enfrentamientos entre personas, entidades o países se originan por motivos de interés ya sea personal, de grupo o de país. La bondad platónica nunca genera guerras.

El hombre, maestro de serpientes, ha aprendido el “Zip… Zap…, rastreador”: “INVASIÓN SILENCIOSA”… “asfixiante”… “anestesiante”… , SIN ARMAS.


El globalismo, utilizado como santo y seña del avance social, impregna de “rastreadores emigrantes” los países occidentales sin ningún tipo de norma que garantice su propia estabilidad cultural, social y política.


Los Pueblos, las Ciudades, las Provincias, las Regiones, las Comarcas, que sumadas dan como resultado el ESTADO y el PAÍS, van, de forma silenciosa, siendo sometidas a las exigencias éticas, culturales y religiosas de los “zapadores, rastreadores”, que conquistan sigilosamente, por la vía de una convivencia engañosa, aprovechada por los EMIGRANTES-dirigentes , auténticos ZAPADORES en la retaguardia.


Dentro de muy poco contemplaremos los antes modernos Estados europeos, degradados, divididos, con una confrontación social en aumento y una inseguridad política al alza. El paraguas protector de sus propiospaises estará agujereado y es, entonces, cuando todos se preguntarán ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?... Un humanismo equivocado, sin exigencias, sólo lleva a la INVASIÓN SILENCIOSA POR EL ACOGIDO… Sin armas. Todo CLUB tiene su regla y se mantienen mientras dichas reglas se cumplan. La entrada es voluntaria; la permanencia es EXIGENTE y, en consecuencia, excluyente.


Un PAÍS es el CLUB más importante culturalmente y, además, aceptado LIBREMENTE.


Hoy, siglo XXI, las dunas parece impedirnos una visión clara y diáfana… El viento desplazará las dunas y los CASCOS INVASORES SE VERÁN EN LONTANANZA. No lloremos por los que se fueron, mejor lloremos por los que aquí quedamos, CIEGOS, CONFUNDIDOS, SIN FUTURO DE TRADICIONES y, sobre todo, CONSENTIDORES.


La realidad serpenteante acepta todo trabajo, que la realidad cultural rechaza…Cada vez más los campos son abono de conquista y las ciudades, páramos, refugio de desertores. Las CONQUISTAS SILENCIOSAS no aparecen en televisión sino en el vacío legal y en la falta de cobertura protectora del pasado cultural de cada Comunidad de Convivencia. Leamos, todo esto, entre líneas… Será la mejor manera de reflexionar y fuente fecunda para sobrevivir.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

De traición en traición

La trayectoria de Pedro Sánchez, desde que llegó torticeramente a la presidencia del Gobierno, está envuelta de todas las trapisondas e ilegalidades conocidas

Fátima, Rusia y la Legión de María

Jaime Fomperosa Aparicio, Santander

De la importancia de rogativas y procesiones cuando la necesidad arrecia

Josefa Romo, Valladolid

​La desprotección

JD Mez Madrid, Gerona

Te veo engolado

Pedro García, Gerona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris