Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
18º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Convivencia   Democracia   Constitución   Nación   Partidos Políticos   Normas   Reflexiones  

La aceptación de los estatutos... genera convivencia

Cada cual es muy libre de crear una asociación, fundación o partido, como, igualmente, cada ciudadanos es muy libre de vincularse al organigrama que desee
Ángel Alonso Pachón
@AAP1942
jueves, 8 de julio de 2021, 09:28 h (CET)

Linde o lindero: Límite entre parcelas o propiedades.

Arcén: Margen a uno y otro lado de la calzada para uso peatonal.

Mojón: Poste de piedra que sirve para marcar el límite de una propiedad, o para indicar las distancias o la dirección en un camino.                                    

Norma: Principio que se adopta para dirigir la conducta o la correcta realización de una acción o actividad.


Toda organización lleva consigo, como identidad de la misma, unas bases Estatutarias, que recogen las “normas, mojones, arcenes y linderos”, para llevar a buen puerto la finalidad de la misma.


Lo normal, lo común y lo general es que toda organización considere, como esencial y sine quo non, la aceptación y cumplimiento de sus Estatutos y nunca será considerado discriminatorio el rechazo de aquello o de o aquellos que no acepten las “normas, mojones, arcenes y linderos” aprobados en su constitución.


En consecuencia con lo expuesto, es “normal jurídicamente” que existan asociaciones y entidades cuyos estatutos choquen entre sí y puedan perturbar su “convivencia”. Ante esto sólo existen dos posibles decisiones: O se adaptan y complementan entre ellas las “normas, mojones, arcenes y linderos” o sencillamente “conviven” respetándose y defendiendo honradamente sus principios sociales.


Con estas bases desaparecen de toda sociedad “democrática” y “libre políticamente” los términos peyorativos, despreciativos e inquisitoriales dirigidos al contrario. Todo lo contrario que estamos acostumbrados a ver en nuestra “singular, querida y vilipendiada España”


Cada cual es muy libre de crear una “asociación, fundación o partido”, como, igualmente, cada ciudadanos es muy libre de vincularse al organigrama que desee.


Importante, en este razonamiento, es saber, conocer y aceptar que cuando estos principios se elevan al concepto de NACIÓN, entonces hablamos sencilla y llanamente de CONSTITUCIÓN, en la que las “normas, mojones, arcenes y linderos” funcionan, mutatis mutandis, como en cualquier organigrama social.


A la algarabía se la llamará descontento… A las “anormalidades” las pondremos el nombre de “delitos”… A los “delitos” les colocaremos el sobrenombre de: RESPONSABILIDAD CÍVICA.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Tiempos modernos

Somos testigos de un montón de cambios que nos cuesta mucho trabajo digerir

Enrique Canchola: visibilizar la poesía desde las neurociencias

Su obra se ha convertido en referente imprescindible para los interesados en mirar la poesía desde la óptica del estudio multidisciplinar del cerebro

El caso Puigdemont apesta. El Gobierno cómplice niega su extradición

Quien parece ser el más interesado en que Europa no extradite al prófugo, resulta ser el propio Gobierno español, dirigido por Pedro Sánchez

La sensatez, más necesaria que nunca

Regrese a nuestros oídos la voz de esa gente noble, que une convenientemente en sí notables pulsos interiores, de laboriosidad y cordura, ante la multitud de salvajes desconciertos que nos enturbian

Muchos menos que un club

La realidad de hoy es tan ruinosa para el Barcelona, como para toda Cataluña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris